Mercedes GLA: Multitalento
A FONDO

Mercedes GLA: Multitalento

El GLA es un integrante más del segmento todocamino, aunque en este caso apuesta por una altura más reducida de lo normal lo que da lugar a una mezcla bastante lograda entre compacto y SUV.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

14 de Mayo 2014 19:58

Comparte este artículo: 0 0

Las veces que hemos probado el Clase A hemos destacado muchos aspectos, pero también le hemos dado algún tirón de orejas por ser algo incómodo, por tener un maletero pequeño o porque la calidad, siendo aceptable, no estaba al nivel de una marca como Mercedes. Pero muchas de estas pegas quedan eliminadas de un plumazo en el nuevo GLA, un todocamino peculiar por su baja altura (es sólo 6 centímetros más alto que un A en su versión básica) que en líneas generales nos ha gustado más que su hermano pequeño. Sí, porque la nueva variante de la familia del compacto alemán mide 4,41 metros de longitud (12 cm más) lo que le permite ofrecer un maletero de 421 litros (120 litros más) y en línea con el que ofrece por ejemplo el BMW X1, uno de los rivales directos del GLA.

Al nuevo 'crossover' de la marca de la estrella también se le nota mejor hecho. No es por nada concreto y es por todo. Menos grillos, mejores ajustes... el secreto queda desvelado al comprobar los nuevos refuerzos que ha recibido la carrocería para poder convertirse en un todocamino. Refuerzos que comprenden los montantes centrales, las torretas de los amortiguadores delanteros, los largueros y los bajos del vehículo. Al GLA se le nota en general más robusto pero también más cómodo. Porque los tarados de suspensión logran sujetar bien el coche sin sacrificar el confort y porque dentro se va más holgado y detrás se ofrece algún centímetro más.

Características del Mercedes GLA

La gama de motores preparada para el GLA tiene mucho que ver con lo ya visto en A y CLA. Se parte en gasolina de un 200 de 156 CV sólo disponible con cambio manual y tracción delantera. La otra opción con este tipo de combustible es el 250 de 211 CV asociado de serie al cambio automático de doble embrague y con posibilidad de elegir entre tracción delantera o total 4Matic. En diésel el 1.8 CDI de origen Mercedes y 136 caballos se ha sustituido por el 2.2 de la misma potencia y con él se consigue prácticamente el mismo consumo pero mejores prestaciones. Este propulsor lleva cambio manual y puede combinarse con tracción delantera o total. Pero en su versión más sencilla ha conseguido homologar un consumo mixto de tan sólo 4,3 l/100 km. El diésel más potente será el 220 CDI con el mismo motor 2.2 pero 170 caballos, cambio automático y tracción delantera o total.

El nuevo GLA es un todocamino en general agradable y fácil de conducir aunque durante la toma de contacto en mojado y forzando el ritmo con asfalto resbaladizo, en dos de las unidades probadas se ha mostrado muy subvirador. Todo apunta al tipo de neumático y a la calzada especialmente resbaladiza de la zona, por lo que esperaremos a probarlo a fondo para emitir el juicio definitivo. En cualquier caso el eje trasero multibrazo (en la era en la que todas las marcas han comenzado a recurrir a sistemas más sencillos y baratos) y un inteligente sistema de tracción total con embrague multidisco (menos eficaz que el del GLK pero suficiente para su filosofía) son tecnologías suficientes como para asegurar una utilización adecuada y segura.

A igualdad mecánica, el GLA de tracción delantera es sólo 1.250 euros más caro que el A, y puede que sea el dinero mejor invertido antes que cualquiera de las opciones de la larga lista de equipamientos extra de ambos modelos.

Artículos recomendados

Sigue Motor16