miércoles, 5 octubre 2022

BMW: qué significan sus siglas y el porqué de sus siglas

Habitualmente usamos palabras conformadas por siglas sin preguntarnos su significado. Esto es así en el caso de marcas famosas… Pero en muchos casos sabemos lo que quieren decir perfectamente: H&M, KFC, D&G… En el mundo de la automoción existe, por ejemplo, el caso de la «doble R» del logo inconfundible de Rolls Royce. ¿Y qué hay de BMW? También incluye en su logo varias letras, pero eso sí, enigmáticas… Hasta ahora.

El secreto más oculto de una de las marcas más importantes del panorama del motor se remonta a su propia historia. Hoy en día, BMW es uno de los principales fabricantes de coches de alta gama y de lujo, con unos ingresos de 111 mil millones de euros en los últimos 12 meses. Pero a pesar de ser una empresa tan conocida, hay muchas dudas sobre ella… Y es importante acudir al origen de todo para descifrar lo que desconocemos.

La historia detrás de las siglas de BMW

BMW, en realidad, procede de la industria aeronáutica alemana. Fue fundada en 1916 y empezó como una compañía que fabricaba motores para aviones desde unos años antes, allá por 1913, por lo que la Primera Guerra Mundial le hizo embolsarse bastantes beneficios. De hecho, empezó llamándose Rapp Motorenwerke GmbH y suministraba los motores de la antigua fuerza aérea imperial alemana, nada menos.

Por aquel entonces, el papel de los automóviles para el público general era muy limitado. Quienes tenían que recorrer grandes distancias usaban el ferrocarril, lo cual explica por qué el dinero estaba en la aeronáutica. Rapp Motorenwerke tenía su sede en Múnich, al igual que la fábrica de aeronaves donde se instalaban los motores en los aviones. ¿Pero cuál fue el devenir de esta empresa y en qué momento se readaptó a BMW?

bmw