viernes, 30 septiembre 2022

Bentley Bentayga S. Marcando carácter

La familia Bentayga de Bentley recibe a un nuevo miembro: el Bentayga S, que se une a los ya conocidos V8, híbrido enchufable y W12, además del Speed.

Un aspecto más deportivo

La novedad que trae es más bien estética, aunque sí que esconde algún que otro elemento mecánico para mejorar las sensaciones. Pero visualmente, el Bentayga S cuenta con un deportivo exterior, con pilotos oscurecidos, detalles en negro brillante, un alerón trasero de mayor tamaño para mejorar la estabilidad, un sistema de sonido que mejora el sonido del motor o las llantas de 22 pulgadas que pueden elegirse en tres acabados distintos.

1 ams24Jt6cNaY3 Motor16

En el interior los cambios también van en la misma línea, manteniendo la idea de la deportividad en mente, pero sin renunciar a todos los lujos que se merece y que se le presuponen a cualquier modelo que sale de las fábricas de Bentley. Así nos encontramos con un habitáculo que cubre en Alcantara los asientos, el volante, el selector del cambio e incluso el techo. También destacan los logos 'S' bordados en los reposacabezas, las molduras especiales, los umbrales de las puertas iluminados o el cuadro de instrumentos digital, que lo toma prestado del Bentayga Speed.

Motor V8 y algún truco mecánico

Sin embargo, no todo lo que trae es estético, pues aunque el motor es el V8 biturbo de 4 litros que encontramos en el modelo corriente, con sus 550 CV de potencia y 770 Nm de par,el Bentayga S cuenta con un sistema activo de barras estabilizadoras que puede reaccionar en menos de un segundo, haciendo que el balanceo del coche en curva sea inferior y permitiendo así un paso más limpio. También se le ha recalibrado el sistema de vectorización del par, así como el modo Sport, que ofrece unas mejores sensaciones de la dirección, junto con un mejor balance de la suspensión para las inclinaciones de la carrocería, cortesía de un 15% más de dureza en la amortiguación neumática.

2 ams24Jt6cNaY3 Motor16

Lo que sí se mantiene con respecto al modelo V8 es la transmisión automática de ocho velocidades y el sistema de tracción total de serie. Gracias a esto y a sus 550 CV, el Bentayga S es capaz de pasar de 0 a 100 en 4,5 segundos, llegando a los 290 km/h como velocidad máxima.