jueves, 9 febrero 2023

Audi A8 L extended. La limusina de los cuatro aros

Hace un par de meses pudimos ver rodar por carreteras heladas este Audi A8 con el debido camuflaje, el cual dejaba claro que se trataba de algo grande, y nunca mejor dicho. Ahora tenemos ante nosotros el majestuoso Audi A8 L extended, un vehículo one-off que ha sido fabricado de forma artesanal y se trata de un encargo de un cliente cuya identidad está en secreto. Si bien, hay quien se lo atribuye a la familia real de Noruega como «regalo» para el Rey Harald en su 25 aniversario como monarca.

1,10 metros más largo que un Audi A8 L

Independientemente de quien haya sido su mentor, la verdad es que este Audi A8 L extended nos deja atónitos. Su carrocería de aluminio pintada en un tono denominado Moonlight Blue Metalic se extiende desde los 5,26 metros de longitud que mide un Audi A8 L hasta nada menos que los 6,36 metros en el caso de esta versión que adquiere la denominación «extended». Aunque es largo, no llega a los 6,50 metros que mide el Mercedes-Maybach Pullman o los 6,57 metros que mide el Bentley Mulsanne Grand Limousine.

Motor16

Esta longitud se alcanza gracias a que su distancia entre ejes pasa de 3.122 a 4.220 milímetros, un cenímetro menos que lo que mide un Audi A3. Audi asegura que han tenido que modificar todo el vehículo desde el pilar A hacia atrás, mientras que su desarrollo ha llevado más de un año de trabajo. Lo que más quebraderos de cabeza ha dado a los ingenieros de Audi ha sido mantener la rigidez a la torsión y a la flexión de su carrocería, de manera que se han colocado nuevos refuerzos de aluminio por su techo, donde encontramos una cubierta completamente acristalada que tiene una longitud de 2,40 metros de largo.

Un interior de lujo

A su suntuoso habitáculo se accede por medio de seis puertas y una vez dentro encontramos seis asientos individuales que se tapizan en cuero Valcona de color beige. Este mismo tono lo adquiere el tapizado del suelo o las inserciones en Alcántara de su techo. No falta un sistema de iluminación ambiental, inserciones en madera, cortinas en las cuatro puertas traseras para ganar privacidad… Y tampoco falta una generosa consola central con pantalla táctil y un refrigerador en la parte trasera.

Motor16

Decir que el confort de marcha está más que asegurado gracias a unos asientos regulables eléctricamente, con climatización y función masaje. Y para evadirnos del exterior nada mejor que su sofisticado sistema de sonido firmado por Bang & Olufsen.

Sencillez mecánica

Su longitud extra eleva el peso hasta unos sorprendentes 2.418 kilos (1.955 kilos pesa un Audi A8 L 3.0 TFSI), lo que hace pensar que bajo su capó delantero encierra el proulsor 4.0 V8 TFSI de un Audi S8 o el refinado 6.3 W12 de 500 CV (aquí tienes la prueba de un A8 L con esta mecánica W12). Nada más lejos de la realidad, pues se conforma con un eficiente 3.0 V6 TFSI, un corazón que genera una potencia de 310 CV y un par máximo de 440 Nm. Se asocia a una transmisión Tiptronic de 8 velocidades y cómo no, no podía faltar el sistema de tracción quattro. A pesar de su corpulencia y peso, este Audi A8 L extended es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos (5,9 segundos necesita un Audi A8 L 3.0 TFSI) y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h.

Tras sus exclusivas llantas de 19 pulgadas esconde un sistema de frenos que se hereda directamente de un Audi S8, mientras que las suspensiones neumáticas han sido adaptadas para optimizar el confort de marcha de los seis ocupantes que puede transportar con la mayor comodidad posible.