Así es el interior del Audi Q4 e-tron
OFRECERÁ INSTRUMENTACIÓN DE REALIDAD VIRTUAL

Así es el interior del Audi Q4 e-tron

Tras los e-tron, e-tron Sportback y e-tron GT, Audi ha preparado otro eléctrico: el Q4 e-tron, un SUV de 4,59 m. Y aunque poco nos cuentan de la parte mecánica, la firma germana desvela su innovador interior, con avances en funcionalidad y sistemas de control, y mayor aprovechamiento del espacio.

Pedro Martín

Pedro Martín

9 de Marzo 2021 09:36

Comparte este artículo: 0 0

Será en abril cuando Audi elimine el camuflaje de la carrocería del Q4 e-tron y nos muestre cómo es su nuevo SUV eléctrico de tamaño medio, que anuncia dimensiones de 4.590 milímetros de longitud por 1.865 de anchura y 1.613 de altura y ha sido creado sobre la plataforma MEB cien por cien eléctrica, común a los Volkswagen ID.3 e ID.4, o al Skoda Enyaq iV. Pero hasta que llegue ese momento, la firma de los cuatro aros anima el ambiente descubriendo cómo es por dentro, pues Audi dice haber dado un salto enorme, por ejemplo, en lo que se refiere al aprovechamiento del espacio. Como han minimizado los voladizos (sobre todo el delantero, que mide 86 centímetros) y la distancia entre ejes es generosa, con sus 2,76 metros, la amplitud del habitáculo está optimizada respecto a modelos de su talla, brillando los 183 centímetros de cota longitudinal interior o un suelo totalmente plano en la segunda fila, cuya banqueta se sitúa siete centímetros más elevada que las de las plazas delanteras. Y según Audi, sin que afecte a la cota de altura al techo en la segunda fila.

Un espacio interior mejor aprovechado

También están orgullosos los diseñadores de la funcionalidad conseguida,destacando los 24,8 litros que, incluyendo la guantera principal, totalizan los espacios destinados a colocar cosas y, por supuesto, los 520 litros de maletero (el mismo volumen que el Q5, que es 9 centímetros más largo), que pasan a ser 1.490 litros si abatimos por completo el respaldo de la fila posterior, divisible en secciones 40:20:40.

En cuanto al puesto de conducción, completamente digital, podríamos dividirlo en cuatro elementos básicos: la instrumentación configurable Audi Virtual Cockpit de 10,25 pulgadas (hay una variante Plus con modos Classic, Sport y e-tron), la pantalla central táctil MMI Touch de 10,1 pulgadas con respuesta acústica (11,6 pulgadas en la versión superior opcional, disponible desde final de año y que se convierte en la más grande de la gama Audi), el control por voz con reconocimiento de lenguaje natural (se activa mediante el comando verbal "Hey Audi" y entiende muchas expresiones o peticiones en lenguaje cotidiano) y, por último, el innovador Head-up Display opcional con realidad aumentada (no se habla de precio todavía, pero en la marca alemana dicen que será asequible teniendo en cuenta su sofisticación), que supone una revolución porque, además de mostrar a baja altura las informaciones habituales en estos sistemas de proyección de datos (velocidad, señales de tráfico o símbolos de asistencia y navegación quedan a la altura de los ojos), reproduce algo más arriba, y como si estuviesen flotando 10 metros por delante, indicaciones como flechas de cambio de dirección del navegador, puntos de inicio y de destino, e informaciones relativas a varios de los asistentes de conducción.

Realidad aumentada en tu día a día

El Head-up Display con realidad aumentada, o AR, permite interpretar rápidamente las advertencias y con menos riesgo de confusión o distracción, algo especialmente útil con baja visibilidad. Porque desde la perspectiva del conductor, el contenido informativo de la proyección AR se muestra en un espacio similar al de una pantalla de 70 pulgadas. Además, el generador de realidad aumentada, o AR Creator, refresca las imágenes 60 veces por segundo, y las proyecta valorando el entorno, que reconoce al combinar datos de la cámara frontal, el sensor de radar y la navegación GPS. E incluso compensa las vibraciones o los movimientos provocados por los baches o las frenadas (los detecta mediante la cámara, el radar y los sensores del control de estabilidad ESC) para que la imagen sea estable.

El corazón técnico de la realidad aumentada es la unidad de generación de imagen (PGU), ubicada en el interior del panel de instrumentos. Un display de cristal líquido particularmente brillante dirige los rayos de luz que genera a espejos situados a dos niveles, y los componentes ópticos especiales separan los elementos destinados al campo inferior, que aparece más próximo (flota a 3 metros por delante de los ojos del conductor), o al superior, que parece estar a 10 metros. Los espejos escalonados dirigen los rayos a un gran espejo cóncavo que puede ser regulado eléctricamente; y desde ahí alcanzan el parabrisas, que los refleja para que queden a la vista del conductor y los perciba con igual claridad que el entorno real.

Según Audi, el Head-up Display con AR demuestra sus ventajas especialmente en el contexto de la navegación. Así, en carretera, lo que se conoce como dron (una flecha flotante) muestra el siguiente punto de acción en la ruta. Y es dinámico: al aproximarse por ejemplo a una intersección, la flecha flotante anuncia primero la maniobra de giro, antes de que una flecha animada dirija al conductor con precisión en la carretera. Si la ruta a continuación sigue recta, el dron vuela hacia delante y desaparece, para volver a aparecer con suficiente antelación antes del siguiente punto de acción. Además, la distancia a la siguiente curva se expresa en metros en la ventana inferior, situada aparentemente más cerca.

Y si conectamos el asistente de conducción adaptativo, que mantiene el coche centrado en el carril por el que circulamos, el Head-up Display con AR ayuda mediante sugerencias visuales, de modo que cuando el Q4 e-tron se acerca a una línea de delimitación de carril sin haber accionado el correspondiente intermitente de dirección, el aviso de salida de carril superpone una línea roja en la línea real de carril. Asimismo, si circulamos detrás de otro vehículo, la realidad aumentada marca ese coche con un trazo de color, lo que permite al conductor entender el estado del asistente de conducción adaptativo o del control de velocidad de crucero sin riesgo de distracciones. Una marca roja y un símbolo de advertencia aparecerán si el asistente de crucero adaptativo debe advertir al conductor para que preste atención.

Materiales para todos los gustos

No acaba ahí la revolución interior del Q4 e-tron, pues la firma alemana también emplea una gran variedad de materiales en la zona del salpicadero, entre los que figuran algunos inéditos, pues además de madera de lima con poro abierto o aluminio con tres diseños distintos, para el acabado S line se ofrecerá dentro de unos meses un nuevo tejido técnico híbrido, elaborado parcialmente con material reciclado. Y los clientes de esa terminación más deportiva también podrán escoger entre diferentes opciones de tapizado, tanto si prefieren materiales más tradicionales, como una combinación de piel natural y sintética o la tapicería de cuero Nappa fina, como si se inclinan por un tapizado más innovador y sostenible, pues Audi ofrecerá en su nuevo SUV eléctrico una nueva combinación de piel sintética y microfibra que al tacto se siente como el ante, pero que se compone al 45 por ciento de poliéster reciclado, procedente de materiales textiles o de botellas de plástico.

Y otra alternativa para la línea S line es la también nueva tapicería Puls, combinada con piel sintética y que procede en hasta un 50 por ciento del material textil obtenido de botellas de polietileno recicladas (un juego de asientos completo del Q4 e-tron utiliza hasta 26 botellas de plástico de 1,5 litros), que se transforman en filamentos con un elaborado proceso. Así se produce un material que tiene los mismos niveles de calidad, tacto y aspecto visual que las tapicerías textiles convencionales.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon