Aquí está el Volkswagen T-Cross
PRESENTADO EN AMSTERDAM

Aquí está el Volkswagen T-Cross

El Volkswagen T-Cross, el SUV urbano de la marca alemana acaba de ser presentado en Amsterdam, aunque no llega al mercado hasta la próxima primavera. El modelo navarro viene con fuerza.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

25 de Octubre 2018 19:30

Comparte este artículo: 0 4

El Volkswagen T-Cross ya es una realidad. El crossover urbano de la marca alemana acaba de ser presentado en Amsterdam, meses antes de su lanzmiento comercial que no será hasta el primer trimestre de 2019. El SUV de la familia Polo, que se va a fabricar, como este, en la factoría navarra de Landaben, completa una gama de todocaminos que ofrece posibilidades para todo tipo de usuarios: desde este T-Cross al Touareg, pasando por el T-Roc, el Tiguan o el Tiguan Allspace, la familia SUV alemana tiene alternativas para todos.

El nuevo T-Cross, que ya tuvimos oportunidad de conducir en su última fase de desarrollo el pasado mes de julio, está desarrollado sobre la plataforma MQB A0, la misma de la que ha salido su 'primo', el Seat Arona. Y aunque se podría considerar como un Polo todocamino, visualmente se distingue de este. Sus dimensiones así lo confirman. Mide 4,11 metros de longitud y 1,56 de altura; es decir, 5,4 centímetros más largo que el Polo y 11,2 más alto. Eso ya indica sus mayores pretensiones, que le pueden permitir, incluso, convertirse en un modelo de vocación familiar.

Habitable y modulable

Porque unido a esas dimensiones, aparece un interior amplio, con una destacable altura en la parte de la cabeza en las plazas posteriores. Homologado para cinco ocupantes, el espacio es más correcto... Y modulable gracias a un asiento trasero deslizable 14 Centímetros y que permite aumentar el generoso maletero desde los 385 litros con los asientos en su posición más retrasada hasta los 455 litros en la más adelantada. Y si abatimos los respaldos de los asientos posteriores, el volumen llega a los 1.281 litros.

Si nos fijamos en su estilo exterior, vemos rasgos comunes a otros Volkswagen como la rejilla frontal cromada que cubre todo el ancho del coche; pero sobre todo el carácter robusto de unas líneas que en la vista lateral están marcadas por el poderoso capó delantero y mirando hacia atrás por unas líneas horizontales que en la parte traser crean aun hombro muy musculoso. La vista trasera también demuestra gran personalidad con una banda reflectora que cruza toda la trasera y culmina en unos grupos ópticos. Esa basnda lo que hace es realzar la anchura del coche.

Las medidas exteriores tienen reflejo en un interior amplio y habitable. Con sus 2,56 metros de distancia entre ejes, el T-Cross garantiza habitabilidad. El acceso es cómodo gracias a ángulo de apertura de las puertas traseras. Y la posición de los pasajeros muy natural. Además en el T-Cross los pasajeros de los asientos delanteros van situados a 59 centímetros de altura sobre la calzada y los traseros a 65 centímetros. Gracias a esllo, la visibilidad exterior es destacable y también la comodidad al entrar y salir del coche.

Ya hemos hablado de la versatilidad que ofrecen los asientos traseros deslizables; pero además, estos tienen un respaldo que se puede abatir total o parcialmente en proporción 60:40, Y el respaldo del asiento del acompañante también se puede reclinar opcionalmente, lo que multiplica la capacidad y permite introducir en el interior objeto de gran longitud.

El interior también cuenta con un carácter diferente al de otros modelos de Volkswagen, más juvenil y desenfadado. Básicamente el estilo del salpicadero y el cuadro de instrumentos es el del Polo; pero las posibilidades de personalización son mucho mayores. Dispone de molduras en el color de la carrocería, lo que crea un gran contraste con los habituales tonos oscuros de los interiores. Y cuenta con un sistema de iluminación indirecta (desde el acabado Advance) para crear una atmósfera interior muy especial.

Tres motores: dos gasolina y un diésel

En cuanto a la gama mecánica, el T-Cross va a estar disponible, en un principio, con tres alternativas mecánicas, todas ellas turboalimentadas y que cumplen la normativa Euro 6dTemp. En gasolina hablamos del motor tricilindrico 1.0 TSI con 95 o 115 caballosy en diésel el 1.6 TDI con 95 caballos. El tipo de cambio puede ser manual de 5 o 6 velocidades o también el cambio automático DSG de doble embrague y siete velocidades. Y la tracción disponible será únicamente delantera.

En apartados tecnológicos, también da la talla. Por ejemplo, si nos fijamos en sistemas de ayuda a la conducción, vemos que la dotación del T-Cross es muy completa. Dispone, de serie del sistema de vigilancia Front Assist, junto con el sistema de detección de peatones y la función de frenada de emergencia en ciudad, el asistente de arranque en pendiente, la detección de fatiga y el control de crucero adaptivo ACC a partir del acabado Advance. Y en opción puede incorporar dispositivos como el asistente de luz de carretera "Light Assist" y el sistema de aparcamiento asistido.

Y en cuanto a conectividad, también a la última pues ofrece el máximo nivel de conexión en red y con el mundo exterior, cuenta con acceso y arranque sin llave en opción, dispone de cuatro tomas USB...

Cuatro niveles de equipamiento

A falta de conocer su gama definitiva, lo que sí se puede asegurar es que el T-Cross se puede personalizar completamente gracias a una serie de paquetes de equipamiento específicos, aunque el equipo de serie es muy completo. Desde la versión básica ya ofrece radio Composition Media y App-Connect. También el detector de fatiga, aire acondicionado, asiento trasero variable, asiento del conductor con altura regulable, limitador de velocidad, faros antiniebla con luz de giro y Front Assist con sistema de protección de peatones son de serie.

Por encima se sitúa la variante Advance, que cuenta, por ejemplo, con volante de cuero multifunción, ayuda de aparcamiento en la parte delantera y trasera, Climatronic, un asiento del acompañante con altura regulable, un cajón debajo del asiento del acompañante y llantas de aleación de 16 pulgadas.

El acabado Sport, incluye además faros de LED, modos de conducción, asientos delanteros confort/deportivos, iluminación ambiental, retrovisores exteriores ajustables y abatibles eléctricamente, cámara trasera, panel de instrumentos digital "Volkswagen Digital Cockpit" y llantas de aleación de 17 pulgadas. Y los paquetes R para exterior e interior están disponibles para el acabado Sport.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados