sábado, 28 mayo 2022

El aparato de menos de 10 euros que te ayuda a pasar la ITV

Esa angustiosa sensación, ese momento de incertidumbre y dudas ante las lucecitas del fallo motor. ¿Por qué están encendidas? ¿Me quedaré tirado? ¿Cómo consigo que desaparezcan? Llevar este piloto encendido sin causa aparente es algo para lo que tenemos que estar preparados. Ocurre de improviso y no podemos bloquearnos.

Estas luces pueden aparecer, por ejemplo, cuando subes una cuesta y luego desaparecen, generándote inseguridad porque no sabes si algo no va bien realmente. Si este piloto te está volviendo loco y la temida ITV se acerca vas a tener que coger el toro por los cuernos si no quieres quedarte sin coche. Y es que si hay testigo encendido, el coche suspende. No hay más historia.

¿Cómo se utiliza?

De primeras quizás tienes muchas dudas sobre su uso, pero no te preocupes, este aparato es muy fácil de manejar. El concepto es muy claro. Cada vez que algo va mal, la centralita del coche genera automáticamente un código. Un escáner OBD2 puede leer este código al estar conectado al coche, lo que te ayuda a averiguar qué es lo que está pasando.

Solo tienes que conectarlo al puerto ODB2 del automóvil. Si tu coche tiene menos de 14 años, da por hecho que lo lleva seguro. Después enciende el vehículo y conectalo mediante Bluetooth a tu móvil u ordenador para visualizar los datos.

No darle importancia a las luces del salpicadero