miércoles, 5 octubre 2022

Lo último de Ford Pro: herramientas que se ‘conectan’ al vehículo

Los expertos calculan que las empresas gastan unos 450 euros al año en reponer herramientas y maquinaria que los trabajadores pierden u olvidan. Un problema que podría tener solución gracias a una nueva tecnología de Ford Pro, la división de servicios y vehículos para profesionales y flotas de la marca del óvalo.

Ford Pro ha colaborado con un grupo de ingenieros en Aachen (Alemania) en un proyecto piloto que podría permitir a las empresas controlar la ubicación de las herramientas y maquinaria de sus trabajadores en todo momento, utilizando la conectividad Bluetooth y el seguimiento por GPS2. El sistema monitoriza las cajas de herramientas y los equipos de los empleados de forma que puedan conectarse a los vehículos de la empresa y a un servidor central.

La tecnología de Ford Pro se probó en tres empresas de la zona de Colonia, en flotas de vehículos de distintos tamaños y trabajadores de diferentes sectores, como construcción y reformas, fontanería o jardinería. Ford Pro tiene previsto realizar más estudios en diferentes mercados antes de poner el servicio a disposición de los clientes en un futuro cercano.

Los dispositivos de seguimiento permiten que el vehículo de Ford Pro alerte a los conductores si falta alguna herramienta. Esta tecnología no solo acaba con el problema del coste de reposición de las herramientas perdidas, sino que también beneficia a empresas y empleados, que no pierdan tiempo al tener que comprobar o buscar las herramientas manualmente. Los administradores también ahorran tiempo al no tener que comprobar el inventario y lograr una mejor planificación para el trabajo.

La tecnología de Ford Pro incorpora un chip en cada herramienta.

Un chip resistente que se conecta al vehículo Ford Pro

Cada herramienta está equipada con un dispositivo de seguimiento resistente al agua y a las temperaturas extremas. Los dispositivos se conectan a un servidor central, al que pueden acceder todos los empleados de la empresa mediante un ordenador, la pantalla del vehículo o en su propio teléfono.

Cuando se carga un vehículo, cada herramienta se muestra en la pantalla del mismo y se asigna a ese coche en concreto y al descargar el vehículo se elimina. Una lista en vivo de las herramientas a bordo permite comprobar el inventario.