domingo, 4 diciembre 2022

El reto de Santander: impulsar una Fórmula 1 más sostenible


En 2007, la marca Santander dio un salto internacional con su llegada a la Fórmula 1, primero como patrocinador principal del equipo McLaren, y después de la escudería Ferrari. Hoy, el Grupo se encuentra inmerso en una nueva etapa como parte de la máxima categoría del automovilismo mundial con un nuevo reto: liderar la transformación ecológica del sector del automóvil.

A lo largo de los primeros 10 años de patrocinio, la estrategia de Santander le permitió situarse en el escaparate de las grandes marcas mundiales. Consiguió, así, reforzar su posicionamiento como banco global y aumentar su reconocimiento de marca a nivel mundial.

Alcanzados esos retos, el futuro, marcado por la vuelta de la entidad a la Fórmula 1, pasa por la sostenibilidad. La F1 es uno de los deportes más vistos del mundo, con una audiencia acumulada de 1.500 millones en 2021, según Nielsen. Con una enorme proyección internacional, gracias a este patrocinio la marca Santander está presente en los 23 grandes premios que conforman la actual temporada, algunos de los cuales tienen lugar en los mercados principales de la entidad. Es por eso que en este deporte, Santander ha encontrado uno de los mejores escenarios para impulsar iniciativas que sumen de cara a su compromiso por liderar la transición hacia una economía verde.

El nuevo reto se sustancia, nuevamente, a través del acuerdo de patrocinio con Ferrari, la marca global más reconocida en el mundo del automóvil. Como banco líder en financiación de proyectos de energía renovable, Santander se ha convertido en el socio de la escudería para poner a disposición del equipo italiano una amplia gama de soluciones para apoyar el trabajo que está llevando a cabo para alcanzar la neutralidad en carbono en 2030.

Santander Fórmula 1

En este escenario, Santander y Ferrari tienen objetivos comunes, ya que ambas marcas trabajan ya de manera conjunta para avanzar en los desarrollos tecnológicos que permitan a la industria primero, y a la sociedad en su conjunto después, ser más sostenibles. Y cuando se habla de desarrollos tecnológicos no hay mejor ejemplo que el de la Fórmula 1. Su grado de innovación es tal que los avances implementados en pos de la sostenibilidad han contribuido, entre otras cosas, a que desde 2014, los coches de esta competición sean un 30% más eficientes en cuanto al consumo de combustible, reduciendo de esta manera las emisiones de C02. Pero la cosa no se queda ahí, ya que a para 2026, la industria tiene entre sus planes a corto plazo presentar un nuevo motor que será neutro en carbono, gracias a que empleará el combustible sostenible más avanzado.

Con el escaparate de la Fórmula 1 como telón de fondo, Santander se propone no solo impulsar sus propias iniciativas o las de la escudería Ferrari. También quiere localizar, reclutar y fomentar el talento que hay en todo el mundo en busca de soluciones innovadoras y sostenibles que contribuyan a alcanzar los objetivos marcados para el sector de la automoción.

Un reto global por la sostenibilidad

Es aquí donde entra en juego Santander X Global Challenge | Countdown to Zero. Englobado dentro del acuerdo alcanzado entre ambas marcas, y dirigido a los emprendedores, se trata de un reto global que pretende buscar soluciones innovadoras y sostenibles para el mundo de la automoción en diferentes ámbitos: movilidad, logística y transporte y alternativas de compensación de emisiones de carbono.

Santander Fórmula 1

Impulsado por Banco Santander y Formula One Management (FOM), propietario de la F1, startups y scaleups de 11 países (Alemania, Argentina, Brasil, Chile, EEUU, España, México, Portugal, Polonia, Reino Unido y Uruguay) se encuentran inmersas en pleno proceso de trabajo para repensar la sostenibilidad en el sector automovilístico. Los ganadores de este nuevo programa de emprendimiento, que se une a otros impulsados por la entidad, se conocerán a finales de este mes.

Santander X Global Challenge | Countdown to Zero es el primer proyecto del acuerdo alcanzado entre la entidad financiera y FOM para impulsar durante tres años diferentes iniciativas de sostenibilidad que contribuyan al desarrollo sostenible de la industria de la automoción. Es el mejor ejemplo del compromiso de Santander, Ferrari y la Fórmula 1 para dar pasos decididos hacia la sostenibilidad. Y este no es más que el inicio del camino.