jueves, 18 agosto 2022

Carlos Sainz gana su primera carrera de Fórmula 1

Carlos Sainz ha conseguido su primera victoria en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Gran Bretaña, en el circuito de Silverstone. La primera posición del piloto de Ferrari ha sido el colofón a un fin de semana en el que también ha logrado su primera pole position en el Gran Circo.

El momento ha llegado: Carlos Sainz ha ganado su primera carrera de Fórmula 1. El español se ha subido a lo más alto del cajón del podio en su Gran Premio número 150 en la Fórmula 1, un día después de firmar su primera pole position en la categoría reina del automovilismo.

Carlos Sainz gana después de hacer la Pole

Sergio Pérez y Lewis Hamilton han completado el podio en el Gran Premio de Gran Bretaña, en segunda y tercera posición respectivamente, tras brindarnos, junto a Carlos Sainz y un titánico Charles Leclerc, que ha terminado cuarto, una de las mejores carreras de Fórmula 1 de los últimos años. El quinto en Silverstone ha sido Fernando Alonso.

Después de 150 carreras como piloto de Fórmula 1, Carlos Sainz se ha subido al olimpo del automovilismo y ha logrado la victoria número 33 para España en la Fórmula 1 (el resto son de Fernando Alonso). Pese a que ha tomado la salida en primera posición, el de Madrid ha tenido que esforzarse al máximo para conseguir este resultado.

Carlos Sainz gana con la suerte de su lado

Bien es cierto que la suerte le ha favorecido desde el primer minuto de carrera. Y es que el GP de Silverstone nos ha sorprendido en varias ocasiones, desde que se ha encendido el semáforo verde y hasta la bandera a cuadros.

Pocos segundos después de tomar la salida, un accidente en el que se han visto implicados varios pilotos ha terminado con el Alfa Romeo de Guanyu Zhou volando contra las barreras y la valla después de arrastrarse varios metros boca abajo por el asfalto de Silverstone.

Una sorpresa tras otra en Silverstone

El espeluznante accidente ha provocado una bandera roja y la carrera se ha reiniciado casi una hora después, con las barreras arregladas y habiendo confirmado que Guanyu Zhou se encontraba fuera de peligro. Esa bandera roja se ha traducido en una nueva salida y, dado que no se había completado ni una vuelta, la parrilla de resalida respetaría las posiciones de la salida original.

Gracias a ello, Carlos Sainz volvía a comenzar la carrera desde la primera posición, pese a que en la primera salida perdió esa plaza tras ser adelantado por Max Verstappen. El resto de la carrera ha estado condicionada por los imprevistos. En esta ocasión se han cebado con los Red Bull. Con Sergio Pérez y, sobre todo, de Max Verstappen. A pesar de ello, los de Red Bull han salvado los muebles, con una espectacular segunda posición de Pérez y puntos para Verstappen.

El Safety Car que nadie se esperaba

A pocas vueltas del final, el Alpine de Esteban Ocon se ha quedado parado en mitad de la recta principal. Esta avería ha obligado a sacar un Safety Car que ha puesto patas arriba la carrera de nuevo. Aprovechando la salida del coche de seguridad, los pilotos de cabeza han cambiado ruedas para poner neumáticos blandos. El único de este grupo que no lo ha hecho ha sido Leclerc, que rodaba en primera posición y ha permanecido en pista para asegurar su posición.

Esa decisión de Ferrari ha sido positiva para Carlos Sainz, que tenía mucha más velocidad que su compañero cuando se ha relanzado la carrera, volviendo a la primera posición y manteniéndola hasta el final. Leclerc, sin embargo, ha caído rápidamente hasta la cuarta plaza. Eso sí, no se lo ha puesto fácil a Sergio Pérez y a Lewis Hamilton. De hecho, estas batallas han sido frenéticas y nos han regalado varios adelantamientos para el recuerdo.

Los de Ferrari han dado una lección de pilotaje

Esa cuarta posición ha sido el resultado final para Charles Leclerc. El de Ferrari ha logrado mantener a raya a un Fernando Alonso que buscaba el mejor resultado de esta temporada al volante de su Alpine. Por desgracia para el asturiano, finalmente ha sido quinto.

Más allá de la victoria de Carlos Sainz, cabe destacar la actuación de Sergio Pérez, que ha sido votado piloto del día. Y también la carrera de Lewis Hamilton, que ha demostrado que el Mercedes-AMG ya no está tan lejos de los Red Bull y los Ferrari.

Una carrera histórica para el deporte español

Por su parte, Charles Leclerc ha dado una auténtica lección de pilotaje. El de Mónaco ha sido capaz de defenderse durante varias vueltas con un coche más lento que el de sus rivales. Al final del GP, su Ferrari montaba unos neumáticos más viejos y no tan rápidos como los blandos del resto de pilotos que le rodeaban.

Así termina una carrera histórica que nos deja la segunda victoria de un español en la Fórmula 1. Además de batallas inolvidables en la pista. Pero también uno de los accidentes más terribles de los últimos tiempos. Por suerte, Guanyu Zhou ha sido ileso y hemos podido disfrutar de un Gran Premio de Reino Unido que, a buen seguro, ha entusiasmado a todos los seguidores de la Fórmula 1. Especialmente a los españoles.