Al igual que el sensacional Mercedes-Benz 300 SL Gullwing, este descapotable esconde bajo su capó delantero el motor de tres litros y seis cilindros en línea equipado con inyección electrónica, un corazón que por aquellos entonces era capaz de generar 215 CV de potencia.

Artículo anteriorLa casa de subastas Gooding&Company subastará un Toyota 2000GT modificado por Shelby
Artículo siguienteLa firma Lexus presenta un innovador anuncio creado con inteligencia artificial