La campeona de kárate española Sandra Sánchez, ganadora del oro olímpico en Tokio, se pasa a la movilidad eléctrica de la mano de Kia y su modelo EV6. La karateca recogió su nuevo coche en la sede central de la marca en España, donde fue recibida por el presidente, Emilio Herrera, y el director general, Eduardo Divar, que además tuvieron la oportunidad de tener en sus manos las medallas logradas por la deportista.

Artículo anteriorLa marca General Motors resucita al Doctor Maligno para la Super Bowl 2022
Artículo siguienteEl histórico Skoda 1100 OHC Coupé vuelve a la vida