Puede que en su exterior pueda parecer una Caddy corriente, pero para nada cuenta con las mismas características que ofrece la versión normal. Y es que esta California goza de un buen puñado de elementos que harán que salir de viaje y aventuras con ella sin necesitar de un hotel sea pan comido.

Artículo anteriorMahindra Thar, un 4×4 puro y duro
Artículo siguienteToyota Yaris Cross, modularidad interior ante todo