miércoles, 6 julio 2022

El Mini Cooper ‘S’ tiene un nuevo y exclusivo acabado

Mini siempre ha sido un referente en cuanto a deportividad si nos referimos a lo que normalmente transmiten sus coches al volante. Pues bien, la ‘Resolute Edition’ llega al Mini Cooper S para recordar un poco de todo ello con unos detalles a la altura de la marca.

Mini Cooper S

En este caso hablamos del modelo de tres puertas de la actual generación. El Mini Cooper S es un Cooper con unas prestaciones mejoradas y que aúnan más deportividad que el modelo de serie, pero que no se va de las manos llegando a las cifras del John Cooper Works ni de su versión GP.
Este Cooper S tiene una configuración de 2 + 2 asientos con un maletero de 211 litros de capacidad. Mide 3,85 metros de largo, 1,73 metros de ancho y 1,41 metros de alto. De batalla llega hasta los 2,5 metros entre el eje delantero y el trasero.
Aunque lo verdaderamente importante es su motor. Es de 2.0 litros, con 4 cilindros en línea y rinde 178 CV y alcanza los 280 Nm de par máximo. Por supuesto, gasolina. En cuanto a la caja de cambios tenemos a elegir entre una transmisión manual de 6 relaciones con la que hace el 0-100 km/h en 6,8 segundos y una caja automática Steptronic de 7 velocidades con doble embrague que lo consigue en 6,7 segundos. La velocidad máxima del coche es en ambos casos de 235 km/h.

Acabado Resolute Edition por fuera

Al igual que en otros modelos como el Mini Cooper SE, el Cooper S, con el acabado ‘Revolute Edition’ se viste con el color ‘Rebel Green’ – hasta ahora exclusivo para los modelos John Cooper Works – al que acompañan el ‘Pepper White’ o el negro en techo y retrovisores.
Con lo mencionado anteriormente, la marca británica consigue su tan característica pintura bitono en la que el techo y los retrovisores destacan sobre el resto del conjunto.
Por su parte, los elementos de diseño como los bordes de los faros, la parrilla del radiador, los faros traseros, los embellecedores laterales delanteros, los tiradores de las puertas, los del portón trasero, las tomas de aire en el faldón delantero, el tapón del depósito de combustible, las franjas del capó y los acabados de los umbrales de las puertas están en ‘Resolute Bronze’.
También hay que destacar los acabados en ‘Piano Black’ entre los que cabe mencionar los logotipos de Mini, las inscripciones del ‘Cooper S’, el marco interior, el travesaño de la parrilla del radiador y el embellecedor del tubo de escape.

Acabado Resolute Edition por dentro

Los asientos son de corte deportivo hechos con una mezcla de tejido y cuero con un exclusivo color ‘Black Pearl’ o ‘Light Chequered’, que a su vez combinan con el reposabrazos y los soportes. La marca británica ofrece el extra MINI Yours Leather con el que tomará protagonismo el color ‘Carbon Black’, con costuras y adornos que llaman la atención. También incluye un motivo ‘Union Jack’ cosido en los reposacabezas.
A ello hay que sumarle todos los detalles con los que cuenta en su interior pintados en dorado en combinación con las rayas del frontal.
Por su parte, el volante deportivo es de serie de cuero Nappa. En las alfombrillas aparece un emblema de la ‘Resolute Edition’ para demostrar que se ha cuidado hasta el último de los detalles en este modelo.

Extras

El Mini Cooper S ‘Resolute Edition’ cuenta con un paquete de iluminación LED de decoración interior y de luz de ambiente. Además, el anillo central clásico de Mini podrá ser iluminado. Por supuesto, las puertas, la zona del habitáculo, las manillas y las zonas de entrada están iluminadas con luces propias.
Los MINI Driving Modes son parte del paquete de equipamiento extra que trae consigo este Mini Cooper S de tres puertas ‘Resolute Edition’. Con ellos se pueden activar o desactivar modos más deportivos en cuanto a la potencia y a la suspensión que adopta en cada momento el Mini.