jueves, 7 julio 2022

Nissan Leaf. Remolcador eléctrico y autónomo

Nissan sigue trabajando en la movilidad inteligente desde todos los puntos de vista imaginables. Apostando por los modelo eléctricos, entre los que el Leaf ya es el más vendido de la historia; desarrollando sistemas de conducción autónoma que pronto veremos, en una primera fase, en el Qashqai el próximo año -ya está en uso el sistema ProPilot en Japón- o buscando aprovechar al máximo los sistemas de almacenamiento de energía y desarrollando soluciones también para el hogar, como el Nissan xStorage que se comercializa desde el pasado septiembre.  

Y ahora acaba de mostrar una nueva evolución de esta movilidad inteligente, aplicando al mismo tiempo la electrificación y la conducción autónoma. En la factoría japonesa de Oppama ha introducido un vehiculo inteligente de remolque, que automatiza el remolcado de coches. Para ello, utiliza varios Nissan Leaf que transportan 'trolleis' con coches totalmente terminados, entre puntos de la factoría. 

No necesita ninguna infraestructura

Este sistema evita la instalación de railes u otras infraestructuras especiales como los que se llevan a cabo en otras factorías que para el transporte de piezas a menudo cuentan con pequeños trenes de transporte. El Nissan Leaf está equipado con una serie de cámaras y escáneres láser que detectan marcas de carril, bordillos y posibles obstáculos o peligros alrededor del vehículo. Al cruzar estos datos con el mapa de la zona, el coche calcula su ubicación y elige la mejor ruta hacia su destino sin ayuda. El Leaf se desplaza respetando los límites de velocidad de la fábrica y se detiene automáticamente si detecta un obstáculo o un peligro antes de volver a ponerse en marcha cuando ve que el camino está despejado.

La ruta de remolque puede modificarse fácilmente en función de los cambios en los procesos de producción o en las rutas de transporte del vehículo. Todos los vehículos de remolque sin conductor están conectados a un sistema central de control de tráfico, que puede controlar la ubicación, la velocidad, la batería restante y el estado de funcionamiento de cada vehículo. Cuando dos Nissan Leaf sin conductor se reúnen en una intersección, el algoritmo del sistema de control determina cuál de los dos tiene preferencia y en caso de emergencia, el sistema puede detener los vehículos de forma remota. 

Las pruebas de funcionamiento de este sistema comenzaron hace más de un año y desde entonces se han realizado más de 1.600 test, gracias a los cuales se puede asegurar la fiabilidad de funcionamiento del sistema dentro de la planta. Incluso se ha desarrollado un sistema de seguridad y un sistema a prueba de fallos para contrarrestar condiciones de uso inesperadas, que pudieran generar algún riesgo como una climatología adversa o poca luz. Y este estudio del funcionamiento del sistema en la fábrica de Oppama puede dar como resultado que este dispositivo se traslade a otras instalaciones de fabricación dentro y fuera de Japón.