Así ayuda la tecnología de Ford a evitar atascos
Control de Crucero adaptativo

Así ayuda la tecnología de Ford a evitar atascos

La tecnología de Control de Crucero Adaptativo de Ford ayuda a reducir los atascos 'fantasma'. La marca lo ha demostrado en un estudio realizado en colaboración con investigadores estadounidenses.

Montse Turiel

Montse Turiel

27 de Julio 2018 16:50

Comparte este artículo: 17 4 0

Los atascos 'fantasma', esos que surgen aparentemente de la nada, pero que sufrimos todos los conductores sobre todo ahora, cuando nos dirigimos a los destinos de vacaciones, pueden tener los días contados gracias a Ford.

La marca ha realizado un estudio que demuestra que el uso generalizado de la tecnología de Control de Crucero Adaptativo, que ofrecen los modelos de Ford (desde el Fiesta hasta la Transit), puede mitigar e incluso prevenir este tipo de atascos. Ford ofrece actualmente el Control de Crucero Adaptativo en el 80% de su gama. Además, el nuevo Ford Focus equipa una versión mejorada, que incluye Stop & Go, Reconocimiento de Señales de Velocidad y funcionalidad de centrado de carril.

Los atascos 'fantasma' son causados principalmente por factores humanos (incorporarse al tráfico sin señalizar, distracciones, malos tiempos de reacción, etc), cuando el conductor pisa el freno y se produce una reacción en cadena. Ahora, Ford e investigadores de la Universidad de Vanderbilt (Tennessee, EE.UU.) han demostrado que estas retenciones podrían reducirse con el uso generalizado de la tecnología equipada en los modelos de Ford.

Con y sin Control de Cucero

El Control de Crucero Adaptativo (ACC) permite reducir la velocidad y acelerar automáticamente para mantener el ritmo del vehículo que circula delante. Para realizar la investigación, 36 conductores simularon el tráfico normal en una pista de pruebas de Ford, primero usando la tecnología de Control de Crucero Adaptativo y posteriormente frenando y acelerando de forma manual. El resultado -tal como se puede ver en el vídeo adjunto- fue que los vehículos que utilizaron el ACC redujeron la marcha en menos ocasiones. Incluso con solo uno de cada tres vehículos utilizando la tecnología, la prueba mostró beneficios similares.

"Esta prueba fue una oportunidad única para entender cómo las tecnologías activas de asistencia al conductor disponibles en el mercado pueden ser utilizadas para influir positivamente en el flujo de tráfico", dijo Daniel Work, profesor de ingeniería civil en la Universidad de Vanderbilt.

Estudios anteriores

Una investigación anterior, financiada por la UE y dirigida por el Centro de Investigación e Innovación de Ford en Aachen (Alemania), ya puso de manifiesto los beneficios de equipar este tipo de tecnologías en los automóviles. Concluyó que los vehículos equipados con Control de Crucero Adaptativo y Alerta de Colisión directa podrían ayudar a prevenir o mitigar los efectos de más del 5% de los accidentes en autopistas, ahorrar a los conductores más de 3 millones de horas al año de atascos y reducir en un 3% el gasto de combustible.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16