jueves, 8 diciembre 2022

Volkswagen T-Roc: no necesita electrificación para ser líder

Casi de puntillas, el Volkswagen T-Roc se ha convertido en el líder de ventas de la marca alemana. Y no solo eso, en el quinto modelo en las preferencias de los españoles hasta el mes de septiembre. Una receta infalible la que ha puesto en marcha la marca alemana y en la que tiene mucho que ver el sentido común.

Porque a diferencia de la tendencia electrificadora actual, Volkswagen apuesta en el T-Roc por lo contrastado: la combustión clásica como sistema de propulsión. Eso sí, contrastada al máximo y afinada hasta el límite para conseguir el mejor rendimiento con el mínimo consumo y emisiones. Y ahí los motores TSi de la marca son maestros en lograr ese equilibrio.

Volkswagen T-Roc

El Volkswagen T-Roc, perfecto ejemplo de SUV familiar

El SUV alemán, que con sus medidas –4,25 metros de longitud y 1,82 de anchura– se postula como un coche familiar ideal suma además otro arguemento para esta definición: los 445 litros de maletero (392 en el caso de las versiones de tracción total) lo hacen más que apto para todas las familias. Además su habitáculo acoge con comodidad a todo el pasaje en un ambiente funcional y de calidad. Y quien quiera distinguirse también encontrará aquí motivos en sus versiones Cabrio –el único SUV del mercado con capota– o la tremenda versión R para los más deportivos.

En su gama mecánica, las estrellas son las versiones de gasolina –también cuenta con dos alternativas diésel de 115 y 150 caballos– con un abanico de alternativas que cubre todas las necesidades de cualquier conductor. El escalón de entrada lo protagoniza el tricilíindrico 1.0 TSI de 110 CV solo disponible con cambio manual de seis velocidades. Un modelo austero como demuestran los 6 l/100 km de gasto medio pero de buenas prestaciones: alcanza los 185 km/h.