viernes, 9 diciembre 2022

Probamos el Dacia Jogger Eco-G: al fondo hay sitio

Con el nuevo Dacia Jogger, los chicos de la marca del Grupo Renault han dado en el clavo. Siempre y cuando tu clavo sea pagar el metro cuadrado más barato de toda la industria automovilística. Y es que ofrece espacio de sobra, un motor muy solvente o una etiqueta ECO a precio de auténtico derribo.

De un plumazo Dacia ‘da boleto’ a dos modelos tan importantes en su gama como eran el Logan MCV y el Lodgy. Pero no tienen de qué preocuparse, a pesar de que esos espacios se cubran con un único vehículo. Tras probar este nuevo Dacia Jogger entendemos su tranquilidad, porque huele a éxito rotundo.

Dacia Jogger

El Dacia Jogger, alternativa a familiares y monovolumen

Si los formatos familiar y monovolumen ya no molan (por los que apostaban Logan y Lodgy respectivamente), este Jogger juega a ambas bandas para llegar a más público y para crear el Dacia más largo de todos los tiempos con sus 4,55 metros. Eso son 21 centímetros más que un Duster.

El 80% de las ventas de Sandero corresponden a su versión Stepway, de forma que en este Jogger ya no hay alternativa que no lleve esas protecciones que le dan un toque muy aventurero. Y también son de serie unas inteligentes barras en el techo, que pasan de longitudinales a transversales en cuestión de tres minutos usando una llave de allen.

Lo visto en los nuevos Sandero y Logan se traslada a este Jogger. El salpicadero es el mismo. Ordenado y sin florituras, todos los plásticos son duros. Ahora bien, sus ajustes son muy buenos y no da sensación de ‘low-cost’. Dicha sensación además se ha esfumado al ver detalles como los mandos del climatizador, el freno de estacionamiento eléctrico o el sistema Media Control. Este consta de una pantalla táctil de 8 pulgadas, navegador, conexión Apple CarPlay y Android Auto…

Dacia Jogger

Todo de serie en el acabado S.L. Extreme del Dacia Jogger

Pero lo mejor es que todo ello es de serie en este acabado S.L. Extreme. Como los faros LED, la tarjeta ‘manos libres’ o los sensores de ángulo muerto entre otros. Equipamiento que parecería de ciencia ficción en un Dacia hace poco tiempo.

El Jogger es la opción perfecta para quienes la relación precio/espacio sea primordial. Y para ellos se guarda como as en la manga su tercera fila de asientos. Acceder a ella requiere algo de agilidad, pero una vez acomodados… Que comience el viaje. Esos asientos extra son de primera clase para quienes medimos 1,75 metros de altura. Imagina para niños. Tanto que hay 1.010 milímetros de ancho para dos asientos y 24 centímetros para las piernas. Cotas que ya quisieran muchos utilitarios para sus asientos traseros.

En caso de no necesitarlos se pliegan de forma individual. En esta posición su maletero tiene 565 litros y crece a 696 si se extraen. Se hace de forma sencilla, pues pesan apenas 10 kilos. No todo podía ser bueno, porque para buscar un ‘pero’ decir que no hay hueco para guardar la bandeja cuando se viaja con el aforo completo.

Dacia Jogger

Este Dacia Jogger funciona con GLP

El nuevo Dacia Jogger llega con dos opciones mecánicas. Por un lado un TCe 110 y por otro este ECO-G 100.

Nacen del mismo bloque, pero este se adapta para poder funcionar con gasolina o con GLP. Este detalle le permite conseguir la etiqueta ECO, además de ser 348 euros más barato.
Con esos dos detalles ya nos ha ganado como para descartar la otra versión. Y la cosa mejora con la calculadora en mano. Más aún con los precios del carburante en máximos históricos.

El litro de GLP cuesta aproximadamente la mitad que un litro de gasolina sin plomo. Pero usando este combustible el Jogger no gasta el doble.

En nuestro recorrido hemos obtenido un gasto medio de 6,3 l/100 km con gasolina y de 8,9 con GLP. Traducido a euros (sin tener en cuenta los 20 céntimos de ayuda actuales), significa ahorrar 3,7 euros cada 100 kilómetros si usamos GLP. Y se nota. Además, apurando sus dos depósitos nos da para viajar de Barcelona a Huelva sin parar a repostar.

Dacia se ha ‘currado’ el sistema de GLP, porque desde un botón a la izquierda del volante podemos elegir que combustible inyectar en su 1.0 TCe de tres cilindros. Además varía los datos del ordenador de a bordo, cosa que se agradece para saber su estado en todo momento.

Dacia Jogger

Comportamiento familiar

Ese motor es muy agradable (vibra más con GLP que con gasolina) y tiene unasprestaciones muy decentes. Aunque no es un ‘tiro’ mejora los registros homologados y a no ser que vayamos todo el día cargados, cumple con su cometido a la perfección.
Nace sobre la plataforma CMF-B y eso es una garantía. Su eje trasero es algo más firme de lo deseado y a su dirección hay que ayudarla a que vuelva a su punto inicial, pero en general, su dinámica es muy sana. Además sus distancias de frenado han sido bastante buenas.

No es la opción que elegiríamos para hincharnos a hacer curvas, pero el Jogger cumple con su cometido a la perfección. Y lo que es mejor aún, con un precio por el que hoy en día, casi no tienes un utilitario generalista.

Dacia Jogger

Alternativa en la familia Dacia Jogger: con cinco plazas es suficiente

El nuevo modelos familiar de la firma rumana ofrece una alternativa con cinco asientos. Salvo en el acabado Essential, que no tiene opción a siete plazas. Quien no necesite tanto aforo podrá apostar por estos, con los que se ahorra 900 euros y además tiene un maletero que oscila entre 708 y 1.819 litros de capacidad. También son más ligeros, por lo que se conforman con discos de freno delanteros de 258 milímetros. Y con esta mecánica ECO-G, homologan 12,3 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h.

Dacia Jogger

LA CLAVE En los tiempos que corren con 20.000 euros te da para un utilitario decente y poco más. Pero si demandas espacio la tarifa aumenta. Sube aún más si buscas un formato crossover, un equipamiento completo, siete verdaderas plazas, etiqueta ECO… Pues de todo eso presume este Jogger, un producto sencillo, sin florituras, pero solvente a más no poder.