jueves, 18 agosto 2022

El Lynk & Co 01 es la forma más barata de tener un Volvo

El Lynk & Co 01 es el primer modelo de la marca china propiedad de Geely que se implanta en España. Un modelo que utiliza la tecnología y el saber hacer de Volvo… Es la forma más barata de comprar un Volvo XC40.

Cuando Geely compró Volvo, tenían claro que la firma sueca iba a ser la base sobre la que asentaran su estrategia, sobre todo en ciertos aspectos, como la seguridad, el desarrollo de sistemas de propulsión sostenibles o la tecnología en general. Y en esa estrategia había más actores que Volvo… aunque aún no los conocíamos.

Lynk & Co 01: un chino de Gotemburgo

Lynk & Co es uno de esos actores, una nueva marca cien por cien china pero con el ADN y la impronta escandinava en sus ‘tripas’. Porque Geely, para empaparse del conocimiento de Volvo, estableció un centro de desarrollo en Gotemburgo, donde trabaja en los nuevos modelos, sobre todo en los que van a tener como destino Europa. De ahí han nacido Polestar como marca y también la que nos ocupa. Y de ahí ha llegado este Lynk & Co 01. Un modelo que es un clon –en esencia, aunque no en presencia– del Volvo XC40.

Con la misma plataforma que el Volvo XC40, la misma tecnología de propulsión, de seguridad o de información, lo único que los diferencia es un estilo tanto interior como exterior que nace de la mente de otros diseñadores. Pero en realidad si quitáramos lo visible, el resto es un Volvo XC40; y eso son palabras mayores para una marca que llega a Europa con el cartel de ser china.

Lynk & Co 01.

El Lynk & Co 01 se ofrece aquí en una única variante –aunque en China hay más modelos, por el momento Europa se tiene que conformar con éste– con tecnología híbrida enchufable. Ha habido versión híbrida autorrecargable pero –aunque aún aparece en la página web– ya no está disponible. Con 260 caballos de potencia, con una autonomía de 69 kilometros en eléctrico y unas elevadas prestaciones, como los 8 segundos para pasar de 0 a 100 km/h o los 210 km/h de velocidad máxima –Volvo la limita en sus modelos a 180– se beneficia también de un consumo sobresaliente, con 1,2 l/100 km homologados (siempre con batería llena, claro).

El 01 utiliza todos los avances en seguridad

Además, la esencia de Volvo también se refleja en el apartado de seguridad, donde el nuevo modelo de Lynk & Co cuenta con todos los avances de la marca sueca. De hecho solo está a la venta o en suscripción una versión que ofrece todo el equipamiento de serie, sin opciones.

Donde se distingue de Volvo es en el aspecto, el diseño y los acabados. Cuando entramos en el interior vemos que el estilo o los materiales no son los del XC40, pero están a gran nivel, aunque sin mostrar el carácter premium de la marca sueca. El salpicadero está presidido por una gran pantalla a través de la que se manejan diferentes funciones, incluso algunos gadgets como una cámara que te permite hacerte selfies al volante o inmortalizar el exterior. También otro tipo de funciones como activar el servicio de car sharing (será una alternativa en breve también en España) o, por supuesto, ver el funcionamiento del coche, el equipo de música, climatizador… Se agradecen los dos mandos de ruleta para gestionar la climatización.

De espacio y habitabilidad, perfecto, y con un maletero que oscila entre 466 y 1.213 litros. Y en el estilo interior es donde se nota menos la mano sueca, con una tapicería oscura que no brilla por presencia visual. Hay detalles como el botón de llamada de emergencia o el mando del cambio que son cien por cien escandinavos.

Y también es de la misma altura y calidad la sensación al volante. Arranca en eléctrico y se pueden configurar diversos modos de conducción para aprovechar la energía y circular con 0 emisiones o, por el contrario, dar rienda suelta a esos 260 caballos en el modo Sport.

Lynk & Co 01.

Nuestro recorrido ha tenido de todo: máxima suavidad en ciudad, circulando en eléctrico y mucho carácter en carretera. La dirección es precisa, las suspensiones filtran bien y los frenos son de nota. El comportamiento intachable, cómodo pero firme ayudado por el bajo centro de gravedad ya que las baterías van debajo del suelo.

Una sorpresa más, su precio, si lo quieres comprar, pues los 40.500 euros (a los que habrá que restar hasta 5.000 euros que se pueden rebajar si te acoges al Plan Moves III y entregas un coche para achatarrar. Y también puedes optar por una suscripción mes a mes en la que todo está incluido. Por 500 euros al mes puedes tenerlo cuando lo necesites y devolverlo cuando no te haga falta.

Si tenemos en cuenta que el XC40 en su versión híbrida enchufable vale 12.000 euros más, está claro que, parafraseando al grupo Zapato Veloz y su ‘Tractor amarillo’ -“es la forma más barata de tener descapotable”- el 01 de la marca china es la forma más barata de tener un Volvo.