miércoles, 7 diciembre 2022

Conducimos el nuevo BMW X1, ya a la venta desde 40.900 euros

BMW va con todo en esta tercera generación de su SUV medio, el X1. El primer BMW X1 (2009-2015) sorprendió por su peculiar imagen para entrar en un nuevo nicho para la marca, que estaba creciendo rápidamente y que se ha convertido en la principal categoría por ventas. La segunda generación (2015-2022), que se convertía en el ‘best seller’ de la marca’, se volvía mucho más conservador en su imagen y ampliaba las posibilidades por motores y tecnología en el BMW X1. 2,7 millones de unidades vendidas en todo el mundo (87.000 en España) avalan su éxito. Ahora es el turno de esta tercera entrega, con una imagen más impactante, sólida y de mayor personalidad.

Crece, pero menos de lo que aparenta

Conducimos el nuevo BMW X1


Ha crecido, sí, pero menos de lo que parece al verlo al natural, con unos rasgos de diseño con el ADN más actual de la marca. Esa mayor robustez de imagen se esculpe en base a unos contornos casi cuadrados de los pasos de rueda, del estilo del nuevo y espectacular XM, que pudimos ver en directo en la presentación. Y un frontal mucho más vertical, con unos finos faros LED y una amplia parrilla con los riñones BMW. Y líneas en forma de X que fluyen hacia los lados, con unas llamativas molduras cromadas en la toma de aire inferior que redondean el conjunto. Detrás, los faros estrechos y verticales le confieren una imagen diferenciada con su antecesor. Se ha cuidado mucho el apartado aerodinámico; prueba de ello es que alcanza un Cx de sólo 0,26, montando una parrilla activa y aprovechando su construcción ligera.

De serie dispone de llantas de aleación de 17 pulgadas, de 18” con el acabado xLine y paquete M Sport, si bien éstos también pueden contar con llantas de 19 pulgadas y, por primera vez en el BMW X1, de 20 pulgadas.

La gama cromática está compuesta por dos tonos sólidos y diez metalizados para el acabado de la pintura exterior, incluyendo por primera vez como opción la pintura ‘Frozen’ de BMW Individual.

BMW X1 sDrive18d y 18i

BMW X1 M16 31 Motor16


También, el nuevo BMW X1 ha dado un salto de calidad dinámicamente, por tecnología y en su oferta de motores. El nuevo X1 adopta una amplia paleta de motorizaciones, electrificando al máximo su gama con versiones híbridas ligeras, plug-in y, por primera vez, con una variante totalmente eléctrica, el iX1.

Si bien en su lanzamiento en España dos serán las versiones disponibles, un diésel y un gasolina, los SDrive18d y 18i, siempre como las variantes híbridas, asociadas a un cambio Steptronic de doble embrague y 7 relaciones. Y en ambas versiones con tracción delantera, quedando las opciones de tracción total para las versiones electrificadas.

En su presentación, condujimos las dos versiones de lanzamiento. Primero el sDrive18d, dotado del motor tetracilíndrico de 2.0 litros de cilindrada, que rinde 150 CV y un par máximo de 360 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm. Homologando un consumo medio entre 4,9 y 5,5 l/100 km según la terminación, con una aceleración de 0-100 km/h de 8,9 segundos y una velocidad máxima de 210 km/h.

Salto en calidad y digitalización

BMW X1 M16 23 Motor16


Pero antes de hablar de las sensaciones de conducción del nuevo BMW X1, veremos cómo es su interior desde el puesto de conducción. Sí, por supuesto, que ofrece un salpicadero digitalizado, con una doble pantalla unida (Curved Display), renunciando a cualquier botón externo directo. El volante y un avanzado sistema de voz –que faculta un lenguaje coloquial– nos permitirá seleccionar las funciones de audio y diferentes menús e informaciones. Con un sistema digital en la parte inferior de la pantalla para la climatización. Lo demás a través de las pantallas, la central de 10,70”, con unos excelentes gráficos y un menú bastante rápido e intuitivo, aunque con tantas posibilidades que abruma, contando con el avanzado sistema operativo BMW 8 de la marca.

Y la instrumentación, de 10,25”, excesivamente vertical como todas las pantallas digitales, pero con mucha información en sus diferentes visualizaciones según los perfiles de conducción. Con un modo ‘Expressive’ que cambia los gráficos de la pantalla, con una sicodélica y poco útil presentación de fondo. La consola central está diseñada para albergar un amplio hueco de recarga en vertical del móvil y sendos posavasos, contando con una pantalla central flotante, dónde encontramos el selector del cambio y la tecla directa para los modos de conducción. Muy buena ergonomía desde una posición amplia, bastante elevada y un volante perfecto. Sí, redondo, con un gran grosor del aro con sus perfectas formas, sin caer en la moda absurda de achatar los contornos. Dentro de una atmósfera moderna, la calidad y combinación de materiales es notable.

Amplia capacidad de carga

BMW X1 M16 27 Motor16


Detrás, el BMW X1 ofrece una buena habitabilidad; explota el ligero crecimiento de carrocería y ofrece algo más de espacio en su cota de altura y longitudinal, disponiendo de un holgado hueco para las rodillas. Opcionalmente, la banqueta se puede desplazar longitudinalmente por mitades hasta 13 cm, con lo que el maletero, que ha ganado 50 litros, respecto a la generación anterior, puede ofrecer aún más capacidad. Tiene un volumen de 540 litros (490 litros las versiones PHEV y eléctrica). El respaldo es abatible por mitades (40:20:40), siendo además reclinable. Los asientos delanteros de serie ofrecen un buen compromiso entre confort y sujeción, disponiendo una opción más deportiva. En el equipamiento de seguridad pasiva, incluye ahora un nuevo airbag entre los asientos delanteros.

Sensaciones de conducción

BMW X1 M16 15 Motor16


El motor 2.0 sigue siendo ejemplar por rendimiento, elástico como ningún otro. Al interior se le ha dado una vuelta más en cuanto a insonorización, y las notas que llegan resultan agradables para los oídos.

La versión probada disponía del acabado xLine, sin levas. Es decir, sin modo secuencial, siempre en automático, disponiendo el selector de dos posiciones, D y L. Con la L (Low) el motor selecciona siempre una marcha más baja para aumentar la retención, controlando la velocidad, por ejemplo, al descender un puerto. Mientras en D, para mejorar el ahorro, en determinados momentos selecciona el punto muerto para aprovechar la inercia y no tirar de motor. Funciona bien, y con este motor siempre encuentras una respuesta eficaz al acelerador. Pero prefiero la opción de poder seleccionar la marcha a mi gusto en sintonía con los modos de conducción Eficient, Normal, Sport y Personal.

Conduciendo la variante de gasolina, el SDrive 18i, con el acabado M lo comprobamos. Incluye además la posibilidad de utilizar el modo Boost con la leva izquierda que, manteniéndola presionada durante un segundo nos permite aprovechar el máximo rendimiento durante diez segundos. Sacamos el máximo partido durante esos instantes del tricilíndrico de 1.5 litros que rinde 136 CV, con un consumo entre 6,3 y 7,0 l/100 km, realizando el sprint hasta 100 km/h en 9,2 segundos, con una velocidad punta de 208 km/h.

Un motor agradable, sin vibraciones, voluntarioso y que mueve con decisión al X1, pero no destaca por su potencia. Para quien quiera más, tendrá que esperar al xDrive de 170 CV con hibridación ligera de 48 voltios. La misma que para el xDrive 20d, con 163 CV, tracción total y etiqueta ECO –a España no llegará el xDrive 23i de 218 CV–. Sí lo harán las dos variantes híbridas enchufables, los xDrive25e y 30e de 245 y 326 CV, con etiqueta 0 gracias a una autonomía en eléctrico de 89 kilómetros. El iX1, totalmente eléctrico, tiene 313 CV y una autonomía de 440 kilómetros.

Dinámicamente el X1 es ahora más BMW, con un comportamiento más firme en el paso por curva sobre un nivel notable de confort de marcha, con una excelente sintonía de dirección y de tacto de frenos, ayudándose del diferencial de deslizamiento limitado, que se nota a la hora de traccionar con el coche acelerando en pleno apoyo. Dispone de suspensión adaptativa opcionalmente, que reduce la altura al suelo en 15 mm.

Tres acabados

BMW X1 M16 29 Motor16


El X1 está disponible con tres terminaciones: la de serie; la xLine, que amplía las opciones de equipamiento y añade detalles estéticos diferenciadores. Y la M Sport, con un acento estético más deportivo y una dotación específica, más amplia. Para en cualquier caso, desde la versión básica, ofrecer un equipamiento adecuado, con parte de los numerosos asistentes electrónicos disponibles como equipo de serie. BMW ha creado, como es habitual, una serie de paquetes opcionales e individuales como complemento, con una configuración más sencilla que en el BMW X1 anterior.

Ya a la venta desde 40.900 euros

BMW X1 M16 22 Motor16


Ya están en los concesionarios las versiones las dos versiones de lanzamiento con un precio desde 40.900 euros del sDrive18d. Mientras todas las versiones híbridas llegarán entre enero y febrero, pudiéndose hacer ya la reserva. Lo mismo que en el caso de iX1, que está previsto que llegue también con el comienzo de 2023 y un precio semejante a la versión híbrida enchufable más potente, el xDrive30e.

Precios
X1 sDrive18i: 41.700 €
X1 sDrive20i: 43.700 €
X1 sDrive18d: 40.900 €
X1 xDrive20d: 44.900 €
X1 xDrive25e: 51.900 €
X1 xDrive30e: 54.900 €
iX1: 54.900 €