jueves, 11 agosto 2022

Conducimos el nuevo Honda Civic e:HEV. Híbrido pero con carácter


50 años después del primer Civic, Honda lanza la nueva generación del icónico compacto del que se han vendido más de 27,5 millones de unidades. Y se apunta a la hibridación como única alternativa mecánica. Y a una hibridación especial. Porque el nuevo Honda Civic e:HEV es la nueva interpretación de lo que debe ser la tecnología híbrida según la marca japonesa.

Y no hay que olvidar que aunque los honores se los haya llevado otra marca, la primera que lanzó un híbrido en Europa fue Honda con el Insight en 1999.

El nuevo Honda Civic explora esa diferente forma de entender la tecnología híbrida para crear un nuevo modelo que no pierda ese carácter ‘emocionante’ que ha acompañado a este modelo desde 1972. No solo es, por tanto, eficiencia. También dinamismo y comportamiento divertido. No en vano, la firma japonesa es también la creadora del Type R, ese modelo que generación tras generación ha ido llevando al extremo el rendimiento deportivo. Y que en este nuevo Civic también lo hará.

Por eso, aunque la hoja de ruta de Honda se centre, como no puede ser de otra manera en los tiempos que corren, en un horizonte eléctrico –anuncia un previsión de vender más de dos millones de eléctricos en 2030-, para este Civic electrificado se ha buscado un comportamiento y unas prestaciones a la altura de su historia.

Honda Civic e:HEV, con 184 caballos

Con la tecnología e:HEV que Honda está incorporando a sus modelos para el Civic se ha dado un paso más… se ha ido más allá. En este caso, hasta los 135 kW (184 CV) de potencia, con un par de 315 Nm. Con ello el Civic consigue acelerar de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos.

Son los datos que ofrece el conjunto mecánico que combina un motor de cuatro cilindros de gasolina con dos litros de cilindrada y ciclo Atkinson con dos motores eléctricos compactos y muy potentes. El trabajo combinado de los tres siempre busca la mejor manera de entregar la potencia en función de las necesidades de cada momento. Así, puede circular en eléctrico, en híbrido o cien por cien combustión de manera automática.

El objetivo es la mayor eficiencia y eso se traduce en unas emisiones de CO2 a partir de 108 g/km (ciclo WLTP) o un consumo medio de 4,7 l/100 km en ciclo WLTP. Pero lo mejor es que lo consigue sin perder un ápice de carácter.

Cuenta con diferentes modos de conducción: «Normal», «Sport», «Eco» e «Individual», con lo que la experiencia de conducción se adapta a lo que quiere cada conductor. El modo Sport acentúa la respuesta del acelerador y el Eco ajusta la respuesta del acelerador para mejorar el ahorro de combustible. El nuevo modo Individual permite a los usuarios adaptar las características del Civic a su estilo de conducción, incluidos la dureza de la dirección y la respuesta del acelerador. Y siempre con el modo Normal centrado en el equilibrio entre rendimiento y eficiencia.

Además, su unidad de potencia se ha trabajado para que sea capaz de ofrecer el mejor rendimiento en cada escenario. Por ejemplo, en ciudad, está calibrado para circular la mayor parte del tiempo en eléctrico. En autovía o a velocidades alta, el sistema se centra en la combustión apoyada por el motor eléctrico. Y cuando la batería se llena se vuelve al modo hibrido para aprovechar la energía almacenada.

Porque en todo momento, la capacidad de recuperación de la energía de la frenada y la desaceleración es sobresaliente, con lo que se consigue aquilatar al máximo el consumo de carburante.

Pensado para el estilo de conducción europeo

Incluso, buscando el máximo dinamismo se ha creado un sistema de detección de carreteras zigzagueantes. Con ello, el coche busca el modo de propulsión más adecuado para mejorar la capacidad de respuesta y reducir los cambios frecuentes e innecesarios entre modos de propulsión. Así garantiza el mejor rendimiento.

Y con la experiencia de los conductores y las carreteras europeas en el punto de mira, el nuevo Civic se ha diseñado para garantizar que el chasis, la dirección y la suspensión ofrezcan unos niveles superiores de rendimiento, sensibilidad dinámica y respuesta en todas las situaciones de conducción. Con especial énfasis en la respuesta de la dirección.

Y la verdad, por lo que pudimos comprobar durante la prueba dinámica durante la presentación celebrada en los alrededores de Madrid, han acertado de pleno con esta configuración. El nuevo Honda Civic transmite confianza y poderío desde el primer minuto. Lejos de esas carrocerías SUV tan de moda, la configuración de compacto es una delicia. Una estabilidad sorprendente, un aplomo fantástico y un comportamiento intachable.

Sorprende la prontitud con la que acelera en cuanto pisamos con decisión el acelerador. En cualquiera de los modos; pero en el modo Sport eso se hace envuelto en un sonido ambiente que va in crescendo en función de la velocidad que va alcanzando el coche. Ese sonido simula, además, los cambios de marcha, aunque en realidad no hay ni marchas ni una caja como la entendemos en la mecánica clásica.

La dirección es magnífica, con una perfecta dureza para transmitir lo que pasa bajo las ruedas. Y los frenos están a gran altura… como de coche normal y no ese tacto al que nos hemos tenido que acostumbrar en otros híbridos.

Hay otro aspecto importante que no debe pasar desapercibido. Y es que en la ruta de más de 150 kilómetros por carreteras de la provincia de Madrid y a ritmo ligero, hemos conseguido un gasto medio de 5,7 l/100 km. No son los 4,7 que homologa; pero garantizo que la velocidad media a la que se homologa ese consumo está bastante lejos de la que hemos utilizado en la prueba.

El nuevo Honda Civic llega en octubre a España, con argumentos sobrados para ser alternativa a esa movilidad electrificada en la que, además, no se sacrifica nada. Porque su experiencia al volante es de lo más llamativo que hemos visto en un híbrido en mucho tiempo.

Tres niveles de acabado para el Honda Civic e:HEV

La gama se configura con tres niveles de acabado: Elegance, Sport y Advance. Ya desde el primero, con equipamiento muy completo con pantalla de 8 pulgadas, el sistema de seguridad Honda Sensing, 11 airbags, Honda Connect, climatizador dual, Apple Carplay inalámbrico o luces de LED.

Y aunque la llegada no será hasta octubre, la marca japonesa ya ha anunciado los precios de este nuevo Civic. La versión Elegance parte de 32.100 euros con ese acabado mencionado. El siguiente escalón es la versión Sport, disponible a partir de 33.200 euros, -aunque en el lanzamiento se ofrecerá por el mismo precio que el Elegance: 32.1000 euros-. Este acabado ofrece pedales deportivos, faros antiniebla LED, retrovisores exteriores en negro brillante llantas de aleación de 18 pulgadas en color negro.

Y el acabado más elevado, el de la versión Advance cuesta 35.500 euros al financiarlo. Y suma a los equipamientos mencionados sistema de sonido premium BOSE con 12 altavoces, techo solar panorámico, faros delanteros con luces adaptativas (ADB) y panel de instrumentos con pantalla multi-información de 10,2 pulgadas.

Vuelve la conducción emocionante del Honda Civic… incluso con tecnología híbrida.