domingo, 26 marzo 2023

Conducimos el Citroën C4 X: un coche casi único

Citroën ha vuelto a sacar su lado creativo con el Citroën C4 X. Ya lo hizo con el C4 cuando se inventó una carrocería compacta, de aire SUV, con rasgos de coupé. Una mezcla de conceptos que ha convertido al modelo fabricado en Villaverde en un gran éxito comercial. De hecho, con una única carrocería se ha convertido en el segundo compacto más vendido del mercado.

Esa experiencia vive ahora un segundo capítulo cuando a esas características añaden otra –el carácter familiar- para conformar el que podríamos calificar como el primer sedán SUV. Porque los diseñadores de Citroën le han dado una vuelta de tuerca al estilo para recuperar la silueta sedán y adornarla con un aire de crossover o SUV que aumenta su atractivo. Y con todos esos elementos nace el Citroën C4 X.

Huele a éxito, porque si los sedán clásicos están de capa caída, todo lo que huele a SUV trae marchamo de triunfo. Y eso sería una gran noticia para España, porque es el segundo modelo que la firma produce en la factoría madrileña de Villaverde en la que también se fabrica el Citroën C4, cuya producción y ventas van a toda máquina… Y así parece haber arrancado el Citroën C4 X.

CITROEN C4 X 8 Motor16

El Citroën C4 X crece 24 centímetros respecto al C4

El nuevo Citroën C4 X estira su carrocería respecto al C4 hasta los 4,60 metros de longitud, 24 más que el modelo del que deriva, pero mantiene la misma habitabilidad. Eso sí, ofrece un maletero de 510 litros de capacidad que se convierte en uno de los mejores por capacidad de entre sus rivales.

Las virtudes clásicas de Citroën se mantienen, por supuesto, en un interior bien acabado y que ofrece una sensación de calidad muy en la línea con las últimas creaciones de la firma gala. Y en el salpicadero dispone de dos pantallas, una multimedia y otra para el cuadro de relojes de excelente funcionamiento. En la pantalla multimedia, cuenta con la última versión para manejarla tanto por voz como mediante aplicaciones configurables como en cualquier Smartphone.

También es sobresaliente, cómo no, la comodidad de unos asientos siempre marcados por esa estrategia que distingue a la marca denominada Citroën Advanced Comfort. Los asientos del Citroën C4 X están diseñados bajo el concepto sofá y te hacen sentir con gran comodidad en ellos. Además para rematar ese confort que disfrutan los ocupantes del modelo francés están ese sistema de topes hidráulicos en los amortiguadores que filtran las irregularidades de la carretera y provocan ese efecto ‘alfombra mágica’ tan característico de la marca francesa.

CITROEN C4 X 10 Motor16

La gama mecánica del Citroën C4 X ofrece opciones muy racionales

En cuanto a otros argumentos, hay uno muy importante, que es la gama mecánica. En la marca de los dos chevrones siempre se ha trabajado para ofrecer motores y sistemas de propulsión adaptados a las necesidades reales de los clientes, sin florituras. Son tres las versiones térmicas, que ofrece, sin ningún tipo de electrificación, aunque con rendimientos y consumos muy ajustados. Empieza por un díesel de 130 caballos y cambio automático y dos gasolina de 100 y 130 caballos.

Pero la estrella de la gama es sin duda su versión eléctrica con 136 caballos de potencia y una autonomía de 360 kilómetros que brilla por su funcionamiento suave, silencioso y absolutamente confortable. Y no solo es la estrella por su tecnología más avanzada; también lo está siendo en las primeras semanas de producción, en la fábrica de Villaverde, donde más de la mitad de los Citroën C4 X que salen de la cadena de producción son esta variante eléctrica.

CITROEN C4 X 3 Motor16

Nosotros, hemos podido probar, durante la presentación nacional de la nueva creación de la marca de los chevrones Sevilla, el modelo diesel, un coche que a eessas virtudes de confort y suavidad que se respiran en todos los modelos de Citroën en general añade una eficiencia energética sobresaliente. Un gran rodador con el que te olvidas de los kilómetros y de las gasolineras, gracias a sus 4,8 l/100 km de consumo homologado. Dirección suave, suspensiones muy cómodas, empuje notable… son algunos de los campos en los que brilla este nuevo modelo.

También en un equipamiento completo, con una batería de sistemas de seguridad y ayudas a la conducción de primer orden… Como siempre ha sido lema en Citroën, en busca de democratizar la tecnología. Y no podemos olvidar un precio que será otro de los argumentos para el éxito del Citroën C4 X con una factura que parte de los 22.800 euros de la variante gasolina de 100 caballos, mientras que el 130 diésel cuesta 28.000 euros y el gasolina 26.600 euros. La versión eléctrica parte de los 35.600 euros.