viernes, 30 septiembre 2022

Prueba del Suzuki Vitara Strong. Ahora sí es híbrido

La última novedad de peso en la gama Vitara de la marca japonesa es esta versión Strong, que apuesta ya por un sistema híbrido ‘completo’, más sofisticado que los conocidos ‘mild hybrid’ empleados hasta ahora, aunque ambas tecnologías presumen de la etiqueta medioambiental ECO de la DGT. Te contamos a continuación la prueba que hemos realizado al Suzuki Vitara Strong.

Rendimiento del Suzuki Vitara Strong

En cualquier caso alcanza los 180 km/h de velocidad máxima y acelera de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos. Para cubrir el primer kilómetro desde parado hemos medido 31,1 segundos. No es un tiro precisamente, pero si no vamos excesivamente cargados también nos permitirá adelantar con cierta solvencia. Por ejemplo: para pasar de 80 a 120 km/h marcó 8,7 segundos y recorrió 247 metros. Son cifras más bien modestas, pero acordes a su potencial. Si nos preocupa el rendimiento la variante ‘mild hybrid’ con 129 CV será mejor opción, sin duda.

Suzuki Vitara 1.5 4x4 Strong  AGS

Un aspecto que nos ha llamado la atención es que el sistema eléctrico aporta energía hasta los 135 km/h. A partir de ahí, aunque la batería tenga carga, ya no activa el motor eléctrico. En el monitor del cuadro de mandos se observa perfectamente.

Consumo del Suzuki Vitara Strong

¿Y qué pasa con el consumo? La marca homologa 5,8 litros cada 100 kilómetros para esta versión, la más equipada y dotada de tracción total. Nosotros hemos registrado un consumo medio durante la prueba de 6,1 litros. Nos son cifras que batan récords en cuanto a eficiencia, pero aquí se nota que el aporte eléctrico es modesto para tratarse de un híbrido autorrecargable.

Suzuki Vitara 1.5 4x4 Strong  AGS

Dinámicamente el Vitara Strong es de los pocos modelos en este segmento que presume de un completo sistema de tracción total 4WD ALLGRIP, un plus en cuanto a estabilidad y en su faceta más aventurera y campera, donde resulta mucho más eficaz de lo que puede parecer.
Nos gusta el agradable tacto de la dirección, pese a no ser excesivamente directa (2,9 vueltas de volante entre topes) y el tarado de la suspensión es tirando a firme, pero sin ocasionar trastornos en cuanto al confort de marcha se refiere. El chasis recurre a un esquema McPherson delante y un eje torsional detrás. Los frenos son de discos (ventilados delante) y cumplen, aunque tampoco bate récords en este sentido. Hemos medido 41,2 metros para detenerse por completo desde 100 km/h. Los neumáticos 215/55 R17 son de serie en toda la gama, aunque con nuestro acabado superior GLX cuentan con unas atractivas llantas de aleación con superficie pulida.