lunes, 4 julio 2022

El Citroën 2CV eléctrico causaría sensación… pero parece que solo será un sueño

La nueva era eléctrica ha abierto la imaginación de los diseñadores y también sus recuerdos para diseñar modelos de 0 emisiones partiendo de diseños antiguos, clásicos… De esos modelos que todos tenemos en el recuerdo, como el Citroën 2CV.

Y que pueden revivir de la mano de las propias marcas, que recuperan diseños y denominaciones clásicas o en otros casos, por parte de diseñadores independientes o estudios de diseño que reinterpretan esos modelos que han formado parte de la historia del automóvil.

Entre estos, acabamos de descubrir el trabajo sobre las líneas maestras del Citroën 2CV realizado por el estudio de diseño de Dejan Hristov. Un proyecto propio que no tiene nada que ver con la marca. Porque a diferencia de otros fabricantes, Citroën no parece tener en mente recuperar modelos clásicos para una futura gama eléctrica.

El Citroën 2CV, el último caso de modelos clásicos reconvertidos en eléctricos

Justo lo contrario de otras marcas que recuperan coches de su historia para lanzarlos hacia ese futuro eléctrico de la movilidad. Es el caso de Volkswagen con el ID.Buzz, de Fiat con el 500e o de Honda con ese e que recuerda claramente al primer Civic. Y en un futuro próximo seguro que vemos más, como el anunciado nuevo Renault 5, o el Renault 4. En Opel el Manta parece indicar un futuro deportivo eléctrico…

En fin, la movilidad eléctrica puede dar juego también para recuperar nostálgicos modelos del pasado. En cuanto a este posible Citroën 2CV, Dejan Hristov lo visualiza como una reencarnación del icónico modelo con un diseño minimalista.

El 2CV es un modelo que ha estado en las líneas maestras de algunas de las creaciones de Citroën, como la primera generación del C3, el C3 Pluriel o el REVOLTe Concept, pero que nunca se ha pensado en su renacimiento real, que es lo que ahora parece querer provocar Hristov.

El diseñador apuesta por unos rasgos reconocibles, pero usando últimas tecnologías para darle un estilo absolutamente actual: faros LED de color oscuro, parrilla minimalista, carrocería esculpida, cámaras que reemplazan los espejos retrovisores o las luces traseras que cubren todo el ancho del coche. Son las líneas maestras para traer al utilitario francés al nuevo siglo. Y además, aprovechándose de la moda el diseñador ha optado por una carrocería crossover elevada.

El Citroën 2CV podría tener techo retráctil

Esto se ha conseguido gracias al uso de elementos que refuerzan ese estilo, como las llantas de aleación de gran diámetro estilo turbina y la mayor distancia al suelo. El revestimiento de plástico se limita a la parte inferior de los parachoques y los umbrales laterales, lo que mantiene el aspecto elegante del coche. Y para mantenerse fiel a la esencia del Citroën 2CV original, tiene un techo retráctil para una experiencia de conducción al aire libre.

Lo que podría ser realmente diferente de este posible 2CV respecto al modelo original sería el equipamiento, ya que los compradores modernos no podrían vivir con limpiaparabrisas manuales y sin aire acondicionado. Eso por no hablar de elementos tecnológicos o ayudas a la conducción. Por lo tanto, el interior del Citroën 2CV EV contaría con todas las comodidades de estos tiempos, incluida una pantalla táctil de información y entretenimiento, equipo de climatización, ventanillas eléctricas y un sistema de audio adecuado.

En cuanto a dimensiones, el Citroën 2CV EV se plantea un ligero crecimiento -3,8 cm- respecto al original, lo que da como resultado una longitud total 4.241 mm. Con estas dimensiones, podríamos ubicarlo en el segmento de los B-SUV modernos como el Peugeot 2008 que mide 4.300 mm. Por tanto, podría estar basado en la plataforma pequeña del grupo Stellantis, es decir, la misma que usa el Peugeot 208, el Opel Corsa o el DS3 Crossback.

Y ya que hacemos un poco de ciencia-ficción, si este Citroën 2CV llegara a fabricarse, lo más probable es que contara con el motor eléctrico de 136 CV que utiliza Stellantis en sus eléctricos más pequeños. Pero eso es una pura especulación.

Lo que sí tenemos claro es que la vuelta del Citroën 2CV en formato eléctrico causaría sensación en el mundo de los crossover urbanos. Y demostraría que el diseño atemporal del original está absolutamente de moda cuando se combina con detalles de estilo modernos.

Seguro que más de un aficionado del Citroën 2CV ya está escribiendo a la marca para pedir que lo fabriquen. Nosotros los primeros.