miércoles, 8 febrero 2023

Zagato se prepara para surcar los mares

Desde que en el año 1919 se fundara en la ciudad italiana de Milán la exclusiva compañía Zagato, esta ilustre casa de diseño se ha encargado de dar forma a algunos de los vehículos de cuatro ruedas más impresionantes de la historia. Desde entonces ha trabajado con marcas como Alfa Romeo, Aston Martin, Ferrari, Lamborghini, Maserati… Y así podríamos estar un buen rato hasta llegar a una empresa que puede que no te suene absolutamente de nada.

Estamos hablando de Persico Marine, que no es otra que una empresa dedicada a la construcción de embarcaciones de lujo y que ahora une sus fuerzas con Zagato para dibujar lo que llaman ‘hiperbarco’. Que además es totalmente eléctrico.

Este Persico Zagato 100.2 es totalmente eléctrico

Ante tus ojos tienes el Persico Zagato 100.2, un exclusivo yate que mide 25,9 pies (7,9 metros) de eslora. Ese casco está fabricado de forma totalmente artesanal empleando un material que la casa de Milán trabaja como pocas en el mundo: la fibra de carbono. Es por ello que esta criatura anuncia un peso inferior a los 2.500 kilos.

Para impulsar a este Persico Zagato 100.2, ambas compañías han recurrido a una mecánica totalmente eléctrica, que se ofrecerá en dos ‘sabores’. Para comenzar hay que hablar de la variante Sport, la cual esconde un paquete de baterías de iones de litio con 83 kWh de capacidad (para que te hagas una idea las baterías de un Volkswagen ID.4 llegan a tener 82 kWh). Estas baterías alimentan a un motor eléctrico de tipo jet pod que entrega 205 kW de potencia (279 CV). En su configuración Sport el Persico Zagato 100.2 presume de alcanzar una velocidad máxima de 43,5 nudos (80,6 km/h), aunque su velocidad de crucero se establece en 26 nudos (48,2 km/h), lo que tampoco está nada mal. Y lo mejor de todo es que esa batería le permite homologar una autonomía de 28 millas náuticas, el equivalente a unos 52,5 kilómetros.

Versiones Sport y Long Range para este Persico Zagato 100.2

Perisco Zagato 100.2. Imagen trasera.

Pueden no parecer muchos kilómetros, de manera que este Persico Zagato 100.2 también estará disponible en una variante que han llamado Long Range. Como su nombre indica, está enfocada a aumentar esa autonomía, cosa que se consigue instalando en su casco un segundo paquete de baterías calcado al anterior con 83 kWh. De esta manera esa autonomía salta hasta las 47 millas náuticas, lo que vienen a ser 88,1 kilómetros.

Como el Sport, la versión Long Range de este Persico Zagato 100.2 también usa un motor de tipo jet pod con los mismos 205 kW de potencia (279 CV), pero esa segunda batería aumenta su peso, ralentizando sus prestaciones. A pesar de todo esta versión es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 36 nudos (66,7 km/h), mientras que su ritmo de crucero se establece en 24 nudos (44,5 km/h).

Cada unidad de este Persico Zagato 100.2 será único

Perisco Zagato 100.2. Imagen superior.

Independientemente de si el cliente apuesta por una versión Sport o Long Range, cada unidad de este Persico Zagato 100.2 será única. Tanto es así que ambas compañías han confirmado que de este sensacional yate tan solo se van a ensamblar nueve unidades y que ‘cada propietario podrá personalizar el suyo de forma única y exclusiva’. Tanto Persico Marine como Zagato darán a elegir infinidad de tonalidades para el casco de su embarcación, distintos acabados para el interior y el puesto de mando… Y es que aseguran que esas nueve embarcaciones serán diferentes entre ellas.

Ambas compañías no entraron en muchos detalles sobre este Persico Zagato 100.2, pero señalaron que el diseño de este yate fue el resultado del trabajo entre la ilustre compañía de Milán y Micheleti. Y se limitan a decir que presenta un ‘aspecto moderno y esencial, sin adornos’.

Solo se van a fabricar nueve exclusivas unidades a la carta

Perisco Zagato 100.2. Imagen boceto.

Tanto es así que este yate presenta un casco aerodinámico, con líneas fluidas y un diseño particular. También se puede apreciar un minimalista parabrisas, cubiertas de madera natural y un puesto de mando con dos confortables asientos y una instrumentación digital. Detrás hay más asientos y unas cómodas tumbonas para disfrutar en alta mar.

En un comunicado, Andrea Zagato dijo: “El proyecto partió de un concepto compartido: la idea de que el barco debería ser una pieza de colección”. Zagato agregó: “Las tecnologías más nuevas e innovadoras actualmente disponibles harán que el barco sea sostenible y esté destinado a dejar su marca distintiva, como fue el caso de nuestros automóviles más valiosos y diseñados para clientes poco comunes, los que siempre buscan la excelencia y la innovación en cualquier campo.”

Cada uno de los nueve Persico Zagato 100.2 será construido de forma artesanal en las instalaciones de Persico Marine. Y las primeras entregas están previstas para arrancar a finales de 2023.