lunes, 5 diciembre 2022

Volvo. Apuesta por el vehículo eléctrico

Sabemos que cada vez más vehículos ecológicos o alternativos a la gasolina o el diésel aparecen en los catálogos de las marcas, pero ninguna había hecho un comunicado tan importante y radical como el que ha anunciado Volvo. Y es que la empresa sueca, que pertenece al grupo Geely chino desde 2010, acaba de dar un comunicado en el que afirma que a partir de 2019 sólo lanzará vehículos eléctricos o híbridos, dejando de producir vehículos de combustión interna.

Una apuesta arriesgada

Este anuncio, que representa uno de los pasos más importantes que un fabricante de automóviles puede dar en favor de la electrificación, pone de manifiesto que, más de un siglo después de que se inventara el motor de combustión interna, la electrificación está abonando el terreno para un nuevo capítulo de la historia de la automoción.

Volvo seguirá con los modelos de motor de combustión que ya tiene en el mercado. Pero a partir de 2019, Volvo sólo fabricará híbridos y eléctricos. «Esto significa que habrá un futuro en el que no habrá coches de Volvo sin un motor eléctrico», ha señalado Hakan Samuelsson, consejero delegado de Volvo Cars. La empresa sueca lanzará cinco modelos totalmente eléctricos entre 2019 y 2021, tres a través de Volvo y dos a través de Polestar.

Con estos números, Volvo tiene la ambición de vender un millón de coches eléctricos para 2025. En esta transformación tendrá un papel importantísimoe Polestar. Desde el 1996, esta división se ha ocupado de hacer las versiones de altas prestaciones de la firma sueca. Hace un mes Volvo anunció que remodelaría su negocio Polestar en una marca autónoma centrada en coches eléctricos de alto rendimiento que pudieran competir con rivales como Tesla o la gama AMG de Mercedes.