sábado, 28 mayo 2022

El Volkswagen Tiguan, con la cara del Golf

La cara del nuevo Volkswagen Golf llega al Tiguan. Así podríamos resumir los cambios que va a recibir el SUV alemán y que tienen como principal punto llamativo este nueva parrilla que estrenará el Tiguan. El nuevo modelo parece haber asimilado que la tendencia de diseño viene marcada por los rasgos del Golf, que en su octava generación ha refrescado su imagen en esta zona de forma notable.

Esos rasgos se traducen en el Tiguan -esta es la primera renovación de la segunda generación- en unos nuevos faros, nueva parrilla y también un paragolpes delantero rediseñado. Y en la parte posterior, donde ya no es tan necesario seguir los dictados estéticos del Golf vemos que el Tiguan dispondrá de nuevas luces y también un nuevo paragolpes.

Motores Mild Hybrid

No se sabe nada de los motores que va a utilizar, aunque lo previsible es que cuente con las versiones más eficientes de la gama del fabricante alemán. Si pensamos en que también pueda utilizar motores del Golf, es lógico aventurarse a decir que tendrá la tecnología Mild Hybrid con el motor 1.5 TSI de 150 caballos como alternativa de entrada. Una variante que contará con etiqueta ECO.

Pero habrá más. Tal vez un híbrido enchufable por primera vez en la gama Tiguan, salvo la versión que se vende en el mercado chino. Y seguro que también alguna versión claramente deportiva, como corresponde a la tradición de Volkswagen, inventora del GTI en el segmento del Golf. Las dudas se despejarán con casi total seguridad en el Salón de Ginebra, el lugar donde parece que podremos ver la versión definitiva del nuevo Tiguan.