comscore
viernes, 14 junio 2024

Ventas de coches en 2022; peor incluso que el año del Covid

Las últimas previsiones, poco antes de cerrar el año, apuntaban a las 830.000 ventas como cifra definitiva en las matriculaciones de coches. Pero ni siquiera a ese dato se ha llegado en un 2022 en el que el mercado de turismos y todoterrenos se ha cerrado con solo 813.396 unidades vendidas durante el año, lo que supone una caída del 5,4 por ciento respecto a los datos de 2021, cuando se matricularon 859.000 coches.

Es más, este dato es incluso inferior a los 851.000 turismos y todoterrenos matriculados en España en 2020, el año de la pandemia, pese a los confinamientos provocados por el Covid, las restricciones de movilidad, etc. Se consolidad este 2022, además, como uno de los peores años para el sector en cuanto a ventas, pues solo se vendieron menos coches en España, en 2011, 2012 y 2013, los años más duros de la crisis económica.

Las ventas en diciembre caen aún más

La perspectiva de haber alcanzado las 830.000 unidades, que se planteaba como el escenario más positivo para el cierre del año se esfumó con los datos de diciembre. El último mes del año se ha cerrado con una caída de las ventas del 14,1 por ciento y un total de 73.927 nuevas matriculaciones, pese a que la cartera de pedidos que todas las marcas tienen es muy superior a esta cifra.

usados

Pero en la tormenta perfecta, con la sucesión de acontecimientos que han llevado a estas cifras, en diciembre han tomado protagonismo las dificultades en el transporte de vehículos a los concesionarios que han provocado que miles de automóviles permanezcan parados en los puertos y campas retrasando su entrega a los compradores.

Es la guinda a un año que ha tenido de todo… y todo negativo. La guerra en Ucrania, el aumento de los costes energéticos y de carburantes, el incremento de la inflación y los tipos de interés que han condicionado la decisión de compra de los usuarios. Unido, por supuesto, a una crisis de los semiconductores que sigue pesando en la fabricación, lastrando la capacidad de producción de prácticamente todas las marcas.

La previsión de ventas para 2023 no es optimista

Estos factores han sido valorados en el balance que hacen todas las asociaciones del sector. Para Félix García, director de comunicación y marketing de ANFAC, la asociación de fabricantes todos estos factores hacen que “2022 vuelva a quedar por debajo de las previsiones y nos deja un escenario desfavorable para 2023 donde, siendo cautos, deberíamos abordar el asalto a la frontera de las 900.000 unidades. Todo dependerá de si termina el conflicto en Ucrania y se normaliza la cadena logística para que se puedan entregar más vehículos nuevos. Ayudará también a sumar nuevas matriculaciones que el Gobierno acelere las medidas para impulsar los puntos de recarga rápida y las ayudas directas para vehículos electrificados. Con un mercado por debajo del millón de unidades existe un riesgo real de pérdida de inversiones y empleo”.

JOSE LOPEZ TAFALL ANFAC Motor16
José López-Tafall, Anfac

En el mismo sentido se ha pronunciado Raúl Morales, director de comunicación de FACONAUTO, la asociación que agrupa a los concesionarios, al indicar que en el trasfondo de estos datos hay “un contexto en el que la inflación, el incremento de los tipos de interés y la incertidumbre de los hogares han erosionado la capacidad de consumo. Los concesionarios han visto agravada esta situación en el último tramo del ejercicio, cuando el mercado ha reflejado una clara caída de la demanda. La incertidumbre con la que cerramos 2022 nos impide vislumbrar un cambio para este 2023. Manejamos dos escenarios: un crecimiento escueto del 5%, es decir, 870.000 unidades, al que habría que sumar un 10% adicional si se solucionan los cuellos de botella en la producción, con lo que nos iríamos a 960.000 unidades. Ninguna de las dos previsiones es una buena noticia, porque estamos muy lejos de las cifras que veíamos antes de la pandemia”.

Por su parte, la directora de comunicación de GANVAM, Tania Puche, destacó que “En este tercer ejercicio seguido en negativo, en el que se han registrado unas 400.000 unidades menos que antes de la pandemia, la falta de oferta ha hecho mella en el mercado y todo apunta a que, aunque con menor intensidad, lo seguirá haciendo en 2023, con el riesgo que supone para el empleo y la competitividad del sector. Además, en un contexto en el que el ritmo de electrificación todavía no ha alcanzado la velocidad de crucero, reenfocar las estrategias de descarbonización para conseguir parar en seco el envejecimiento del parque se convierte en objetivo prioritario para este curso que acabamos de estrenar”.

Solo crecen las ventas en el canal de empresas

La descarbonización que comenta Puche es uno de los ejes de las matriculaciones en España. Porque, pese a que las ventas de modelos eléctrificados no alcanzan los niveles deseables, las emisiones generadas por el secto siguen bajando. En concreto en 2022 se han reducido un 3,1 por ciento las emisiones de CO2, en comparación con el año anterior, con una media de 120,4 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Y si se analizan los canales, la caída se fundamenta sobre todo en el canal del rent a car. Los alquiladores son los que acumulan el mayor descenso –al ser las ventas menos rentables para las marcas, estas se han centrado en otros canales- con unas reducción del 35,1 por ciento de las ventas y solo 98.888 turismos matriculados.

Inclinarse por un coche renting

El canal de particulares cae solo un 1,7 por ciento con un total de 366.364 unidades vendidas. El único canal que sube es el de empresas, que crece un 4,1 por ciento –pese a la caída de diciembre- y alcanza las 348.144 matriculaciones, con lo que se sitúa a solo un paso de ser el principal canal de ventas en nuestro país.

Además de la caída en los turismos y todoterrenos, el mercado tampoco mejora en cuanto a los vehículos comerciales ligeros, que cierran 2022 con una bajada del 21,3 por ciento y 119.506 unidades. Eso sí, al menos, el último mes, con resultado positivo, y un incremento del 12,4 por ciento de las ventas, hasta alcanzar las 12.184 ventas. En el caso de los comerciales ligeros, todos los canales sufren una fuerte caída con retrocesos del 31 por ciento y el 38,6 por ciento en las ventas a autónomos y alquiladores, respectivamente según los datos de ANFAC, la asociación que agrupa a los fabricantes.

Es en el segmento de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses en el único que 2022 se despide con datos positivos, pues logran un aumento del 13,8 por ciento, con un total de 25.911 unidades. Diciembre en este caso se ha cerrado con un incremento mayor, del 33,1 por ciento y con 2.249 matriculaciones. Entre los tipos de industriales que más crecen están los industriales pesados de más de 16 toneladas que alcanzan las 20.357 unidades, con una mejora del 13,6%, o autobuses, autocares y microbuses con 2.457 ventas y un aumento del 25,4%.