miércoles, 5 octubre 2022

Ventajas e inconvenientes de cambiar el tamaño de las ruedas de tu coche

Llega la hora de cambiar los neumáticos del coche y comenzamos a echar números. Buscamos precios, intentamos pillar alguna oferta para que la operación nos salga más económica y, en algunos casos, nos planteamos incluso cambiar la medida homologada. En ocasiones lo hacemos por estética, sin tener en cuenta que eso trae consigo cambios en el comportamiento del coche o en el consumo. A continuación te explicamos las ventajas e inconvenientes de cambiar el tamaño de tus ruedas.

Cambiar el tamaño de las ruedas tiene consecuencias

Dicho esto, vamos con las ventajas o inconvenientes de variar las medidas de los neumáticos de tu coche. Tienes que tener en cuenta que cambiar esas medidas, por muy equivalentes que sean dentro de su homologación, acarrea cambios en la agarre, la tracción, la frenada o el consumo.

Muchos conductores, sobre todos jóvenes, ven con buenos ojos poner ‘más rueda’ muchas veces por una cuestión meramente estética. Quizás alguno desconozca que esta acción incrementará el consumo de combustible. Esto se debe a que cuanto más generosa sea la superficie de contacto con el suelo, mayor será la resistencia para avanzar debido al rozamiento.

Otro de los puntos negativos a tener en cuenta es que suelen absorber bastante peor las irregularidades del terreno. Cuanto más anchos sean, generalmente menos perfil llevan y eso repercute en el confort de marcha.

El peligro del aquaplaning.

Además, en caso de lluvia, cuanto más generosa sea la medida, más propensos son a sufrir el temido ‘aquaplaning’. Recordad que este fenómenos se produce cuando debido a la velocidad el neumático pierde el contacto directo con el asfalto y se desliza por encima de una fina lámina de agua. Esto resulta superpeligroso porque no tendremos control sobre el vehículo a nivel de dirección, frenos o tracción. Y cuanto más anchas sean las gomas, más superficie de contacto y más facilidad para sufrirlo.

Otro punto negativo es que las ruedas generan más ruido cuanto más anchas son, aunque en este sentido también hay que tener en cuenta otros factores, como la composición de los elementos con los que se hayan fabricado. En este sentido los fabricantes han hecho un excelente trabajo en el campo de la sonoridad. Y también hay que tener en cuenta que incrementar la medida se traduce casi siempre en un incremento del precio en la factura final. En ocasiones son muchísimo más caros.