Toyota Highlander Hybrid. Conducimos el hermano mayor del RAV4
TIENE ETIQUETA ECO

Toyota Highlander Hybrid. Conducimos el hermano mayor del RAV4

Por vez primera en sus 21 años de historia el Toyota Highlander pisa Europa. Lo hace para convertirse en una alternativa a los SUV premium de mayor tamaño, que tiene un atractivo precio, una solvente mecánica híbrida, un extenso equipamiento y una amplitud envidiable.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

20 de Enero 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Puede que si te hablo del Toyota Highlander no te suene absolutamente de nada. No es para menos, y mucho menos puedo culparte por ello, porque el nuevo SUV de la firma nipona jamás se ha comercializado en Europa hasta ahora. Eso no quiere decir que el Highlander sea un extraño en otros mercados del mundo, tanto que ante tus ojos tienes la cuarta generación de este exitoso vehículo del que se han vendido en sus 21 años de historia (fue lanzado en el año 2000) nada menos que 7,6 millones de unidades. Y es que solo el año pasado fueron fabricadas 350.000 unidades (incluso es que se vende en España se ensambla en la planta que Toyota tiene en Indiana, Estados Unidos), de las cuales 225.000 de ellas se quedaron al otro lado del océano, donde es todo un superventas.

Ahora Toyota lo trae a Europa para plantar cara a los SUV más poderosos del mercado (se engloba en la categoría E-SUV) y también para ofrecer una alternativa más civilizada al Toyota Land Cruiser, que debemos considerar un todoterreno puro y duro, y no un confortable SUV para viajar con todo lujo de comodidades, que también sabe hacerlo.

Acaricia los cinco metros de largo

Lo cierto es que este nuevo Toyota Highlander llama poderosamente la atención a primera vista. Parece mucho más que un RAV4 estirado. Y es que comparte muchas similitudes con este exitoso vehículo que en España ha conseguido un 16,2% de cuota de mercado en su categoría.

Sorprende con sus 4,97 metros de longitud, que son 37 centímetros más de lo que mide un RAV4 y tan solo 3 centímetros menos que un Lexus RX 450h L, un modelo al que este Highlander puede plantar cara y con el que han tenido especial mimo para que no lo haga de forma directa. También mide 1,93 metros de ancho y 1,76 metros de alto.

Sorprende su amplitud interior de este Highlander Hybrid, pero la tercera fila de asientos, que es de serie en todos, es recomendable para niños. Acceder a ella no es sencillo.Sorprende su amplitud interior de este Highlander Hybrid, pero la tercera fila de asientos, que es de serie en todos, es recomendable para niños. Acceder a ella no es sencillo.

Semejantes proporciones han permitido instalar una tercera fila de asientos. Propia para los más pequeños de la casa, pero al fin y al cabo ahí está. En ella no hay problemas de altura y tampoco de anchura, pero el asiento va muy próximo al piso y obliga a flexionar en exceso las piernas. También es verdad que acceder a ellas requiere cierta agilidad que con los años uno va perdiendo. Pero si se usan debes tener en cuenta que aún presume de tener un maletero con 268 litros de capacidad (332 litros hasta el techo). Y para jugar con el espacio para las piernas también equipa una segunda fila de asientos que se puede desplazar longitudinalmente 180 milímetros.

Esta segunda fila es perfecta por espacio y en ella se viaja de maravilla. Cierto es que su respaldo está divido en partes 60:40 y eso resta algo de versatilidad. Y si solo se usan cinco plazas, los asientos de la tercera fila se pueden ocultar en el piso y liberar 658 litros de maletero (865 litros hasta el techo y 580 tiene un RAV4). Pero ese maletero, con portón eléctrico de serie puede crecer hasta unos sensacionales 1.909 litros usando solo dos asientos.

Equipados hasta los dientes

El puesto de conducción es realmente espacioso y confortable. Todo está a mano, pero requiere algo de aclimatación a su pantalla central, que puede ser de hasta 12,3 pulgadas en el acabado Luxury (8,0 pulgadas en el Advance). También se agradecen unos acabados muy buenos y materiales, la inmensa mayoría de ellos blandos, y muy agradables al tacto. Y por cierto, todos equipan de serie asientos tapizados en cuero (en los Luxury son perforados).

Sin más dilación nos ponemos en marcha con este nuevo Toyota Highlander Hybrid. Y es que esta cuarta generación solo se pone a la venta en España con una mecánica híbrida eléctrica que tiene un poco de RAV4 Hybrid y de RAV4 Plug-In Hybrid. Nos explicamos.

En España solo se vende con una mecánica híbrida eléctrica semejante a la del RAV4, pero pasa de 222 a 248 CV de potencia para mover con agilidad sus más de dos toneladas. Consigue etiqueta ECO.En España solo se vende con una mecánica híbrida eléctrica semejante a la del RAV4, pero pasa de 222 a 248 CV de potencia para mover con agilidad sus más de dos toneladas. Consigue etiqueta ECO.

Bajo su capó se esconde el motor 2.5 Dynamic Force que tiene un rendimiento térmico del 41% y que eroga 190 CV de potencia, 12 más que en un RAV4. Junto a el hay un motor eléctrico con 134 kW (182 CV), que es el mismo que utiliza la versión híbrida enchufable del RAV4, y que es 62 CV más potente que el de un RAV4 'a secas'. Si bien, en su eje trasero hay otro motor eléctrico para dotarle de tracción a las cuatro ruedas inteligente (Toyota lo denomina AWD-i), el cual suma otros 40 kW (54 CV) y que es el mismo que en el resto de RAV4.

Solo con mecánica híbrida, 248 CV y etiqueta ECO

Toda esta combinación genera un total de 248 CV, que son 26 más que en un RAV4 con tracción a las cuatro ruedas. Diferencia vital para digerir el peso extra por su mayor tamaño (son 2.015 kilos, unos 290 kilos más que un RAV4 equivalente) y firmar unas prestaciones semejantes, porque demanda 8,3 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h (8,1 requiere un RAV4), mientras que su velocidad máxima es de 180 km/h.

Como buen híbrido, a baja velocidad este Toyota Highlander saca un gran partido a su parte eléctrica, que le permite reducir el consumo de combustible considerablemente en ciudad. Si bien, sus dimensiones no hacen que este sea el escenario ideal para el Highlander por mucho que algunos de sus afortunados propietarios se empeñen en usarlo para llevar a los niños al colegio. Además, en estos desplazamientos saca gran ventaja gracias a su etiqueta ECO.

Se sustenta sobre la plataforma TNGA-K y es realmente confortable en marcha. Pensado para viajar como señores, en cuanto aparecen las curvas requiere algo más de calma. No hay suspensiones activas en este Highlander.Se sustenta sobre la plataforma TNGA-K y es realmente confortable en marcha. Pensado para viajar como señores, en cuanto aparecen las curvas requiere algo más de calma. No hay suspensiones activas en este Highlander.

Cierto es que cuenta con un botón 'EV' para forzar el trabajo de su parte eléctrica, pero hay que recordar que es un híbrido 'a secas' y no enchufable. No esperes recorrer más de 1,5 o 2 kilómetros en eléctrico, porque además tiene una batería de hidruro de níquel con 1,9 kWh de capacidad.

Más cómodo y confortable que dinámico

El Highlander está pensado para viajar, porque sus confortables suspensiones te aíslan a la perfección de la carretera, pero es verdad que cuando aparecen las curvas no estaría algo de más un poco de firmeza adicional, porque los balanceos de su carrocería se hacen presentes. Y es que Toyota ha decidido no equipar unas suspensiones activas en su plataforma TNGA-K (es la misma que emplean RAV4 o Camry pero debidamente adaptada), elemento que encarecería el producto y que lo pondría en la órbita de su 'primo' el Lexus RX. Y para diferenciarlos se han ahorrado también detalles como una tercera fila de asientos eléctrica...

Durante su toma de contacto recorrimos la mayor parte de la distancia por carreteras convencionales de doble sentido y con límite de 90 km/h. Eso hizo, que aún llevando un ritmo alegre, su consumo durante la prueba fuera bastante comedido con solo 7,6 l/100 km, un dato muy cercano a los 7,0 l/100 km que homologa en ciclo WLTP.

Así los 65 litros que caben en su depósito cunden bastante a la hora de afrontar largos viajes por carretera. Pero seguro que en este escenario su gasto real estará más cerca de los 9 litros. Seguro. Aún así no es una cifra exagerada para su tamaño o potencia.

En marcha sorprende su agilidad a la hora de ganar velocidad, pero su particular cambio e-CVT, común con otros modelos híbridos de Toyota, continúa revolucionando en exceso el motor. Para minimizar el impacto acústico la firma nipona se ha gastado una 'pasta' en material insonorizante y en equipar cristales acústicos también en los laterales. Y así se mejora considerablemente su confort de marcha.

Ese cambio e-CVT también cuenta con un programa secuencial que simula ofrecer seis velocidades, que se pueden controlar desde la palanca central o desde las levas que hay en su volante. Además, cuenta con los modos de conducción ECO, Normal y Sport. A estos también se añade una función denominada Trail que simula la acción de un bloqueo de diferencial y que ayuda a mejorar su capacidad off-road, aunque ya hemos dicho que para excursiones fuera del asfalto está el Land Cruiser.

Las curvas hay veces que se le atragantan, porque este Highlander ha sido desarrollado para primar el confort y porque tampoco es un peso pluma. Aún así, te aseguro que no defraudará a sus propietarios.

El Toyota Safety Sense usado también por el Mirai

Tampoco lo hará a la hora de comprobar su equipamiento de serie, que es verdaderamente apabullante y donde no falta la última y más avanzada evolución de su sistema de seguridad activa Toyota Safety Sense, compartido con el nuevo Toyota Mirai. Ya el nivel de acabado Advance cuenta con el mencionado tapizado en cuero, asientos delanteros eléctricos y calefactados, climatizador de tres zonas, cuadro analógico con pantalla de 7 pulgadas, iluminación exterior Full LED (los faros delanteros tienen regulación en altura manual), cargador inalámbrico, sistema Toyota Touch2 con pantalla táctil de 8 pulgadas, portón trasero eléctrico, llantas de 20 pulgadas, cámara de visión trasera, acceso y arranque 'manos libres'...

Se pone a la venta con los acabados Advance y Luxury. Cualquiera de ellos presume de equipamiento de serie, pero el Head-Up display o esta pantalla central de 12,3 pulgadas son exclusivos, como el cuero perforado, del más completo, que es más caro.Se pone a la venta con los acabados Advance y Luxury. Cualquiera de ellos presume de equipamiento de serie, pero el Head-Up display o esta pantalla central de 12,3 pulgadas son exclusivos, como el cuero perforado, del más completo, que es más caro.

Por encima están los Luxury, que suman portón trasero de apertura con el pie, asientos delanteros con ventilación y traseros con calefacción, volante con calefacción, Head-Up display de 10,1 pulgadas, pantalla central de 12,3 pulgadas, sistema de visión 360 grados, sistema de sonido JBL con 1.200 vatios de potencia, techo solar panorámico o retrovisor interior digital, que lo cierto es que al principio marea bastante. Suerte que pasa a ser convencional con solo tocar un botón.

Ese mayor equipamiento de serie hace que las emisiones de CO2 pasen de los 158 g/km en los Advance a los 160 g/km en los Luxury, pasando del 4,75 al 9,75% a la hora de tributar en el impuesto de matriculación, lo que supone un salto importante en la tarifa final (hay 10.400 euros de diferencia). Sin pasar por alto su mayor equipamiento de serie.

Cuesta 18.460 euros menos que un Q7 45 TDI

Toyota espera que su versión más demandada sea el Advance con techo panorámico (hablan del 80% de las 500 unidades que quieren matricular en España en este 2021), el cual tiene un precio de partida de 52.500 euros con descuentos (50.750 euros si además se financia).

Cierto es que no se puede considerar ningún regalo, pero como detalle te diré que el Audi Q7 más 'asequible', un 45 TDI con 231 CV, tracción Quattro, cambio Tiptronic y etiqueta ECO arranca en 68.460 euros, a los que debes sumar 2.000 euros más por la tercera fila de asientos. Otro ejemplo a tener en cuenta es el nuevo Ford Explorer, que tiene una mecánica híbrida enchufable, más potente que la de este Highlander y con etiqueta 'Cero emisiones', pero que cuesta 70.371 euros. Y no nos olvidamos de su 'primo', el Lexus RX 450h L, que tiene un precio de partida de 81.100 euros a pesar de tener una mecánica híbrida con 313 CV.

Pero para que lo tengas en cuenta, estos son los precios de este nuevo Highlander:

- Toyota Highlander Hybrid Advance: 59.000 euros (52.000 euros con dto).

- Toyota Highlander Hybrid Advance + Techo: 60.500 euros (52.500 euros con dto).

- Toyota Highlander Hybrid Luxury: 70.900 euros (62.900 euros con dto).

Coche del Año Europa 2022

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon