lunes, 4 julio 2022

Toyota BZ4X. Ya está aquí el primer eléctrico de Toyota

Después de acumular décadas de experiencia en el terreno de la electrificación con sus modelos híbridos y, más recientemente, híbridos enchufables, era cuestión de tiempo que Toyota estrenase su primer coche completamente eléctrico. Como te adelantamos hace unos meses, este cero emisiones llega en forma de SUV, se llama BZ4X y acaba de presentarse a nivel mundial, aunque no aterrizará en las calles hasta el año que viene.

Su diseño no cambia demasiado con respecto al del prototipo de mismo nombre que vimos el pasado mes de abril, por lo que tiene una imagen parecida a la de los últimos lanzamientos de la marca japonesa, especialmente a la del Toyota Yaris Cross, si bien es más grande que el SUV urbano y tiene unas dimensiones similares a las del Toyota RAV4, por lo que podríamos decir que estamos ante la variante de cero emisiones del SUV de tamaño medio.

Asentado sobre la nueva plataforma e-TNGA desarrollada conjuntamente por Toyota y Subaru, el BZ4X tiene una distancia entre ejes de 2.850 mm, 160 mm más larga que la del RAV4, y es 85 mm más bajo que su pariente híbrido, además de tener unos voladizos más cortos y un capó 50 mm más bajo.

El interior es un poco más amplio que el del RAV4 gracias a su batalla más larga y a la situación de la batería de iones de litio, dispuesta bajo el piso y entre los dos ejes. De esta forma, Toyota promete que pueden viajar cinco adultos cómodamente, mientras que el maletero tiene 452 litros de capacidad.

Dos niveles de potencia

A nivel técnico, la batería, que está refrigerada por agua por primera vez en un Toyota, tiene una capacidad de 71,4 kWh, suficiente para que, según los cálculos de Toyota, el BZ4X tenga una autonomía de más de 450 km según el ciclo WLTP, aunque todavía está pendiente de homologación. En la versión base, con tracción delantera, esta “pila” de iones de litio alimenta un motor eléctrico que desarrolla 204 CV y 265 Nm de par máximo, cifras que permiten al BZ4X acelerar de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada a 160 km/h.

Por encima, Toyota ofrecerá un BZ4X más capaz, con tracción total, dos motores (uno por cada eje) que entregan una potencia combinada de 217 CV y un par máximo de 336 Nm que podrá pasar de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos, eso sí, con la misma velocidad máxima limitada a 160 km/h.

Cualquiera de los dos modelos contará con un cargador de serie compatible con puntos de carga de hasta 11 kW, pero también se podrán cargar en puntos rápidos de hasta 150 kW, donde solo serán necesarios 30 minutos para recuperar del 0 al 80% de la capacidad de la batería.