miércoles, 6 julio 2022

TOGG, la nueva marca turca prepara su primer eléctrico


Con esto de la nueva movilidad eléctrica, surgen nuevas marcas y fabricantes por todas partes. Es el caso de TOGG, un fabricante turco de vehículos eléctricos que después de haber mostrado algunos concept parece que se lanza, ya en serio a fabricar su primer coche. Y, cómo no, lo elegido por su entrada al mercado es un SUV.

Para los que no sepáis que TOGG, hay que decir que se trata de una startup del sector de la automoción, cuyo objetivo es desarrollar y producir los primeros vehículos eléctricos desarrollados cien por cien en Turquía. Y el primer modelo de producción será este SUV que aparece en las fotos y que llegará antes de que acabe este 2022.

TOGG se apoya en Pininfarina para el diseño

El prototipo camuflado se parece mucho al concept car presentado hace un par de años con el diseño firmado por Pininfarina. Pero hay cosas cambiadas y retocadas, sobre todo cuando se mira de cerca. Vemos cómo los faros son un poco más grandes, las líneas de cierre del capó se han movido hacia atrás, las ruedas tienen un diámetro más pequeño, las manillas de las puertas son convencionales, mientras que las proporciones parecen alterarse con una parte trasera más corta.

Aún así, el diseño general es claramente una evolución del concepto y parece estar más cerca de convertirse en un modelo de producción. Suponemos que los cambios se han enfocado en la necesidad de acomodar dentro de la plataforma –totalmente electrificada- tanto los motores eléctricos como el paquete de baterías.

Pero realmente el coche no ha cambiado tanto, pues el año pasado, TOGG publicó fotos de la carrocería del SUV en blanco y se puede decir que tenía el mismo diseño que los prototipos camuflados.

Aunque aún no se ha lanzado, TOGG ya algunas de las especificaciones para este nuevo SUV. Estará disponible con dos niveles de potencia diferentes: un solo motor RWD con 203 caballos y una autonomía de 500 kilómetros. Y la versión con doble motor eléctrico, tracción total y 400 caballos ofrecerá 400 kilómetros de autonomía.

Los paquetes de baterías se fabricarán internamente en colaboración con la marca china Farasis. Y entre sus características parece que tendrá un nivel 2 de conducción autónoma que podría evolucionar a nivel 3 en función de actualizaciones, que se realizarán de forma inalámbrica y utilizando la tecnología 5G.

No va a ser un modelo único, porque la marca turca pretende contar con más modelos que compartirán la misma arquitectura dedicada a los vehículos eléctricos. En esa gama, que podría llegar a los cinco modelos una vez este implantada, se incluiría un sedán, un hatchback (basado en el Transition Concept que se presentó en el CES de Las Vegas) y una minivan. Todos ellos, fabricados en la provincia turca de Bursa y desarrollado cien por cien en el país.