comscore
jueves, 30 mayo 2024

TDI y TGI. Estos son los nuevos motores para el Grupo Volkswagen

Estos días se está celebrando el Simposio de Motores de Viena, el escenario elegido por los chicos de Volkswagen para mostrar al mundo entero los propulsores que han desarrollado para sus futuros modelos.

Además de anunciar que la próxima generación del Volkswagen Golf utilizará la tecnología mild-hybrid de 48 voltios, han dado a conocer que los propulsores TDI tienen mucha vida.

Habrá un 2.0 TDI híbrido suave

En Viena han desvelado el nuevo 2.0 TDI, conocido como EA288 Evo. Se trata de una mecánica diésel que estará adaptada para también poder funcionar en combinación con la conocida tecnología híbrida suave (mild-hybrid), pero en este caso concreto, y en sus inicios, sólo a 12 voltios. A esta tensión trabajará su alternador y motor de arranque accionado por correa, que funcionará para suavizar la entrada en escena del stop-start y también la función 'inercia' o 'vela' en las versiones equipadas con el cambio automático DSG.

Volkswagen lo ha desarrollado para ofrecer entre 100 y 150 kW de potencia, el equivalente entre 136 y 204 CV. Y es que sus valores de potencia y par motor se han visto incrementados en hasta un 9 por ciento.

Inicialmente lo van a utilizar en Audi, y en sus modelos con propulsor colocado en posición longitudinal, pero más adelante lo utilizaran el resto de marcas del Grupo Volkswagen, siempre que sus modelos cuenten con la conocida plataforma modular MQB

Con el fin de minimizar al máximo sus emisiones, Volkswagen los ha equipado con filtro de partículas DPF y con tratamiento para el NOx, que han sido redimensionados y también gracias a su mayor eficiencia se rebajan las emisiones de CO2 en hasta 10 g/km.

1.5 TGI. El nuevo motor de gas natural

El Grupo Volkswagen está apostando claramente por el gas natural comprimido como combustible. El futurista Skoda Vision X apostaba por un moderno 1.5 TGI que se combinaba con un sistema híbrido. Pues bien, ese corazón térmico, bautizado como EA211 Evo, también llegará a los futuros modelos de producción.

Se trata de un corazón de gasolina que puede funcionar con gas natural y que estrena un avanzado turbocompresor de geometría variable VTG, el cual mejorará su respuesta a bajo régimen. Proporciona 130 CV de potencia y 200 Nm de par motor (110 CV y 200 Nm ofrece el actual 1.4 TGI), que están disponibles entre 1.400 y 4.500 rpm. Presenta la particularidad de poder funcionar también en ciclo Miller y apuntan que presumirá de ofrecer un consumo medio de 3,5 kg/100 km en un Volkswagen Golf, equipado con el cambio DSG.

Esta futura generación de vehículos alimentados por gas natural contarán con depósitos de mayor capacidad para este combustible (un Seat León TGI carga 15 kilos de gas natural), de forma que su autonomía crecerá hasta los 490 kilómetros, a los que habrá que sumar otros 190 kilómetros adicionales cuando consume gasolina sin plomo (es de suponer que estos últimos serán más pequeños que los actuales, pues un Seat León TGI mantiene su tanque con 50 litros).