viernes, 30 septiembre 2022

El sueño de la marca china BYD (Build Your Dreams) empieza a hacerse realidad

Con solo 27 años de vida y únicamente 19 en el sector del automóvil, BYD (Build Your Dreams –Construye tus sueños-) la firma tecnológica china afronta el reto de llegar al mercado europeo. Un proyecto que se inicia con la apertura este mismo año de los primeros concesionarios en los cinco países donde se va a implantar en una primera fase: Noruega, Holanda –donde está la sede de la compañía en Europa-, Dinamarca, Suecia y Bélgica.

To Market Plan Motor16

No solo van a abrir los primeros concesionarios –para los que han llegado a acuerdos con socios locales- sino también anuncian las primeras entregas, antes de que acabe el año de los primeros modelos de su gama a los primeros clientes europeos. Un reto que a solo cuatro meses de que acabe 2022 se antoja como complicado…

Pero los tiempos en esta empresa, nacida con solo 20 trabajadores en 1997 que hoy tiene 290.000, con más de 30 parques industriales y más de 40 filiales en todo el mundo, no parecen los mismos que para el resto del mundo. Aquí las cosas van siempre muy rápido, como corresponde a una empresa tecnológica.

e Platform 3 2 1 Motor16

BYD nació con la idea de buscar un futuro más sostenible para el planeta a través de la tecnología. Y en ese empeño, ha centrado sus esfuerzos en cuatro áreas que se han convertido en sus líneas de negocio: cuatro industrias para hacer realidad sus sueños ecológicos de crear un ecosistema energético de cero emisiones: automóvil, electrónica, nuevas energías y transporte ferroviario.

BYD es líder en fabricación de baterías

En el terreno de las nuevas energías, BYD es uno de los principales productores de baterías del mundo desde que en 1998 comienza a fabricar baterías de litio. Y a partir de ahí una progresión sin límite y un hito tras otro. Solo tres años después de su fundación establecían su primera sede internacional en Europa. En 2003, viendo que controlaban gran parte del proceso tecnológico y de componentes en la fabricación de coches de nuevas energías, deciden abrir su división de automóviles y solo dos años después, en 2005 lanza su primer modelo, el E3, del que vende un millón de unidades en China.

Y en 2008 la división de automóviles de BYD es pionera en todo el mundo al crear el primer coche de producción híbrido enchufable de la historia, el F3DM.

Aún más rápida puede considerarse su historia en el sector de los autobuses, una división creada en 2009 que solo 12 años después ya había fabricado un millón de unidades y es uno de los principales productores mundiales de vehículos eléctricos de pasajeros.

Blade Battery 1 Motor16
Bateria con tecnología LFP.

Y en la parte de la tecnología no solo han ido rápido; también han ido más allá que el resto de fabricantes, avanzando en una tecnología –LFP- en la que son líderes mundiales y que garantiza un mayor nivel de seguridad, de eficiencia y de rendimiento en los vehículos eléctricos, además de aprovechar mejor el espacio pues mejora un 50 por ciento respecto a una batería de celdas tradicional, el aprovechamiento. Es la tecnología que ha empezado a aplicar Tesla en sus modelos, la batería Blade, que está fabricada por BYD.

BYD diseña, produce y controla los componentes principales de los coches eléctricos

Todo este nivel tecnológico no tiene igual en el sector de la automoción: no hay un fabricante que controle tantas partes del proceso. BYD es el único fabricante que diseña y fabrica los componentes principales de los vehículos eléctricos, y que dispone de una cadena de suministro vertical para una integración perfecta y un control total de la fabricación, incluida la producción de semiconductores.

Eso se refleja en innovaciones como la batería Blade, pero también con el desarrollo de una plataforma electrónica, llamada Platform 3.0 que incluye la primera cadena cinemática eléctrica 8 en 1, de producción en serie del mundo, que conecta todas las unidades de control y sistemas de gestión eléctricos.

2 6 Motor16

También han creado el primer sistema de refrigeración y calefacción directa del sector para las baterías eléctricas, capaz de mejorar la eficiencia térmica hasta un 20 % en invierno, lo que se traduce en una mejor gestión de la energía y la mejor nota en cuanto a la autonomía real frente a la autonomía homologada a baja temperatura según la prueba hecha por el NAF, el Club de automovilistas de Noruega.

Estas son las bases sobre las que BYD quiere hacer realidad su sueño, que no es otro que triunfar en Europa, el primer continente donde inició su expansión en 1998.

Para su implantación en Europa BYD contará con socios locales, «pocos pero buenos»

Pero es un reto para el que irán paso a paso y de la mano de socios europeos del sector para la implantación comercial en cada país: “pocos pero buenos”, puntualiza en la presentación de los planes y la estrategia de la marca, celebrado en Holanda, Brian Yang, manager general de la marca en Europa. “Acabamos de empezar a aprender, a entender realmente las necesidades de nuestros clientes”.

Su modelo de comercialización tiene aire tradicional, como las empresas de coches de toda la vida. Apoyados en concesionarios con socios que conocen el mercado y el negocio; la innovación vendrá en el producto, en los coches y en la tecnología que equipan… no tanto en la forma de comercializarlos. Porque quieren ir construyendo reputación e imagen de marca poco a poco. Lo confirma Penny Peng, directora de Comunicación y Marketing de la división de automóviles de BYD en Europa: “queremos ofrecer valor, no vender a cualquier precio”.

BYD TANG 8 Motor16

Y para establecer esa estrategia, al frente está Pere Brugal, un barcelonés que es el director de ventas para Europa de la división de automóviles. Curtido en diversos sectores, desde el deporte a la moda –ha trabajado en Nike, Desigual o Pronovias-, ya tiene experiencia en esto del automóvil –y su vertiente eléctrica- como director de ventas del Sur de Europa de Tesla. Esa visión que le da haber trabajado en otros sectores quiere aplicarla en una empresa tan innovadora y avanzada como BYD para conquistar usuarios en Europa: “un reto apasionante, después de Tesla… por eso me apunté”, comenta.

La misma pasíón transmite Jordi Cuesta, tras solo 24 días en la empresa. Cuesta es el responsable de la división Iberia de BYD. Con gran experiencia en el mercado chino, país en el que ha vivido nueve años y en lanzamiento de marcas –en el grupo Volkswagen participó en la proyecto de llegada de Seat a China o el lanzamiento de Cupra en Portugal- afronta ahora el reto de unir la cultura empresarial e innovadora china con los requerimientos del mercado europeo. “Hay mucho por hacer, pero estos 24 días parecen meses, poner en marcha una aventura como esta es un proyecto muy ilusionante”, confiesa el responsable de la marca en España.

Los coches son la punta de lanza de la estrategia de BYD

La parte fundamental, lo que realmente hará que BYD triunfe son los coches. Y en ese aspecto, el fabricante asiático viene con fuerza y con argumentos para el éxito. Desde 2021, Noruega ha sido el país piloto en el que han testado su estrategia. Y los resultados no han podido ser más esperanzadores. Más de 2.200 coches vendidos en el país nórdico avalan que los coches están a la altura de lo que demanda el cliente europeo. Y un dato particularmente interesante, el Tang, un SUV de casi cinco metros y siete plazas se ha convertido en el tercero más vendido de su segmento en lo que va de año.

BYD HAN 10 Motor16

La gama con la que BYD llega a Europa está formada por tres modelos: el Atto3, un SUV del segmento C pensado especialmente para el mercado europeo y desarrollado sobre la nueva plataforma 3.0. Con 4,4 metros de longitud cuenta con un motor eléctrico de 150 kW (204 caballlos) y un batería de 60,5 kWh, que le permite una autonomía de 420 kilómetros bajo el protocolo WLTP. Un tracción delantera que puede cargar en tomas de hasta 88 kW, con lo que en 29 minutos puede llenar del 30 al 80 por ciento de la batería. Entre sus prestaciones, los 7,3 segundos que tarda en acelerar de 0 a 100 km/h.

El Tang, el SUV de siete plazas mencionado anteriormente es el siguiente modelo de la gama. Con 4,8 metros de longitud y siete plazas de serie, es un competidor en el segmento E, donde cien por cien eléctricos encontramos modelos como el Audi e-tron o el BMW iX. Con dos motores eléctricos, apuesta por la tracción total y por una potencia combinada de 380 kW (517 caballos). Su batería de 86,4 kWh le permite homologar 400 kilómetros de autonomía (528 en ciudad) y pese a sus 2.300 kilos acelera hasta los 100 km/h en solo 4,6 segundos y gracias a su colaboración con Brembo o Bosch frena desde 100 km/h en solo 36 metros.

Y el buque insignia, en cuanto a imagen clásica es el Han, un sedán que por tamaño podría competir con el Tesla Model S, pero por precio está más cerca del Model 3 –en Noruega cuesta alrededor de 60.000 euros-. Mide 4.995 milímetros de longitud, 517 caballos gracias a sus dos motores, tracción total, 85,4 kWh de capacidad de batería y 521 kilómetros de autonomía o 3,9 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h. Puede cargar en tomas de hasta 120 kW con lo que en 30 minutos recarga del 30 al 80 por ciento y ofrece la tecnología V2L (Vehicle to load) co lo que puede utilizar la energía de la batería para cargar otros aparatos eléctricos.

PENNY PENG BYD Motor16
Penny Peng, directora de Marketing y Comunicación muestra el crecimiento de la compañía en ventas de vehículos de nuevas energías.

El reto está planteado. Para una marca que solo en lo que va de año ha vendido 641.350 vehículos de nuevas energías (ya no fabrica modelos de combustión, por cierto) en la primera mitad de 2022 y que planea aumentar la producción exponencialmente en los próximos meses para llegar a los 2,3 millones de NEV vendidos para finales de año, llegar a Europa es un sueño que comienza a hacerse realidad. Esas 641.000 unidades, por cierto, convierten a BYD en el número 1 global en cuanto a ventas de eléctricos e híbridos enchufables.

El continente más comprometido con la causa medioambiental que está en el ADN de BYD es un reto para esta compañía que empieza a construir el sueño de conquistar al cliente europeo. Y teniendo en cuenta la velocidad a la que avanza esta compañia y el empeño que ponen, que nadie descarte que el sueño se cumpla.