jueves, 29 septiembre 2022

16 semanas emplean los de Molsheim para crear el interior de cada Bugatti Centodieci

El legendario Bugatti EB 110 ha servido de punto de inspiración para que los de Molsheim creen su impresionante Bugatti Centodieci. Y esa joya de la que se van a fabricar ocho unidades, no solo se inspira en su antepasado en la fachada exterior.

Los diseñadores de la compañía de Molsheim también han tenido como espejo en el que mirarse el habitáculo del aquel histórico deportivo de la firma. Tanto que el interior del Bugatti Centodieci poco se parece al del Bugatti Chiron sobre el que nace. Comenzando por sus asientos.

Un inconfundible patrón para el interior del Bugatti Centodieci

Bugatti Centodieci. Imagen asientos.

Estos elementos recuerdan poderosamente a los que utilizaba el Bugatti EB 110. Cierto es que las formas son calcadas a las de los asientos deportivos usados por el Chiron, los cuales además nacen de una estructura de fibra de carbono. Sin embargo, Bugatti los envuelve con un cuero que luce un patrón exclusivo, el cual recuerda a la cubierta de cuero que lucía el túnel de la transmisión del EB 110. La zona de los reposacabezas también presentan el emblema EB en relieve como aquel antepasado de este Bugatti Centodieci. Pero como no podía ser de otra manera, su cliente puede personalizar al milímetro este elemento del interior.

Crear ese singular relieve a la altura de los reposacabezas requiere de cinco días de trabajo. Y es que los artesanos del atelier de Molsheim deben cortar el cuero a medida, ensamblar el asiento y por último examinar meticulosamente cada parte que compone dicho elemento.

5 días de trabajo para crear el emblema que adorna sus asientos

Bugatti Centodieci. Imagen interior.

El inconfundible patrón con efecto de tablero de ajedrez que adorna los asientos del Bugatti Centodieci también se extiende por el revestimiento del techo, los paneles de las puertas, la consola central y las alfombrillas. Mención especial tiene el hecho de que este patrón coincide a la perfección con el resto de partes con las que se une. Y es que las inserciones de las puertas fluyen con suavidad hasta unirse con el cuadro de instrumentos y la columna de la dirección. Los de Molsheim también han fabricado emblemas en aluminio con el grabado ‘Centodieci’. Estos se encuentran presentes en los paneles de los umbrales de las puertas y el reposabrazos.

‘Los vehículos recientemente desarrollados como el Centodieci son un gran desafío ya que, incluso con unos pocos de solo diez vehículos, tenemos que cumplir y también queremos superar los mismos estándares de calidad y seguridad que se aplican a los vehículos de producción en serie’, dice Dirk Buhre, ingeniero de desarrollo interior de Bugatti. ‘Nuestros clientes esperan un interior exclusivo y de muy alta calidad. Apelamos a todos los sentidos: diseño, apariencia, sensación, acústica, incluso el sentido del olfato. Los entusiastas de Bugatti verán de inmediato las similitudes entre el EB 110 y el Centodieci’.

Solo 10 Bugatti Centodieci a 8 millones la unidad

Bugatti Centodieci. Imagen montaje.

Tal es el cuidado por el gusto y la artesanía que Bugatti pone en la fabricación de cada ejemplar de su Centodieci que estos tardan aproximadamente unas 16 semanas en la fabricación de cada interior.

Como sabrás, del Bugatti Centodieci tan solo se van a fabricar 10 unidades. Todas ellas ya tienen dueño, porque todas fueron reservadas pocas horas después de que se hiciera público el nacimiento de este deportivo, del que dicen, Cristiano Ronaldo tiene reservado uno de los mismos. Cada ejemplar tiene un precio inicial de 8 millones de euros, impuestos aparte. Y se dice que las primeras entregas están previstas para comenzar en las próximas semanas.