Renault Talismán. Empieza de nuevo
SUCESOR DEL LAGUNA

Renault Talismán. Empieza de nuevo

Cada cierto tiempo, Renault parece empezar de nuevo con sus berlinas. Lo hizo en su día con el R-21 y después con el Laguna, cuya etapa cierra ahora el Talismán, un modelo de 4,85 metros de largo y tecnología muy avanzada con el que la firma del rombo plantará cara a Passat y compañía.

Pedro Martín

Pedro Martín

30 de Julio 2015 10:41

Comparte este artículo: 0 0

Renault está viviendo el que probablemente sea su año más activo. Porque a la reciente llegada del nuevo Espace y del Kadjar suma ahora el sucesor de Laguna, una berlina de ambicioso planteamiento desvelada hace días en París y que vivirá su presentación oficial en el Salón de Francfort, a mediados de septiembre. Y lo de 'ambicioso' no es un término gratuito, pues la firma del rombo tiene claro que hay mucho mercado a reconquistar -berlinas alemanas como Opel Insignia, Volkswagen Passat, Audi A4 o BMW Serie 3 están muy fuertes- y han desarrollado un producto en consonancia. De ahí que cambie hasta el nombre, símbolo inequívoco del comienzo de una nueva era.

Más amplitud y gran maletero

El Talismán, por ejemplo, emplea ya la plataforma CMF de la Alianza Renault Nissan -usada también en el Espace- y se fabrica en la planta francesa de Douai, donde se han invertido 420 millones de euros. En cuestión de carrocería, un primer vistazo ya permite descubrir que del Laguna no queda nada, pues hasta las dimensiones varían de forma radical: la longitud aumenta 15 centímetros hasta alcanzar 4,85 metros, el ancho del Talismán es de 1,87 metros -6 centímetros más- y hasta en la altura, de 1,46 metros, se gana un centímetro.

Además, la distancia entre ejes pasa de 2,76 a 2,81 metros, lo que ya permite intuir una mayor amplitud. La marca afirma que ha logrado un maletero de 608 litros -450 en el Laguna-, y que en tres aspectos está entre los mejores de su clase: altura al techo delante y detrás, anchura en la zona delantera y espacio para las rodillas en la trasera. Y los diseñadores presumen también de funcionalidad, pues los compartimentos para objetos suman 25 litros, destacando la guantera de 8 litros, las bolsas de las puertas delanteras con capacidad para botellas de 1,5 litros o el hueco bajo el reposabrazos central, que en las versiones con cambio automático EDC incluye una zona refrigerada donde cabe una botella de medio litro y una lata de 33 cl.

Tecnología a la última

Al cierre de estas páginas aún no había imágenes del interior, pero Renault destaca también el gran tamaño de las butacas delanteras, emulando las plazas 'business' de un avión, y la tecnología Cover Carving aplicada también a esos asientos, una primicia mundial que mediante una carcasa semi-rígida, resistente pero flexible, permite ahorrar peso y ganar tres centímetros en la segunda fila.

Alrededor del conductor todo cambia, pues la instrumentación es una pantalla configurable de 7 pulgadas, se ofrece Head-Up Display proyectado a colorsobre el parabrisas, la consola está presidida por una pantalla de 8,7 pulgadas para el sistema multimedia R-Link 2, podremos pedir un equipo de audio Surround Bose con 13 altavoces... Sumemos a ello un arsenal de asistentes de conducción, como el regulador de velocidad adaptativo, el frenado activo de emergencia, las alertas de cambio de carril, distancia de seguridad y exceso de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico, el 'chivato' de ángulo muerto, la conmutación automática de faros cruce/carretera, el maletero con apertura 'manos libres', la ayuda semiautomática al estacionamiento y la cámara de marcha atrás y entenderemos mejor el enorme progreso que supone el Talismán.

Dos gasolina y tres diésel

Asimismo, asocia el sistema 4Control de dirección a las cuatro ruedas a la amortiguación pilotada, y ofrece, como el Espace, la función Multi-Sense, que permite elegir entre cuatro programas de conducción -Confort, Sport, Eco y Perso- para configurar desde la respuesta del motor a las leyes de cambio de la caja EDC, pasando por la asistencia de la dirección, los reglajes de la suspensión pilotada o los parámetros del sistema 4Control. Y Multi-Sense define también el tono de iluminación interior -verde, azul, sepia, rojo o violeta-, el diseño y color de la instrumentación, la sonoridad del motor, la función masaje del asiento -se activa en modo Confort- o, en modo Eco, el funcionamiento de la climatización.

En cuanto a motores, todos de la familia Energy, la gama inicial incluirá dos de gasolina -TCe 150 y TCe 200, unidos exclusivamente al cambio EDC de doble embrague y siete marchas- y tres diésel, con el dCi 110 Eco2 en la base -emisiones de sólo 95 g/km-, seguido por el dCi 130 y, ya con doble turbo, el dCi 160. Los tres estarán disponibles con la caja EDC de seis marchas, pero los de 110 y 130 CV también se combinarán con el cambio manual, de seis marchas.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon