jueves, 2 febrero 2023

Probamos el DS3 Crossback E-Tense. Eléctrico con glamour

DS ha hecho de la sofisticación, el lujo y el glamour santo y seña de su gama de modelos. Una gama que por ahora cuenta con dos integrantes –DS7 Crossback y DS3 Crossback- además del inminente DS9, una berlina de lujo en la que la marca francesa va a hacer derroche de elegancia.

Y si el lujo y la sofisticación son señas de identidad, no lo es menos la electrificación. Un compromiso por una movilidad más sostenible que se sustancia en la familia E-Tense. En el caso del DS7 en variante con tecnología hibrida enchufable -como también ocurrirá en el DS9– y si nos fijamos en el DS3 Crossback, la apuesta es propulsión eléctrica cien por cien.

Esos dos rasgos -exclusividad y electrificación- conviven de manera natural. DS no ha renunciado a ninguna de sus cualidades de vehículo premium para crear un vehículo eléctrico. Y eso se aprecia tanto el DS7 -que ofrece la misma capacidad interior, nivel de acabados o refinamiento en su comportamiento dinámico que los modelos de combustión- como en este DS3 Crossback E-Tense que hemos tenido la oportunidad de volver a conducir en una ruta por los alrededores de Madrid.

Máximo refinamiento en marcha

Este elegante y original SUV cuenta un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y una batería de iones de litio de 50 kWh de capacidad que se ubica bajo el piso, distribuida bajo los asientos y a lo largo del túnel central. Con 320 kilómetros de autonomía puede cargarse hasta en tomas de 100 kW, con lo que en media hora se puede rellenar hasta un 80 por ciento de la energía. Con el cargador de a bordo, de 7,4 o 11 kW, el tiempo de recarga es 8 ó 5 horas, respectivamente.

En la carretera, el DS3 Crossback E-Tense pone de manifiesto ese refinamiento por ser eléctrico y por ser DS. En marcha suavidad y silencio nos esperan en cada kilometro que recorremos con él. Y también contundencia y rendimiento dinámico, con una respuesta inmediata al pisar el acelerador con decisión. Una inmediatez propia de los eléctricos y que supone uno de sus principales atractivos.

Cuenta con tres modos de conducción -ECO, Normal y Sport- en los que podemos ir amoldando su rendimiento a nuestro gusto o necesidad en cada momento. El comportamiento es muy sano y aplomado gracias a su bajo centro de gravedad. Dirección y frenos a gran nivel y un confort de marcha muy elevado para unos ocupantes que viajan en un ambiente de máximo refinamiento.

Con una gran calidad de acabado y una sofisticada dotación de equipamiento de seguridad y ayudas a la conducción, como el DS Drive Assist, que brinda Nivel 2 de conducción autónoma, o los faros Matrix Led Vision, el DS3 Crossback E-Tense es una alternativa perfecta a los que buscan movilidad 0 emisiones sin renunciar al glamour, el lujo y la exclusividad.

Nacido en la Fórmula E

DS ha vuelto a proclamarse campeón de la Fórmula E por segunda temporada consecutiva. Y la marca aprovecha su experiencia en este campeonato de monoplazas eléctricos para desarrollar sus modelos electrificados en su sofisticada gama E-TENSE. Es el mejor banco de pruebas posible, y desde 2015 acumula conocimientos sobre esta tecnología para transferirla a sus modelos '0 Emisiones' de calle.