Primer contacto con el Kia EV6
YA A LA VENTA

Primer contacto con el Kia EV6

La nueva era en Kia tiene un primer protagonista, el EV6, el primer modelo desarrollado cien por cien como eléctrico y con el que ponen en marcha una nueva estrategia. Lo hemos conocido en directo en Madrid... Y la cosa promete.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

28 de Abril 2021 23:00

Comparte este artículo: 0 0

No ha sido más que un primer contacto con una unidad de preseries llegada desde Alemania solo un día antes. Pero dicen que la primera impresión es la que vale y, en este caso, vale mucho. El Kia EV6 puede ser uno de los actores clave en la nueva movilidad, un modelo con mimbres más que suficientes para liderar la estrategia de la marca coreana de ser una de las que marque el ritmo en la electrificación.

Nos encontramos con el Kia EV6 en una nave en el centro de Madrid. El coche está situado exactamente en el centro, perfectamente iluminado, como gran protagonista del día. Lo primera que llama la atención es que, a diferencia de lo pensábamos del aspecto que se adivinaba en las fotos, no es un SUV, sino más bien un crossover un poco alto. Se podría asemejar más a un familiar con cierto aire de 'shooting brake' y con una mayor altura, al menos visualmente.

Su vista exterior tiene una gran pureza de líneas. Unos rasgos simples, pero con mucha elaboración detrás. Líneas diferentes a lo visto en los modelos de combustión, sobre todo con un frontal que nada tiene que ver, pues huye de la clásica parrilla habitual en los últimos modelos de Kia. En un llamativo color blanco, llama la atención la parte inferior destacada por una plataforma en color negro y acero sobre la que parece sustentarse la carrocería.

En el frontal el capó del Kia EV6 muestra una caída hacia adelante pronunciada. Y en la vista frontal los faros tienen continuidad en el centro por una línea negra y hacia los lados hasta situarse por encima de los pasos de rueda. Bajo el frontal un difusor en negro rematado en su parte inferior por una zona cromada hace contraste.

Rasgos de coupé en la parte trasera

La vista lateral destaca también por esa fluidez de líneas mencionada. Los tiradores de las puertas van enrasados con la carrocería y para abrirlas, al menos en esta unidad preserie, hay que apretar en la parte delantera de este tirador para que bascule y poder abrir como un coche normal. Tiene una alta linea de cintura y el diseño de las ventanas se eleva en el pilar C para acabar con una forma de cuña. Una forma en las ventanas que también tiene su reflejo en esta zona en el techo, formando en este punto una especie de techo flotante.

A partir de ahi la trasera cae en la zona del maletero para conformar una silueta casi de coupé. La vista trasera está marcada por las luces, que forman una linea en rojo en forma de arco que va desde la parte superior de la tapa del maletero y cae en los laterales. Y en sentido contrario, en la parte inferior, otra línea de luces en blanco debe en los laterales con un diseño de tipo joya. Debajo de todo esto un difusor en negro contrasta claramente con todo lo visto. En la vista trasera destacan los prominentes pasos de rueda del coche. Y también el pequeño alerón situado sobre el techo.

Si nos fijamos en el interior, vemos un espacio con una gran habitabilidad y un suelo plano que permite que en en la parte trasera los tres ocupantes puedan disfrutar del mismo espacio para las piernas. Es cierto que al ir las baterías debajo, la altura desde la base del asiento al suelo obliga a llevar las piernas un poco más elevadas de lo que sería una posición más natural. Algo que empieza a ser habitual en los modelos eléctricos por su particular configuración. La altura al techo en estas plazas es más que correcta, pese a su aspecto exterior de estilo coupé y un pasajero de 1,75 viaja a la perfección, sin llegar al techo.

Instrumentación digital

En la parte delantera lo más llamativo es su cuadro de instrumentos y salpicadero formado por dos pantallas de 12,3 pulgadas unidas una al lado de la otra que parecen formar una sola unidad. La que está frente al conductor oficia como cuadro de instrumentos, mostrando los datos clásicos en la conducción, velocidad, consumo, autonomia. También puede mostrar indicaciones del navegador, radio, etc. Aunque no se ha especificado en la presentación, este sistema será configurable para que cada conductor pueda diseñar el cuadro de instrumentos según sus gustos o necesidades. Además el conductor dispondrá de una pantalla Head up Display con realidad aumentada en la que se muestran de manera activa proyectándose sobre el cristal delantero indicaciones de navegación y otros informaciones.

La pantalla central se encarga del sistema de infoentretenimiento y su funcionamiento es táctil, aunque el uso más fácil sobre todo cuando el conductor vaya solo serán órdenes vocales pues la parte derecha de la pantalla queda bastante alejada de la mano del conductor. Bajo esta pantalla dos salidas de aire y un poco más abajo los mandos de la climatización, con sensores táctiles aunque además cuentan con dos botones circulares clásicos para subir o bajar la temperatura.

PIE DE FOTOPIE DE FOTO

El volante agrupa funciones en dos zonas del mismo y cuenta, en la parte inferior con una tecla en la que se selecciona el modo de conducción, un lugar accesible y fácil de accionar. En la consola central que separa los asientos de conductor y pasajero vemos una rueda para el mando del cambio, el botón del arranque y varios huecos para dejar objetos, botellas... También cuenta con una plataforma de carga inalámbrica para el teléfono móvil. Y en la parte inferior un gran hueco para dejar cosas.

El maletero ofrece una capacidad más que notable, con 520 litros más un espacio bajo el capó delantero de otros 52 litros. Además se puede abatir los respaldos de los asientos traseros para crear un espacio de carga muy diáfano y de gran capacidad.

Hasta 585 caballos y 510 kilómetros de autonomía

La primera impresión es más que positiva; el KIa EV6 tiene características constructivas que lo hacen ideal como coche para todo uso, más allá de su configuración como vehículo eléctrico. Porque aquí también sus cifras empiezan a sonar a razonables para abordar el salto a la movilidad eléctrica. Con dos tipos de batería -58 y 77,4 kWh- la autonomía oscila entre 400 y 510 kilómetros. En la parte mecánica ofrece versiones de tracción trasera de 170 y 229 caballos (la primera con la bateria de menor capacidad) y variantes de tracción total con 325 y 585 caballos en el caso del imponente EV6 GT que llegará en 2022.

Si a eso unimos unos precios que con las promociones de Kia parten de 42.201 euros y a los que aún se pueden descontar las ayudas del Plan Moves III -con hasta 7.000 euros de descuento al achatarrar un coche- que dejarían la factura en 35.201 euros, los datos empiezan a ponerse de cara para el comprador de un coche eléctrico que fije sus ojos en el nuevo modelo de Kia.

El primer contacto ha sido, por tanto, positivo. En octubre, cuando está previsto que se produzcan las primeras entregas a clientes -el coche ya se puede reservar y pedir- nos pondremos al volante del primer modelo de la nueva era de Kia. Y entonces os contaremos más cosas y más en profundidad.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon