Primer contacto con el Honda Jazz e-HEV. La hibridación del gigante
ESTRENA VERSIÓN CROSSTAR

Primer contacto con el Honda Jazz e-HEV. La hibridación del gigante

La nueva generación del Honda Jazz apuesta por la electrificación. El util modelo japones estrena, además, la estrategia de la marca que pretende tener todos sus modelos electrificados en 2022.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

29 de October 2019 21:00

Comparte este artículo: 6 6

Honda ha cogido ya velocidad de crucero en su electrificación con el objetivo de afrontar los ajustes de emisiones de 2021 sin miedo a ser multada. De hecho, los principales modelos de la marca japonesa estarán electrificados no en 2025 como estaba previsto inicialmente, sino tres años antes, a finales de 2022, es decir dentro de 36 meses. Y la llegada del Jazz híbrido es un paso importante en esta estrategia que también estrena nomenclatura. Y es que todos los modelos electrificados que lleguen a partir de ahora se englobarán dentro de la denominada "e: Technology". Además, el Jazz será el primer vehículo en incorporar el apellido "e:HEV", que para Honda significa "Vehículo Eléctrico Híbrido". Así que durante los próximos 36 meses se lanzarán al mercado europeo seis modelos electrificados, incluidos el nuevo Jazz y el Honda e que llegarán a los concesionarios a mediados de 2020. La cifra incluye, además, otro vehículo cien por cien eléctrico de batería que llegará en 2021 y una gama de modelos equipados con tecnología e:HEV incluido un SUV con mucho estilo, según los responsables de la marca.

El nuevo Honda Jazz e:HEV cambia por completo, desde el diseño a la tecnología pasando por el interior o el equipamiento. Pero lo que no cambia es su polivalencia, su extraordinario espacio interior y sus soluciones de cara al aprovechamiento del espacio. Todavía disponemos de pocos datos, sin embargo unos pocos periodistas españoles hemos tenido ocasión de tener un primer contacto físico con el coche y su interior, además de charlar con Kentaro Yokoo, responsable del proyecto de desarrollo del Jazz. Yokoo nos asegura que el nuevo Jazz tiene poco más o menos las mismas dimensiones de la generación anterior e incluso similar capacidad de maletero. El ingeniero japonés también nos confirma que el sistema de propulsión híbrido es básicamente el mismo del CR-V Hybrid pero más compacto ajustado al tamaño del Jazz.

Dos o tres kilómetros en eléctrico

Es decir que a diferencia de los vehículos híbridos tradicionales, en los que un motor eléctrico asiste al principal, en los e:HEV, el motor de combustión propulsa al generador que a su vez alimenta al motor eléctrico. Siendo este último el que propulsa al coche la mayor parte del tiempo. Al igual que en el CR-V, el Jazz podrá recorrer entre 2 y 3 kilómetros en modo cien por cien eléctrico sin que el propulsor de gasolina funcione ni para cargar la batería, sin embargo la marca no ha comunicado cifras de potencia, par, consumos o prestaciones. Según los responsables de la marca japonesa, esta tecnología híbrida de dos motores eléctricos se extenderá a toda la gama de modelos. En cualquier caso y según Kentaro Yokoo no descartan que el Jazz pueda tener una versión eléctrica a medio plazo.

Otra novedad de la gama Jazz es la incorporación de la nueva variante Crosstar, planteada con un diseño más aventurero. Disponible con el mismo sistema de propulsión híbrido y con las mismas características en el interior que el modelo estándar, el nuevo Crosstar ofrece una carrocería más alta (no dejan claro si es por las barras de techo o porque realmente cuenta con una mayor distancia libre al suelo), un diseño exclusivo de la parrilla delantera, una tapicería resistente al agua y barras de techo integradas.

A nivel estructural y al margen de haber encontrado espacio bajo el maletero para alojar las baterías sin sacrificar demasiado espacio, el pilar A es ahora la mitad de ancho que el del modelo anterior, lo que aumenta la superficie de la luna triangular y mejora la visibilidad horizontal delantera. Lo que se ha logrado gracias a los avances en la rigidez torsional y las nuevas tecnologías estructurales, que han trasladado la posible presión de un impacto hacia las ópticas delanteras y los montantes de las puertas. También ha sido clave la colocación del depósito de combustible en la parte central del chasis, bajo los asientos delanteros, una característica única en su clase a la que ya recurría el Jazz anterior. Esto le permite mantener la excelente versatilidad de los Honda Magic Seats traseros, completamente abatibles si se necesita más espacio para transportar carga.

Máxima versatilidad en el interior

Una vez dentro del nuevo Jazz comprobamos que, efectivamente, el espacio y la versatilidad siguen siendo la nota dominante. Y lo comprobamos en primera persona ya que situando el asiento para que un conductor de 1,86 metros vaya cómodo al volante, detrás quedarían 11 centímetros de sobra para las rodillas de ese mismo adulto, y 9 centímetros de sobra de la cabeza al techo. El ángulo de apertura de las puertas traseras es muy generoso lo que junto con la altura a la que se encuentran los asientos facilita mucho bajar o subir al coche. Y la calidad o el equipamiento de estas unidades preserie es magnífica.

Para el ingeniero de Honda, Kentaro Yokoo, el rival directo del nuevo Jazz en cuanto a tecnología híbrida es el Toyota Yaris, mientras que si hay que referirse a comportamiento o prestaciones, el rival en el punto de mira de la marca japonesa sería el Volkswagen Polo.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon