Toyota Yaris. La cuarta entrega
A LA VENTA EN MARZO DE 2020

Toyota Yaris. La cuarta entrega

Hasta el año que viene no estará con nosotros la cuarta generación del Toyota Yaris, pero ya lo hemos podido conocer en persona. Mucho más atractivo, mantiene unas compactas proporciones y ofrecerá una eficiente versión híbrida.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

16 de Octubre 2019 08:00

Comparte este artículo: 5 8

Todavía queda bastante tiempo para que la cuarta generación del Toyota Yaris sea una realidad tangible para sus potenciales compradores, pues las ventas están previstas que comiencen en el mes de marzo, mientras que su fabricación se espera que arranque en verano de 2020 en la factoría que la firma nipona tiene en Valenciennes, Francia. Y es que como curiosidad te diré que el Yaris se está fabricando en esta planta desde el año 2001 para toda Europa, dos años después de aparecer la primera generación que tuvo el privilegio de ser el Coche del Año en Europa en el año 2000. Pero a pesar de todo lo que queda para que el cuarto Yaris esté a punto, nosotros ya lo hemos podido conocer en vivo.

En esta cuarta generación la firma nipona ha mantenido una magistral fórmula que dominan como pocas marcas en el mundo y que consiste en minimizar el volumen exterior y maximizar el espacio interior, de forma que es el único utilitario del panorama actual que no supera los cuatro metros de largo. Es más, con sus 3,94 metros, es incluso cinco milímetros más corto que el actual Yaris. Y por si fuera poco, a su vez es más ancho (50 milímetros), y más bajo (40 milímetros). Esta última cota ayuda a bajar su centro de gravedad 15 milímetros, y respaldado por su plataforma TNGA-B, que deriva de la usada por los nuevos Toyota Corolla, Toyota Camry o Toyota RAV4, aseguran que le ayudará a ofrecer una dinámica sensacional (también se ha mejorado la dirección, las suspensiones, aparecen nuevos refuerzos que mejoran en un 30% su rigidez estructural). Y si esta deseada dinámica se corresponde con lo que transmite su imagen exterior, no lo pondremos en duda ni un segundo, pues este Yaris llama mucho la atención. Tanto que cuesta creer que sus diseñadores se inspiraran en una judía japonesa llamada Kuromame.

Realmente amplio por dentro

En su exterior sorprenden sus formas, el discreto alerón que aparece en su zaga y que se mimetiza por el color negro, los faros con tecnología Full LED... Y ahora Toyota vuelve a ofrecer dos limpiaparabrisas delanteros. Aunque también es cierto que las unidades que pudimos ver deberían ser las más altas de gama. Gama que se mantendrá con los acabados del actual Yaris: Active, Feel y Advance.

Su presentación interior es realmente llamativa y su puesto de conducción ha mejorado mucho. Hay materiales de calidad, una buena ergonomía y mucho espacio para quedarse por debajo de los cuatro metros de largo.Su presentación interior es realmente llamativa y su puesto de conducción ha mejorado mucho. Hay materiales de calidad, una buena ergonomía y mucho espacio para quedarse por debajo de los cuatro metros de largo.

Aunque es más corto que antes, su distancia entre ejes se estira hasta los 2.560 milímetros. Eso son 50 milímetros más que su antecesor (tiene un voladizo delantero de 800 milímetros y uno trasero de 580 milímetros), y se pone por delante de competidores como Fiesta, Corsa, 208... Así puede presumir de ofrecer un espacioso interior con unas plazas traseras sensacionales (apenas existe un túnel central), pero a las que cuesta entrar por unas puertas que no presentan un gran ángulo de apertura. Y aunque están en fase de homologación, su maletero no parece pequeño (el del actual Yaris tiene 286 litros), cuenta con doble fondo y un espacio para una rueda de emergencia aún tratándose de la versión híbrida. Aunque lo más probable es que equipe kit reparapinchazos, además de que tendrá respaldo abatible en partes 60:40 por si lo necesitamos ampliar por alguna emergencia.

Delante las cosas mejoran. Sorprenden sus confortables asientos heredados directamente del nuevo Toyota Corolla, los materiales utilizados, sus ajustes para tratarse de una unidad 'preserie', el puesto de conducción... Y es que ahora tiene un volante mucho más vertical y vamos sentados 36 milímetros más cerca del suelo. Todo queda a mano, ofrece muchos huecos para dejar pequeños objetos y además equipa freno de estacionamiento eléctrico entre otros, porque la cuarta entrega del Toyota Yaris presumirá de tecnología.

Con lo último en tecnología y airbag central

Tanto es así que podrá contar con un Head-Up display en color de 10 pulgadas, cargador inalámbrico para nuestro teléfono, así como con una pantalla central de 8 pulgadas con los últimos sistemas en conectividad (la de serie tendrá 6 pulgadas). Pero además contará con avanzados sistemas de seguridad activa, pues todos los Yaris ofrecerán Toyota Safety Sense de serie, así como se convertirá en el primer coche con ofrecer un airbag entre los dos asientos delanteros... De serie.

Habrá versiones de gasolina, pero el 90% de las ventas van a recaer en el híbrido, que es más potente y eficiente que el actual. Y es que todo el sistema se ha mejorado, además de que ahora tiene batería de iones de litio.Habrá versiones de gasolina, pero el 90% de las ventas van a recaer en el híbrido, que es más potente y eficiente que el actual. Y es que todo el sistema se ha mejorado, además de que ahora tiene batería de iones de litio.

Cuando se ponga a la venta, el Toyota Yaris ofrecerá motores 1.0 y 1.5 VVT-i de gasolina con tres cilindros y atmosféricos (por lo que pudimos ver estos tendrán tambores de freno traseros, ya que los híbridos tendrán discos). Pero la estrella sin duda alguna será su versión híbrida, que esperan cope el 90% de las ventas de Yaris en España gracias sobre todo a su etiqueta ECO.

El 90% serán híbridos

Esta eficiente versión estrena un nuevo propulsor 1.5 VVT-iE atmosférico, con ciclo de funcionamiento Atkinson (le procura una relación de compresión 14:1) y tres cilindros que deriva del Dynamic Force empleado por sus hermanos mayores. Tiene un rendimiento térmico de un 40% y se combina con un nuevo motor eléctrico con 59 kW de potencia (equivale a 80 CV) que está integrado en su renovado cambio CVT, que prometen será más agradable y tendrá un menor resbalamiento, cosa que habrá que ver cuando eche a rodar. Todos sus datos están pendientes de homologación, pero se dice que esta cuarta generación de la tecnología híbrida del Yaris tendrá un 15% más de potencia (eso quiere decir que podría rondar los 115 CV), que será un 20% más eficiente (eso supone un gasto medio en ciclo WLTP de 3,8 l/100 km y emisiones de 85 de CO2), que podrá alcanzar 130 km/h en eléctrico, además de poder cubrir trayectos urbanos con el motor térmico apagado el 80% del tiempo... Y parte de la culpa la tiene su nueva batería de iones de litio, la cual reemplaza a la de níquel metal hidruro actual. Aseguran que tiene más o menos la misma potencia, además de que ocupa el mismo espacio (se ubica bajo los asientos traseros), pero si que es más potente y que pesa la mitad, cosa que ayuda a rebajar el peso, pues se habla que este nuevo Yaris es unos 20 kilos más ligero que su antecesor.

Como sucede en la actualidad, este nuevo Yaris ofrecerá una garantía de tres años o 100.000 kilómetros, que se extiende a los ocho años para el sistema eléctrico de las versiones con mecánica híbrida, de las cuales ya se han vendido más de 500.000 unidades por todo el mundo.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16