miércoles, 5 octubre 2022

Esta es la manera correcta de comprobar la presión de las ruedas de tu coche

Mantener el aire de los neumáticos a la presión adecuada es una cuestión vital para los neumáticos, la seguridad, la conducción y, sobre todo, el bienestar. Fíjate en las medidas de presión de tu coche, un consejo de Motor16.

Muchas personas no se acuerdan de los neumáticos de su coche hasta que tienen problemas, se pinchan o hay que cambiarlos. Este es un tema mucho más importante de lo que parece, ya que del buen estado de los neumáticos depende directamente la seguridad, el comportamiento y la conducción del coche.

La gran mayoría de los problemas que pueden ocurrir con los neumáticos están relacionados con presiones erróneas. Además, es tan terrible para el bienestar inflar de menos como inflar de más, aunque lo anterior es más peligroso. Vamos a ver los riesgos de no llevar la presión correcta de las ruedas. Algunos consejos que deberías recordar para que esto no ocurra. Ten en cuenta que por muy nuevo que sea, un neumático suele perder algo de presión al cabo de un tiempo.

Los efectos de una presión errónea de los neumáticos

Presión de aire

Con una presión inferior a la recomendada, el neumático se calienta antes, por lo que no solo se desgastará más rápido y de forma desigual, en la zona exterior de la vía, sino que también podría existir el riesgo de que se produzca un reventón, así como un mayor riesgo de aquaplaning.

Las presiones bajas también hacen que el neumático se retuerza más de lo debido, lo que puede provocar una falta de agarre y, por tanto, pierdas el control del vehículo. También aumenta el consumo de combustible.

Tenga cuidado, ya que los resultados de la conducción con una presión inadecuada de los neumáticos se puede sentir incluso después de que la presión de los neumáticos se ha remediado.

Por ejemplo, se ha podido deformar por sobrecalentamiento, o, por otro lado, puede que haya un desgaste irregular.

Sin embargo, también hay consecuencias negativas si la presión de los neumáticos es excesivamente alta. El neumático se desgastará más en determiandas zonas, lo que también puede afectar a la suspensión.

Para decirlo claramente, la presión correcta de los neumáticos no es solo una garantía de bienestar, sino que también afecta a la cartera: menos desgaste y menos consumo de combustible.

Para que te hagas una idea, se calcula que un neumático con una tensión un 20% inferior a la sugerida puede acortar su vida útil en algo así como un 20%, y eso es una barbaridad de kilómetros.