Peugeot 208 GTi 30th. Un cumpleaños como debe ser
AHORA CON STOP&START

Peugeot 208 GTi 30th. Un cumpleaños como debe ser

Hace treinta años que Peugeot comenzó a vender su legendario 205 GTi, un vehículo que se ha convertido en todo un icono para los amantes de las cuatro ruedas. Ahora lanzan este 208 GTi 30th para rendirle tributo

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

4 de Diciembre 2014 11:21

Comparte este artículo: 0 0

El 16 de febrero de 1984 Peugeot ponía a la venta el primer Peugeot 205 GTi, un modelo venerado por multitud de clientes y aficionados al mundo de las cuatro ruedas, y un modelo utilizado por la propia Peugeot para el mundo de la competición, en los rallys, en el Dakar...

Puede que se fabriquen 350 unidades bicolor

Y justo cuando se cumplen treinta años del lanzamiento de aquel temperamental "juguete", Peugeot nos invita a acudir al circuito de Dreux, en las inmediaciones de París, para probar a fondo este Peugeot 208 GTi 30th, un modelo que nace para festejar los 30 años de vida del 205 GTi y del que sólo se fabricarán 500 unidades para todo el mundo. De todas ellas sólo 100 presentan el aspecto exterior de dos colores (negro mate y rojo brillante, ambos pintados a mano) que en Peugeot denominan bi-materia. Como curiosidad decir que de estos 100 Peugeot 208 GTi 30th bi-materia, sólo 6 llegan a España y todos ellos ya tienen dueño. Esta excelente acogida ha hecho a Peugeot pensar en aumentar la tirada de estos bicolor hasta un total de 350 ejemplares.

Detalles exclusivos

Si no lo queremos con semejante aspecto exterior (era la misma combinación que mostrabaja el Peugeot 308 R Concept), Peugeot limita la oferta de colores al Blanco Perlado y al Rojo Ruby, colores ambos utilizados por Peugeot en el mundo de la competición. Estos nuevos Peugeot 208 GTi 30th también estrenan detalles como las molduras en negro mate que sustituyen a los cromados, la doble salida de escape o las exclusivas llantas de aleación de 18 pulgadas pintadas también en color negro mate (ojo al aparcarlo junto a los bordillos).

Sin más dilación pasamos a acomodarnos en sus deportivos asientos, creados por Peugeot Sport y tapizados en Alcántara y tejido TEP. Hay pequeñas pinceladas estéticas que lo diferencian de un Peugeot 208 GTi "a secas", pero en definitiva, el puesto de conducción es idéntico, con un pequeño volante y unos relojes que se ven por encima de él. La habitabilidad no varía respecto a cualquier 208.

Un propulsor remodelado

Ponemos en marcha su remodelado propulsor 1.6 THP, el cual recibe mejoras para además de hacerlo más potente, lo hace más eficiente. Suma Stop&Start y recomendador de marcha, de manera que ahora cumple la norma Euro6 de emisiones contaminantes y su consumo baja de los 5,9 l/100 km que homologa un Peugeot 208 GTi, a los 5,4 de este 30th. También sus emisiones pasan de 139 a 125 g/km de CO2, por lo que en el caso de este 30th podemos acogernos al Plan PIVE, mientras que el GTi normal no. Pero rodando en un circuito, nuestra cabeza no está precisamente pensando en hacer consumos.

Un precio ajustado a su exclusividad

Decir que Peugeot pide por cada uno de estos 208 GTi 30th nada menos que 26.780 euros, pero como hemos dicho, si nos acogemos al PIVE se nos queda en 24.522 euros, un precio bastante ajustado si tenemos en cuenta su exclusividad y las dósis de deportividad que es capaz de transmitirnos.

Gana 8 CV adicionales

Lo que verdad importa es ver cómo la mano de Peugeot Sport se hace notar en este renovado propulsor que llega a ofrecer 270 CV en los Peugeot RCZ-R. En este caso su potencia no es tan desmesurada y escala de 200 a 208 CV como guiño al nombre del modelo, mientras que su par máximo pasa de 28,0 a 30,6 mkg. Sinceramente este aumento de potencia se nota poco, pues ya los 200 CV del 208 GTi empujan con mucha energía. Y es que también los tuvimos ocasión de poder conducirlos en circuito. Además este 30th pesa 25 kilos más, por lo que presenta una relación peso/potencia de 6,05 kg/CV, por los 7,17 de un Peugeot 208 GTi de 200 CV.

Ambos firman una velocidad máxima de 230 km/h, pero a la hora de acelerar de 0 a 100 km/h, este 30th necesita 6,5 segundos, mientras que el de 200 CV demanda 6,8 segundos. También le rebaja tres décimas para hacer los 1.000 metros.

Este remodelado propulsor también estrena una nueva inyección directa y un sistema de escape que tampoco potencia en exceso el sonido en el habitáculo.

Piezas heredadas del Peugeot RCZ-R

Ahora bien, la mano de Peugeot Sport se nota, y este 208 GTi 30th es más serio. Hereda del Peugeot RCZ-R su cambio manual de 6 velocidades (los desarrollos son más cortos que en un 208 GTi), y lo que es más importante, su diferencial mecánico Torsen, que ayuda a gestionar la entrega de potencia al asfalto por medio de sus ruedas delanteras. Así, es mucho más eficaz que un 208 GTi, que no equipa ni siquiera diferencial electrónico, últimamente tan de moda.

Cuando verdadéramente se nota la acción de este autoblocante mecánico es al desconectar el ESP, pues este 30th apenas pierde tracción al salir de las curvas, incluso con el asfalto húmedio, mientras que al entrar en ellas también arañamos segundos, pues equipa un equipo de frenos donde delante encontramos discos de 323 milímetros, que son "mordidos" por unas pinzas Brembo con cuatro pistones.

Peugeot Sport también ha trabajado en el chasis

Sus neumáticos Michelin Pilot Super Sport en medida 205/40 R18, también ayudan, mientras que la puesta a punto del chasis adquiere unos muelles más firmes y recortados 10 milímetros, unas barras estabilizadoras nuevas, además de que se han variado las vías y la convergencia de la suspensión. Por último, el ESP y el control de tracción se han reprogramado.

Todo ello permite disfrutar como niños de treinta años cuando rodamos en un circuito, pero nos hubiera gustado poderlo sacar a carretera abierta para comprobar si este 208 GTi 30th es realmente es utilizable a diario por suspensiones, y si de verdad se ahorra gracias al nuevo Stop&Start.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon