viernes, 30 septiembre 2022

El nuevo Ariel es tan rápido como un Chiron y esconde una turbina

Hipercar. Así es como la compañía británica Ariel ha bautizado a su última criatura, llamada a dejar en evidencia a sus actuales hermanos. Y es que como sabrás, ellos también ofrecen los imponentes Atom y Nomad, vehículos solo para amantes de la conducción.

Este nuevo Ariel Hipercar en realidad va a contar con otro nombre cuando se ponga a la venta como coche de producción. Eso dicen que sucederá en unos 18 meses, porque la compañía británica ahora acaba de arrancar con la fase de pruebas con esta primera unidad, que han ensamblado de forma artesanal. Y como te puedes imaginar, este Hipercar es mucho más que un Atom con techo y puertas. Este Hipercar es una máquina mucho más salvaje.

El último Ariel ofrece prestaciones de Bugatti Chiron

Ariel Hipercar. Imagen estudio.

Salvaje hasta el punto de que su mecánica es capaz de generar cerca de 1.200 CV de potencia, permitiendo que este Ariel Hipercar pueda acelerar de 0 a 100 km/h en cuestión de 2,1 segundos. La compañía británica también confirma un tiempo de 4,4 segundos para acelerar de 0 a 160 km/h, mientras que recupera entre 100 y 200 km/h en apenas 3,5 segundos. Y para que lo tengas en cuenta, eso son cifras en las que también se mueve un deportivo de la talla del Bugatti Chiron.

Para concebir este Hipercar, los ingenieros de Ariel han tomado como punto de partida un chasis de aluminio con unas subestructuras desmontables. Es una configuración muy diferente al chasis tubular que utilizan los Ariel Atom y Ariel Nomad, además de que sobre ella hay una carrocería de fibra de carbono, que también forma parte de esa estructura. En el exterior hay unas puertas con un sistema de apertura de mariposa, infinidad de componentes aerodinámicos… Todo lo necesario para optimizar el comportamiento dinámico de este bólido.

Tiene cuatro motores eléctricos y cerca de 1.200 CV

Ariel Hipercar. Imagen chasis.

Si todo esto ya le permite ser muy diferente a los actuales modelos que Ariel tiene en su gama, el Hipercar se distancia de sus hermanos cuando se analiza lo que esconde bajo la piel. Aquí ya no encontramos los sensacionales motores Honda en configuraciones atmosférica y sobrealimentada. Tampoco un extraordinario V8 creado por ellos mismos y empleado un poco más de un puñado de unidades. Y es que el Ariel Hipercar abandona la combustión interna para entrar de lleno en el mundo eléctrico.

En cada una de las cuatro ruedas de este Hipercar se ha instalado un motor eléctrico. Cada uno de ellos es capaz de proporcionar un total de 220 kW de potencia (299 CV) y 450 Nm de par motor. Para que te ahorres el tener que sumar, ya te digo que eso se traduce en un total de 880 kW de potencia (1.197 CV) y de 1.800 Nm de par motor. De ahí las extraordinarias prestaciones de las que hablábamos anteriormente.

Llegará una versión ‘light’ de este Ariel Hipercar

Ariel Hipercar. Imagen movimiento.

Para mantener todo ello bajo control, este Ariel Hipercar presenta un avanzado sistema de control de tracción ajustable y creado para la ocasión. También esas llantas vienen calzadas con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, dejando como opción la versión 2R, prácticamente de competición. Si la idea de tener que lidiar con cerca de 1.200 CV de potencia todos los días te pone los pelos de punta, que sepas que Ariel tiene un ‘as’ en la manga. Y es que la casa británica dice que ofrecerá en un futura una versión más civilizada de este Hipercar. Esta contará con dos motores en el eje trasero, de forma que se conformará con 440 kW de potencia (598 CV) y con 900 Nm de par motor. Y aún así, este Ariel Hipercar ‘light’ seguro que ofrecerá brillantes prestaciones.

Para alimentar a sus cuatro motores el Hipercar esconde una batería con 62 kWh de capacidad y con tecnología de 800 voltios. Esta le asegura una autonomía de 240 kilómetros en ciclo WLTP, que no es una cifra como para tirar cohetes. Sin embargo los largos desplazamientos no son el objetivo primordial de este bólido eléctrico. Que también puede afrontarlos gracias al secreto que esconde tras sus dos asientos. Y es que ahí Ariel ofrece la opción de poder instalar una pequeña turbina desarrollada por el especialista Cosworth.

Cosworth ha creado una turbina para este Hipercar

Ariel Hipercar. Imagen turbina.

Este componente suma menos de 50 kilos y tiene una potencia de 35 kW (48 CV). Aunque su principal función es la de generar energía para mover sus motores eléctricos, siendo una opción más compacta y ligera que cualquier otra alternativa. Además de que Ariel asegura que esta turbina puede funcionar con hidrógeno para convertir a este Hipercar en un verdadero ‘0 emisiones’.

El único ‘pero’ que se le puede poner a la última maravilla del fabricante británico es que la llegada de toda esta tecnología aumenta su peso. Si un Atom se conforma con menos de 600 kilos, este nuevo Hipercar se va por encima de los 1.500 kilos en su versión con tracción a las cuatro ruedas. Dinámicamente se sentirá muy diferente a un Atom, pero esas nuevas sensaciones se verán contrarrestadas con las prestaciones que ofrecerá a sus ocupantes.

El futuro Ariel podría costar un millón de libras

Ariel Hipercar. Imagen estática.

La casa británica asegura que su futuro Hipercar estará homologado para circular por carreteras de Europa y de Australia. Además sus precios no han sido anunciados, aunque suenan rumores de que podría tener un precio de partida entorno al millón de libras (1,15 millones de euros)… Y ahí también se distancia bastante de lo que Ariel ha venido ofreciendo hasta la fecha.