domingo, 5 febrero 2023

Neumáticos de invierno: estas son sus particularidades

Con la llegada del invierno muchos conductores, especialmente los que viven en climas muy fríos donde las heladas y la nieve son una constante, apuestan por montar neumáticos de invierno en sus vehículos. Este tipo de ruedas está especialmente diseñada para soportar las situaciones de frío más extremas, y garantizar cierto margen de seguridad en carreteras húmedas, nevadas y heladas. Algo que no te pueden garantizar los neumáticos tradicionales.

Estas ruedas se diferencian del resto, principalmente, en la banda de rodadura, pero también tienen otras características que las hacen ideales para esta época del año. Te contamos todo acerca de estos neumáticos tan poco conocidos en nuestro país, y tan necesarios en otros lugares.

¿En qué se diferencian los neumáticos de invierno de los convencionales?

El neumático de invierno tiene su principal seguro en las bandas de rodadura. Esta zona incluye un sistema de hendiduras y láminas diferente que el de los neumáticos convencionales, para asegurar un buen agarre en condiciones complicadas. Por eso, su banda de rodadura incluye un mayor número de aristas que las normales. También cuenta con laminillas autoblocantes, pensadas para incrementar la adherencia en asfaltos helados o mojados.

Los compuestos de goma que se utilizan para su fabricación también son diferentes respecto a los neumáticos convencionales. Tienen mucha más adherencia que las ruedas de verano, que pierden eficacia en superficies con temperaturas inferiores a 7°C.

invierno