lunes, 28 noviembre 2022

Bañador, bikini y chanclas: los complementos playeros a evitar si no quieres una multa de la DGT

Bañador, dos piezas y chanclas: los cómplices de la orilla del mar de los que hay que alejarse en caso de no querer una multa de la DGT al volante.

En esta época se producen un gran número de viajes y escapadas. Numerosos españoles eligen la costa para relajarse en esta época de verano, es igualmente posible que una y otra vez un conductor reciba una sorprendente multa por conducir con vestimenta poco adecuada como trajes de baño, espaldas o bañadores.

Por ejemplo, adecuada en la playa no está permitida para conducir. El calzado de verano, como las chanclas, puede provocar una falta de tacto con los pedales y puede quedar atrapado e impedirle responder en una circunstancia de sobresalto. En la mayoría de los países europeos no es un multa como tal, sin embargo. Conducir con ellas o sin zapatos puede acarrear una multa, ya que los policías podrían identificarlo como una disminución de margen de movimientos al volante.

Del calzado a la Multa

De calzado a la multa

El tipo de calzado que llevemos puede influir en el tiempo que nos hace pisar el freno y en la distancia que tardaremos en evitar nuestro vehículo desde el momento en que distingamos un peligro. Debemos huir de cualquier calzado que restrinja nuestros movimientos y uno cerrado con o sin cordones es mucho más apropiado.

En caso de no hacer caso a esta recomendación y conducir con chaclas, podría dar lugar a una multa de 80 euros.