Mercedes Clase B. La estrella de los monovolumen
DESDE 28.125 EUROS

Mercedes Clase B. La estrella de los monovolumen

Mercedes comienza la venta del renovado Clase B, un monovolumen de 4,39 metros que presume con un habitáculo espacioso y funcional. Suma elementos de confort y seguridad y propulsores de gasolina, diésel y versiones 4Matic.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

23 de Octubre 2014 13:33

Comparte este artículo: 0 0

La llegada de los nuevos compactos de Mercedes Benz han potenciado fuertemente las ventas de la marca de la estrella (a dia de hoy, Mercedes ha vendido las mismas unidades que en todo el año 2013). A los actuales Mercedes Clase A, CLA, GLA y este Clase B, se le sumará en la próxima primavera el CLA Shooting Brake, creando una familia de compactos compuesta por cinco integrantes.

Rival del BMW Serie 2 Active Tourer

De todos estos compactos, el Mercedes Clase B fue el primero en aparecer, y ahora la estética de este monvolumen compacto (es cuatro centímetros más largo que un BMW Serie 2 Active Tourer) se actualiza para asemejarse a sus hermanos de gama, con un aire sobre todo, mucho más deportivo, dinámico y juvenil, público al que quieren atraer con sus nuevos productos.

Style, Urban y AMG Line son las líneas de acabado que ofrece el remodelado Mercedes Clase B (la primera de ellas es de serie, mientras que las últimas cuestan 720 y 2.100 euros respectivamente), que van de lo clásico a lo deportivo, dependiendo de los gustos o necesidades del cliente de este monovolumen. Ahora todos los Mercedes Clase B equipan de serie faros LED, y también el Collision Prevention Assist Plus, que mide la distancia con el vehículo que nos precede e incluso detiene nuestro vehículo en caso de que el conductor no actúe a tiempo. Mercedes afirma que los accidentes por alcance con un vehículo de su marca involucrado en el mismo, se han reducido un 14 por cien desde el año 2011.

Interior amplio y funcional

El habitáculo también recibe pequeños cambios en diseño y calidad, pero sin afectar a su funcionalidad, con un maletero espacioso (oscila entre los 488 y los 1.1.547 litros) y unas plazas traseras amplias, las cuales mejorarían si se hubieran equipado con unos asientos individuales y no con una banqueta desplazable de dos piezas, la cual es opcional, así como el asiento del acompañante abatible para poder introducir objetos largos. En su interior, algo que cambiaríamos sería la pantalla central, que puede ser de 7 u 8 pulgadas dependiendo del sistema de entretenimiento elegido, la cual queda demasiado expuesta. También hay multitud de huecos interiores para dejar pequeños objetos. Los renovados Mercedes Clase B pueden equiparse con el sistema de apertura y arranque sin llave.

Motores eficientes y con cambio 7G-DCT

La gama mecánica es muy completa, con cuatro propulsores de gasolina y tres diésel (también llega una versión impulsada por gas natural, además de un Clase B eléctrico). Todos los propulsores cuentan con turbo e inyección directa, además de con sistema de arranque y parada automático ECO, por lo que la eficiencia es una de sus cartas de presentación. También todos pueden equipar el cambio 7G-DCT, un cambio de doble embrague y siete velocidades cuyo selector se ubica en la columna de dirección, liberando espacio en la consola central.

Novedades en la gama son la llegada de las versiones con tracción total 4Matic, un elemento que también estrenó hace poco tiempo el Mercedes Clase A y que apuesta por un sistema Haldex. De esta manera se amplía la funcionalidad del Mercedes Clase B, y precisamente fueron las versiones que tuvimos ocasión de conducir, combinadas con los motores 250 y 220 CDI (también se ofrece con el 200 CDI).

El primero de ellos ofrece prestaciones de deportivo, ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y alcanzar los 235 km/h, mientras que el diésel no se queda atrás con una punta de 220 km/h y un registro de 8,3 segundos para realizar la misma aceleración, pero su refinamiento y sonoridad son mejorables, aunque nos obsequia con un consumo más ajustado (medimos 6,2 l/100 km por los 7,8 l/100 km del 250, cuando homologan 5,0 y 6,6 l/100 km respectivamente). Eso sí, al superar en el caso del B 220 CDI los 120 g/km de CO2, paga impuesto de matriculación y la opción 4Matic se dispara hasta los 3.775 euros, que llegan a convertirse en 5.825 en el caso de los 200 CDI que además añaden el cambio 7G-DCT frente al manual.

Eficientes versiones BlueEFFICIENCY EDITION

Mercedes ofrece en gasolina las versiones 180, 200, 220 y 250, mientras que la gama diésel se compone de los 180 CDI, 200 CDI y 220 CDI. De ambos 180, Mercedes ofrece unas versiones BlueEFFICIENCY EDITION, con cambios en la electrónica, en la caja de cambios y en la aerodinámica, con un Cx de sólo 0,25. Estas versiones homologan unos consumos de 5,2 y 3,6 l/100 km respectivamente.

El comportamiento de los Mercedes Clase B es intachable, apartado en el que destaca si lo equipamos con el AMG Line, que suma unas suspensiones deportivas, discos delanteros perforados, neumáticos 225/45 R18... Eso sí, ningun Mercedes Clase B ofrece la posibilidad de ser equipado con un mando desde el que poder variar los diferentes modos del cambio, la suspensión o la gestión del motor, algo ya habitual en los vehículos más modernos (sí equipa un botón en los automáticos con el que gestionar el cambio de forma manual, deportiva o eficiente).

Los precios del nuevo Mercedes Clase B oscilan entre los 28.125 euros de los B180 CDI (equipan el motor 1.5 dCi de origen Renault) y los 40.250 euros del B 220 CDI 4Matic, lo que vienen a ser unos 1.500 euros más que un Clase A equivalente.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon