miércoles, 7 diciembre 2022

Mercedes-Benz Vision Tokyo. Máxima tecnología para el monovolumen del futuro

Seguro que todos recordais el Mercedes F015 Luxury in Motion que la firma de la estrella presentó en el pasado CES de Las Vegas. Un vehículo adelantado a su tiempo que apostaba por la conducción autónoma y por un sistema de propulsión por hidrógeno capaz de proporcionar una autonomía de 1.100 kilómetros.

Ahora Mercedes-Benz traslada toda la tecnología de aquel prototipo al segmento de los monovolumen para crear este sorprendente Mercedes-Benz Vision Tokyo que ha sido presentado precisamente en el Salón de Tokio.

10 centímetros más corto que un Clase V

Inicialmente, cuando Mercedes mostró los primeros bocetos de este Vision Tokyo apostábamos por un monovolumen compacto, una nueva creación que podría adelantar un futuro rival para los BMW Serie 2 Active Tourer, pero al final nos hemos equivocado, pues su deportiva carrocería, pintada en un singular tono plata Alubeam se estira hasta los 4,80 metros de longitud. También hay que decir que mide 2,10 metros de ancho y 1,60 metros de alto. Como buen concept que es, este Mercedes-Benz Vision Tokyo presenta detalles que realzan su caracter de futurista, como son los pilotos posteriores integrados en la luna trasera, las impresionantes llantas de 26 pulgadas o la puerta que da acceso a su habitáculo y que presenta una apertura de tipo «ala de gaviota», pero de enormes dimensiones.

Su habitáculo ha sido ideado como una confortable sala de estar, con cinco plazas distribuidas a modo de asiento que recorre todo su habitáculo. Y es que este Mercedes-Benz Vision Tokyo apuesta por la conducción autónoma y el «conductor» será un mero espectador que podrá charlar e interactuar con el resto de ocupantes. Ahora bien, también ofrece la posibilidad de «ser conducido» y en ese caso volante y pedales emergen de su escondite, del mismo modo que uno de sus asientos gira para ofrecer un puesto de conducción en el que toda la información es proyectada a modo de holograma sobre la luna delantera. El futuro al poder.

Interior de ciencia ficción

Las diferentes pantallas del exterior también permitirán interactuar con el resto de usuarios de la vía al igual que sucedía con el Mercedes F015 Luxury In Motion, del que también hereda su arsenal de sensores para conducir de forma autónoma.

El habitáculo de este prototipo de Mercedes-Benz está repleto de pantallas táctiles para controlar el sistema de navegación, el sistema multimedia o la conectividad con soportes digitales, pero el elemento más llamativo sin duda es el reproductor de hologramas que hay instalado a los pies de sus ocupantes y que proyecta imágenes en 3D que son táctiles para trasladarnos al futuro más inmediato e interactuar con el propio vehículo.

Para impulsar este sorprendente Mercedes-Benz Vision Tokyo, la firma de la estrella apuesta por sofisticado sistema híbrido de alta tecnología, pues combina unas baterías que se pueden recargar en un enchufe doméstico y con las que se pueden recorrer hasta 190 kilómetros, con un sistema de pila de combustible alimentado por hidrógeno y que dan para circular otros 790 kilómetros, por lo que su autonomía máxima se cifra en unos sorprendentes 980 kilómetros, siempre con cero emisiones. Ahora bien su potencia se desconoce, pero será más que suficiente para impulsar este futurista monovolumen.