miércoles, 6 julio 2022

Mercedes-Benz eSprinter. La segunda generación pasa frío en Suecia

La división de vehículos comerciales de Mercedes-Benz ya desveló algunos detalles a finales del pasado año acerca de su futuro Mercedes-Benz eSprinter. Pero ahora la compañía alemana va un paso más allá con su futuro comercial eléctrico, desvelando algunos de los resultados obtenidos sobre las frías carreteras de Arjeplog, Suecia.

Cierto es que estas imágenes ofrecidas por la firma de la estrella sobre la segunda generación de su Mercedes-Benz eSprinter no son precisamente reveladoras, pero lo importante es que este futuro vehículo ha sido sometido a una variedad de ensayos y pruebas para examinar los 'efectos del frió extremo en su conducción, ergonomía, gestión térmica y confort en la cabina'. La casa alemana también ha supervisado importantes apartados como el rendimiento mecánico, así como el trabajo de su sistema de climatización, el comportamiento dinámico y los tiempos y potencias de recarga de sus baterías cuando estas trabajan por debajo de los -30º centígrados.

En 2023 empiezan a fabricar este Mercedes-Benz eSprinter

Mercedes-Benz mantiene en absoluto secreto las especificaciones de su futuro Mercedes-Benz eSprinter, pero se sabe que sobre su nueva plataforma ahora se van a ofrecer tres paquetes de baterías diferentes (el actual Mercedes-Benz eSprinter se ofrece con baterías de 41 y 55 kWh de capacidad, que se traducen en autonomías de 120 y 168 kilómetros respectivamente en ciclo WLTP). Este futuro eSprinter también se va a comercializar con diferentes tipos de carrocería, que van desde la típica silueta de furgoneta tradicional, hasta la opción de chasis cabina para una futura transformación al gusto del cliente. Gracias a ello la futura eSprinter ofrecerá 'más del doble' de opciones de personalización que la actual generación.

La casa alemana ha anunciado que este nuevo Mercedes-Benz eSprinter comenzará a fabricarse en la planta que tienen en Charleston, Carolina del Sur, en la segunda mitad de 2023. Posteriormente entrará a producirse en sus plantas de Dusseldorf y Ludwigsfelde para llegar al resto del mundo.

A pesar de su apuesta por la electrificación pura y dura, la casa alemana ha confirmado que su división de vehículos comerciales no será exclusivamente eléctrica, porque se mantendrán las mecánicas de combustión interna para los mercados y regiones donde las condiciones no permitan la circulación sin trabas de sus comerciales eléctricos.