Mercedes-Benz Clase A y Clase B. Híbridos enchufables con clase
HASTA 75 KM DE AUTONOMÍA ELÉCTRICA

Mercedes-Benz Clase A y Clase B. Híbridos enchufables con clase

Mercedes-Benz continúa con su estrategia de futuro ofreciendo ahora el Clase A y el Clase B en sus versiones híbridas enchufables. Se espera que a lo largo de 2019 ofrezca más de 10 modelos híbridos enchufables.

Santiago Casero

19 de Agosto 2019 18:00

Comparte este artículo: 26 2

A la larga lista de modelos que ofrece la firma de germana Mercedes-Benz, ahora hay que añadir dos nuevos miembros a la familia, más concretamente a la familia híbrida enchufable. Se trata de los nuevos Clase A y Clase B. Estos dos compactos vehículos de la marca de la estrella se suman a los ya existentes como son el Clase E, el C o la Clase S.

Los nuevos modelos, que se encuentran bajo el sello EQ Power, pertenecen a las clases A y B de Mercedes. Salen a la venta 3 modelos de estas dos clases; el A 250 e, el A 250 e Berlina y el B 250 e. Los dos modelos de la clase A se pueden adquirir ya a un precio de 36.943 € y 37.300 € para la versión Berlina. El B 250 e saldrá a la venta unas semanas más tarde. Estos 2 nuevos modelos no hacen más que reafirmar la apuesta de la marca en los modelos híbridos enchufables ya que la empresa tiene previsto ampliar la oferta a más de 20 variantes hasta 2020.

Los datos

Estos nuevos compactos con EQ Power están dotados de prestaciones suficientes que hacen que el placer de conducción recaiga sobre todo en su modo eléctrico y ha tenido gran peso la utilidad y uso cotidiano que se les dará a esta clase de vehículos. Estos aspectos quedan patentes si se echa un pequeño vistazo a alguno de los aspectos destacados de sendos modelos:

- 70-75 km de autonomía en modo eléctrico.

- 75 kW de potencia eléctrica.

- 160 kW (218 CV) de potencia total.

- 450 Nm de par motor.

- Velocidad máxima de 140 km/h en eléctrico y 235 km/h de valor absoluto.

- De 0 a 100 km/h en 6,6 segundos.

Estos remarcables datos se obtienen gracias a sus motores, tanto el eléctrico como el convencional y a una caja de cambios de doble embrague 8F-DCT. El motor eléctrico, que desarrolla 75 kW, junto con el motor de 4 cilindros, alcanzan una potencia conjunta de 218 CV, y gracias al motor eléctrico EQ Power, el Clase A y el Clase B reaccionan de forma realmente espontánea al contacto con el acelerador, brindando así unas sensaciones de conducción considerables.

Estos modelos cuentan con Mercedes me Charge. Este sistema pone a disposción de los conductores de un modelo híbrido enchufable, un acceso preferente a una de las redes de carga más amplias del mundo, con más de 300 operadores a lo largo de toda Europa. La tarjeta de carga Mercedes me Charge les franquea un acceso cómodo a los postes de carga utilizando la Mercedes me App o directamente desde el sistema de navegación del vehículo.

El acumulador eléctrico es una batería de alto voltaje de iones de litio que dispone de una capacidad total aproximada de 15,6 kW y que puede cargarse por conexión a una fuente externa de electricidad. Los modelos de la Clase A y B pueden cargarse tanto por corriente continua como por alterna. Si los vehículos se conectan a una wallbox de 7,4 kW pueden cargarse con corriente alterna en 1 hora y 45 minutos. Si se conectan por el contrario a una fuente de corriente continua, el tiempo de carga es de unos 25 minutos para pasar de un 10 a un 80%. Estas baterías se refrigeran por agua y su peso total es de unos 150 kg.

Innovando para conservar

Cabe destacar que Mercedes-Benz ha querido innovar a la hora de distribuir componentes en estos modelos. El sistema de escape no llega hasta el extremo trasero, sino que acaba en la mitad del vehículo, bajo el suelo. Esto permite que el silenciador trasero se integre en el tunel central y deje espacio atrás para que el depósito de combustible se coloque en el espacio de montaje del eje trasero. En consecuencia, se puede almacenar la batería bajo los asientos traseros. El beneficio de todo esto es que el volumen del maletero del A 250 e y el B 250 e no disminuye prácticamente con respecto a los modelos de propulsión convencional, buen trabajo Mercedes.

Los nuevos modelos híbridos enchufables de Mercedes-Benz disponen de los nuevos programas de conducción ''Electric'' y ''Battery Level''. En el programa ''electric'' se disfruta de las prestaciones máximas de la propulsión eléctrica. El motor de combustión no se conecta nunca si el conductor activa el ''kick-down'' pisando el acelerador. Además, en el modo ''electric'' se puede seleccionar la intensidad de recuperación de energía mediante las levas situadas detrás del volante. Estas levas permiten seleccionar 5 niveles diferentes de recuperación de energía. A esto se suman también los programas de conducción Comfort, Eco y Sport.

Un elemento importante en cuanto a confort es la preclimatización antes de arrancar el vehículo. Podemos hacer esto cómodamente mediante nuestro smartphone y así disponer de una temperatura previamente seleccionada antes de entrar en el habitáculo.

Mercedes-Benz pone así a disposición de sus clientes lo mejor de dos mundos. Los vehículos híbridos enchufables pueden circular en ciudad con una propulsión únicamente eléctrica y en largos recorridos se benefician de la mayor autonomía que permite el motor de combustión interna.

EQ Power además, es sinónimo de dinamismo, ya que EQ Power representa la tecnología híbrida de altas prestaciones que Mercedes AMG utiliza actualmente con grandísimo éxito en la Fórmula 1 y que ofrecerá en el futuro también en sus modelos de calle.

Mercedes apuesta pues por una movilidad alternativa, dinámica, lujosa y sobre todo, sin perder un ápice de la raza que ha caracterizado a esta firma de lujo y que, para muchos, sigue innovando y renovándose, año tras año.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon