Mercedes-AMG GT 4. Máximas sensaciones para cuatro... o cinco
DE 435 A 640 CV

Mercedes-AMG GT 4. Máximas sensaciones para cuatro... o cinco

Saluda a la última criatura desarrollada por los especialistas de AMG en Affalterbach. Este impresionante AMG GT 4 deriva de su versión de dos plazas y añade un extra de diversión para los ocupantes traseros.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

7 de Marzo 2018 12:30

Comparte este artículo: 99 10

Por fin, tras una larga espera podemos saludar al impresionante Mercedes-AMG GT 4, una criatura desarrollada por los especialistas de AMG en Affalterbach y que tiene al nuevo Porsche Panamera en el punto de mira.

Para comenzar resaltar que este deportivo no lo podemos definir como coupé, pues cuenta con cuatro puertas sin marco y un funcional portón posterior, además de que presenta la particularidad de poderse adquirir con cuatro o con cinco plazas.

Disponible con cuatro o cinco plazas

Estéticamente recibe una clara influencia de los radicales Mercedes-AMG GT, pero se añaden dos puertas más para facilitar el acceso a las plazas posteriores. Y sí, el cliente puede adquirirlo con dos asientos individuales detrás separados por una consola central donde encontraremos una pantalla para controlar diferentes funciones del vehículo, pero también por una clásica banqueta con tres plazas. Tras estos asientos encontraremos un maletero con 395 litros de capacidad, a los que hay que sumar otros 60 litros de su doble fondo. El portón posterior incluso ofrecerá un sistema de apertura eléctrica con función 'manos libres'.

Detrás se puede configurar con una banqueta de tres plazas o con dos asientos individuales separados por una consola central. En ambos casos se cuenta con respaldos abatibles y tras ellos hay un maletero con 395 litros de capacidad.Detrás se puede configurar con una banqueta de tres plazas o con dos asientos individuales separados por una consola central. En ambos casos se cuenta con respaldos abatibles y tras ellos hay un maletero con 395 litros de capacidad.

Para desarrollarlo no han tomado como punto de partida el mencionado Mercedes-AMG GT, sino la base del nuevo Mercedes CLS, la cual ha sido revisada profundamente y adaptada para contar con elementos como son la dirección en el eje posterior.

435, 585 y 640 CV de potencia

Como buen máquina desarrollada en Affalterbach, la potencia se ha tenido especialmente en cuenta y por eso la versión de 'acceso' apuesta por el corazón 53 4Matic. Se trata del mismo 3.0 de seis cilindros en línea que mueve a los Mercedes-AMG CLS 53 4Matic y que añade sobrealimentación y un compresor eléctrico, sin olvidarnos de la tecnología de 48 voltios EQ Boost. Gracias a todo ello, genera 435 CV de potencia (hay que sumar otros 22 CV del motor de arranque del mencionado EQ Boost) y los envía a las cuatro ruedas por medio de una transmisión 9G-Tronic con embrague y no con convertidor de par. Así, esta criatura alcanza los 285 km/h de velocidad punta y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4,5 segundos.

Como no puede ser de otra manera en un modelo firmado por AMG, bajo su largo capó delantero se esconden poderosos motores, que erogan 435, 585 y 640 CV de potencia. Siempre asociados a la tracción total 4Matic y a un cambio de 9 marchas.Como no puede ser de otra manera en un modelo firmado por AMG, bajo su largo capó delantero se esconden poderosos motores, que erogan 435, 585 y 640 CV de potencia. Siempre asociados a la tracción total 4Matic y a un cambio de 9 marchas.

Por encima encontraremos los 63 y 63 S, que recurren al conocido 4.0 V8 Biturbo y que erogan 585 y 640 CV de potencia respectivamente (también proporcionan 800 y 900 Nm de par motor). Esta mecánica añade desconexión de cilindros, usan el mismo cambio automático antes mencionado y tienen tracción total, con la diferencia que el más potente añade un diferencial trasero autoblocante, opcional para el resto, además del programa 'Drift Mode'.

La versión de 585 CV acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanza 310 km/h, mientras que el más potente necesita 3,2 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y llega a los 315 km/h.

Para optimizar su dinámica, este Mercedes-AMG GT 4 añade un selector con seis modos de funcionamiento y también presume de contar con un avanzado sistema de aerodinámica activa donde cobra protagonismo el alerón posterior, que ajusta su inclinación acorde a la velocidad o al estado de la dirección. Si bien, este último puede ser reemplazado por un ala fija, que también puede ser de fibra de carbono.

El puesto de conducción es sumamente deportivo y las versiones con motor V8 equiparán de serie la doble pantalla de 12,3 pulgadas (en los AMG 53 4Matic se mantienen los relojes analógicos), que se puede personalizar en tres modos diferentes. Este Mercedes-AMG GT 4 estrena unos nuevos mandos táctiles en la consola central para regular algunos reglajes y que también se trasladan a su deportivo volante, para que sólo estés pendiente de la conducción, y en ocasiones, de si los niños dan guerra detrás.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon